Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Internacional

Todos contra todos Y cada cual cree estar en poder de la verdad

No entiendo nada. Cada vez son más los espacios dedicados -a  los "llamados" medios de Comunicación. Esto tendría que aportar mayores conocimientos  a quienes los escuchan. Y no es así. La culpa, desde luego, está en el escasísimo conocimiento de lo que dicen los que hablan y, en consecuencia, las decisiones falsas que se transmiten para que se vayan agrandando.

Actualizado 15 abril 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Pablo J. de Irazazábal
  
Ahora todo el mundo parece saber de todo y estar en condiciones de transmitir su conocimiento. Me van a permitir lo que, en el norte, suele llamarse “un farol”. Escribí mi primer artículo en Londres  en 1952,--creo que, de eso hacen 64 años--en la conmemoración de los festejos de la boda de Isabel Alejandra María Windsor con Felipe de Montballar. La Reina ha cumplido ya los 90 años y su marido la supera en casi 5. Como, por mi fortuna, he seguido escribiendo en el mismo campo –información internacional—quiere decir que han sido bastantes las personas que he podido conocer y bastantes los lugares que he visitado.
Recuerdo, en Estocolmo, cómo al saber que había un español en la cárcel y queriendo aliviar sus penas, al preguntar si podíamos verle, el Jefe de la Prisión, después de consultar sus notas, nos respondió tranquilamente: “Claro que pueden verle. Pero hoy, no. Hoy es jueves y los jueves suele dedicarlos a visitar Museos”.

Charlando con el Secretario General de la NATO –España no había ingresado en la Organización-- se esforzaba en convencerme de sus maravillas y tuve que advertirle que no era yo quien decidía el ingreso en la “NABO” (que así se llama en Bruselas), sino mi Gobierno.
Menos cordial fué la visita a Olof Palme, cuando no dejé de reprocharle su conducta mendigando con unas cajas “una limosna para la libertad de España”. Su respuesta no fué muy convincente: “Me pareció gracioso”. Y no le gustó que yo entendiese como extraña la forma de divertirse.
 
Muy cordial y muy simpática resultó, en cambio, la entrevista con el Rey Hussein de Jordania. Solicité verle y uno de sus ayudantes me recordó que debía hacerlo por quintuplicado y esperar a que me avisaran. Después de esperar otros cinco días, recibí la venia en el Palacio de Primavera. Y nuestro equipo esperó muy poco tiempo. Antes de acudir a su asiento saludó personalmente a cada uno de los forasteros, estrechando con fuerza una mano de aviador profesional.
Cuando le expliqué que había tenido que rellenar, por quintuplicado, mi petición, sonrió –como diciendo-- “¡Qué tontería!”, añadiendo: “Yo no he recibido nada”. Entonces, la tontería fue la mía, porque dije: “Ahora ¿qué hacemos?” , a lo que contestó con sencillez: “¡Muy fácil!. Pregunte usted lo que quiera, que yo contestaré lo que me parezca bien”. Zanjada la dificultad y despedida afectuosa con la mano de aviador.
En tiempos de Lyndon Johnson –y muy cerca de él, que andaba transportando sillas, también los Presidentes curran—me he fumado un buen tabaco de pipa en la Casa Blanca, mientras charlaba con su Secretario de Prensa.
He viajado a Vietnam y he visto arder el corazón de un Bonzo, que se inmolaba ante la Catedral de Saigón quién sabe por qué.
 
Y, lo más insólito, ¡he sido espiado en Watergate!. El 17 de junio de 1974, trabajando para un reportaje  sobre las Elecciones norteamericanas, – y mientras esperaba con el equipo en una sala de ex-Presidentes de Prensa Demócratas alguién se quejó de dificultades, pues todo eran fotografías, más o menos iguales. Sugerí que utilizáramos mecheros que,hacían cambiar de posición las fotos y facilitaban el trabajo.
Así se hizo y alguno, sin darle demasiada importancia, comentó: “Mira que, ¿''si al levantar las fotos, nos encontramos con “elementos” de espionaje ?.” Risas y a trabajar.
Pero, a la mañana siguiente, los periódicos titulaban:
               ¡¡¡¡ Escándalo en WATERGATE!!!!
y el descubrimiento -el 6 de junio de media docena de cubanos-- que habían trabajado y robado, a favor de los Republicanos. Renuncio a relatarles cómo terminó aquello, especialmente para un posible “impeachment” de Richard Nixon que ,al final no se produjo.
Bueno, habrá que volver al principio. Y decía entonces, y reitero ahora, que todo el mundo parece estar al tanto de todo y contarlo... a su manera.
Donald Trump, que parece ser el origen de todos los males, unos días es bueno.  Otros, no tan malo y otros muchos se dice: no lo hemos sabido comprender.
Los “analistas” atacaron, enseguida, por Londres. La Premier” Theresa May ha dado los suficientes bandazos como para convertir “el brexit” en un futuro británico: mandar siempre sobre los demás y terminar, en cualquier caso, con ventaja para Londres. El vuelo de Trump a la City estaba en marcha. Y, de pronto, se rompió el cable. Ni Trump convenía a los ingleses, ni los ingleses podían aceptar la zafiedad del “traficante”.
Recuerden, también, esa paseata por Europa, en la que cada europeo tenía asignado su papel. Y así quedan en entredicho Italia, Francia... Para algunos, los elegidos son, por supuesto, ninguno de los citados... a utilizar Hay bofetadas para quien creía que Valls estaba señalado o que era Fillon, o que aparecían signos de corrupción, o que amigos de Le Pen empezaban a utilizar la violencia.
Ahora, parece que está claro. En este borboteo de Europa lo que se buscaba –es que no damos a Trump lo que él quiere-- no era este o aquel país-- sino que “quería toda Europa”. Y nos parecía demasiado. Todo quedará mucho más claro esta tarde –día 3 de febrero-- cuando los europeos lo manifiesten en su “Dimensión”.
Entretanto todas “las hazañas” de la Casa Blanca, aunque sean muy peligrosas, se convierten en baladronadas:
• Que si  el Nuevo Secretario de Estado –Tilleron-- será más transigente o menos que John Kerr
• Que Hungría –siempre inclinada a Moscú-- mirará más al Este que al Oeste
• Que en La Valeta (Malta) se mirará con ojos comprensivos a Putin
• Que Peña Nieto ha ganado tiempo en México, compensado por el Este europeo
• Que si son ciertas las desavenencias entre Trump –que está obligado a vivir en la Casa Blanca-- y Melania, que prefiere el “nido” de la Quinta Avenida.
Todo parece reducido a las dos “grandes” verdades  de Donald Trump:
^  “Seremos muy duros con otros países, para que no se aprovechen de Estados Unidos”
^ “El mundo tiene problemas, pero yo voy a arreglarlos”.        
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Internacional

Macron Salva a Europa

¡Vengan ustedes mañana¡ Por si acaso

El futuro del proyecto europeo: de la familia Europea al Brexit

El Trumpismo: Una revolución moderna que nadie entiende

Siguen "locos" los romanos

2016 irrumpe con fuerza

Erre que Erre

Pese a todo...¡Feliz Navidad!

Sí, pero...

Buenas intenciones en el COP21

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L.2004 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS