Las asociaciones discrepan del criterio del ministro Planas

Menos lobos Caperucita.

06 de mayo de 2021

En Nota Oficial, el MAPA nos ha comunicado esta semana que, "el BOE ha publicado hoy la Orden del Ministerio de Hacienda por la que se reducen, para agricultores y ganaderos, los Índices de Rendimiento Neto para el periodo impositivo 2020 en el sistema de estimación objetiva del IRPF (o de módulos). Esta orden recoge la propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), tras recabar los informes de las comunidades autónomas, de minoración de dichos índices.

Compartir en:

El MAPA siguiendo con las formas de comunicar que tiene, el gobierno actual, se muestra absolutamente triunfalista con lo aprobado y no duda en trasladarnos a todos, aunque sus opiniones sean más que discutibles por el sector y sus organizaciones profesionales, la bondad de lo aprobado.
Tras señalar que, “las reducciones aprobadas hoy se suman a la del 20 % aplicada de forma horizontal a todos los agricultores y ganaderos de forma excepcional para ayudar a los sectores especialmente afectados por la actual situación generada por la COVID-19 (Real Decreto-ley 35/2020, de 22 de diciembre) y que “esta rebaja de la base imponible de los declarantes en el régimen de estimación objetiva agraria se calcula en 1.081 millones de euros”, vuelve  a incidir en que, “la reducción de módulos es un importante apoyo para todos los agricultores y ganaderos españoles en un año difícil como el 2020, en el que la producción agraria se ha visto afectada también por problemas de mercado, como los aranceles de Estados Unidos, o por los derivados del cierre de la hostelería como consecuencia de la COVID-19”. 
Además, nos dice el MAPA, “se han tenido en cuenta los daños en el sector agrario por adversidades climáticas como la falta de precipitaciones en el noroeste y en el suroeste peninsular, el exceso de las mismas en amplias zonas del tercio este y en puntos del centro y norte de la península, así como otros episodios extremos, como la tormenta Gloria en enero de 2020”. 

Pero al margen de lo expuesto, al margen de toda política gubernamental, cuya veracidad es de sobra conocida, la realidad de las opiniones del sector, en relación con el Decreto aprobado es muy distinta a la señalada por el Ministerio. 
A pesar de que hace unas semanas Luis Planas anunció en Sevilla la que, según sus propias palabras, sería la orden ministerial con “la mayor rebaja de los módulos de este siglo, las organizaciones agrarias más importantes han multiplicado sus peticiones para que se publique otra orden y se corrijan los errores cometidos.

El presidente de Asaja-Córdoba, considera que, “son insuficientes al no tener en cuenta suficientemente las pérdidas que ha sufrido el sector agrario en el último año, a pesar de la crisis de precios de la mayoría de las producciones agrícolas y ganaderas y el esfuerzo realizado por el sector durante la pandemia del Covid”. “Además lamenta que no se haya cumplido el compromiso anunciado por el ministro Planas hacía dos semanas en Sevilla, (que insistimos, había afirmado que se “trataba de la reducción más importante en este siglo en fiscalidad en el sector agrario”), no se corresponde con lo publicado en el BOE, pues en vacuno y ovino-caprino de leche, olivar, cereales, leguminosas, oleaginosas, cítricos y almendros, suben los módulos con respecto a los que se aplicaron en 2019. En porcino, vacuno y ovino-caprino en extensivo, son iguales a las de 2019.
El presidente considera que “no es justo ni razonable subir impuestos a la renta con respecto a 2019 cuando ha habido pérdidas muy importantes en 2020 en cultivos herbáceos y en el olivar con precios mínimos históricos, y en casi todas las producciones ganaderas, situación que dio lugar a las importantes manifestaciones que se realizaron a principios de 2020 y que se vieron frenadas por el Covid”.

Para ASAJA-Sevilla, no obstante las rebajas anunciadas en la disposición, son muchos los agricultores y los sectores de la provincia que tendrán que tributar por unos ingresos que no han obtenido, puesto que en la orden no se ha contemplado una reducción del módulo del tomate de industria, el algodón o los cereales, que sufrieron importantes mermas de producción como consecuencia de las plagas, ni tampoco ha contemplado los cultivos del almendro, la patata o el girasol, que sufrieron un grave hundimiento de los precios tras la declaración del estado de alarma, el inicio del confinamiento y el cierre del canal Horeca. Además, insisten y nos recuerdan que, todos los módulos, tanto los que ahora se han visto reducidos como aquellos para los que no se ha contemplado reducción por circunstancias excepcionales, se vieron ya minorados tras la publicación del Real Decreto Ley 35/2020 de 22 de diciembre, que elevaba la reducción del rendimiento neto del 5 al 20 por ciento, lo que habrá que tener también en cuenta a la hora de presentar la declaración del IRPF de 2020.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG- Andalucía, considera y son de la cuerda del ministro que esta orden presenta luces y sombras y sentimientos encontrados en el sector agrario andaluz.
Así, por un lado, esta organización muestra su satisfacción por las justas rebajas fiscales para algunos sectores específicos como la flor cortada, productos del olivo, uva para vino, castaña, apicultura, ganado ovino y caprino de carne, porcino ibérico y vacuno de carne. Pero, al mismo tiempo, considera las medidas como insuficientes, ya que se quedan fuera de las reducciones sectores tan importantes y perjudicados por la pandemia y las incidencias meteorológicas como el almendro, los subtropicales, los cítricos, los hortícolas (excepto el tomate de Conil), la ganadería de leche, el algodón (excepto en Córdoba) y los cereales. Tampoco se contempla en la orden la reducción a cero solicitada por COAG-Andalucía para la apicultura afectada por el incendio de Almonáster La Real y El Campillo (Huelva). Por ello, las reacciones ante esta publicación han sido dispares en los distintos sectores agrícolas y ganaderos andaluces.

Terminemos señalando con UPA-Andalucía, la poca ambición y apuesta por la agricultura y la ganadería. 
El Ministerio de Hacienda tenía una buena oportunidad para demostrar su apoyo a un sector estratégico y no la ha aprovechado, porque la reducción de módulos del IRPF aprobada ha sido menor a la que se aplicó el año pasado. Incluso algunos cultivos ni siquiera están incluidos en la medida. De ahí que UPA Andalucía reclame su modificación para que dicha rebaja sea, como mínimo, la misma que la de 2020 y que se incorporen todas las producciones que se han quedado fuera. El secretario general de la Organización justifica esta petición porque, a lo largo de todo el año pasado, los precios en origen estuvieron por los suelos, y, sin embargo, en la declaración de la renta de los agricultores y ganaderos habrá un valor impositivo mayor.
En opinión de UPA-Andalucía, la imposición para los agricultores será mayor en esta declaración de la renta con respecto a la del año pasado, y eso a pesar de la aprobación de la rebaja del 20% aplicada de forma horizontal a todos los agricultores y ganaderos de forma excepcional para ayudar a los sectores afectados por la Covid 19. “Hacienda no ha tenido en cuenta la reducción de ingresos que hemos sufrido los agricultores y los ganaderos por la venta de nuestro producto. Nos grava este año en la Renta por un beneficio que no hemos tenido en absoluto. En la práctica, con los mismos ingresos brutos del año pasado, aplicando las dos reducciones un agricultor o ganadero tributa por un 12,95% frente al 11,10% que supuso el año pasado con la disminución de módulos aprobada en 2020. No podemos volver a ser quienes soportemos, una vez más, la carga recaudatoria de la administración central, máxime en un contexto de pandemia donde hemos demostrado ser un sector estratégico, con un máximo compromiso con nuestra sociedad a todos los niveles y eso tiene que ser reconocido”.

Así que Planas, una vez más y van… …, como decimos en mi tierra, “menos lobos caperucita”. Planas, has exagerado de manera clara, has llegado incluso a mentir, has intentado dar una importancia a lo que no es real y que además, no te corresponde, ¡qué pena!

Compartir en:

Crónica económica te recomienda