Y ahora qué.

09 de septiembre de 2021

Terminado el periodo vacacional, los españoles nos volvemos a encontrar, con una realidad absolutamente nefasta y con unos costes energéticos totalmente insoportables para el común de los ciudadanos.  

Compartir en:

Y resulta que nuestro gobierno, ya absolutamente desnortado sigue, erre que erre, mintiendo a la opinión pública que empieza al, fin a entender la villanía de sus dirigentes políticos.
¿Es entendible por alguien que nuestro presidente, ¡vamos el gobierno en pleno con la hooligan Ribera al frente, siendo responsable de más del 65% de la factura eléctrica, responsabilice al 35% de la factura, a las eléctricas, del disparate que estamos viviendo y soportando?
¿Es comprensible que, tras aniquilar, desde la época del cierre de Lemóniz, para apaciguar a los asesinos de ETA, hayamos condenado la energía nuclear, cerrado su producción y ahora añoremos la política energética francesa, el gobierno “dixit”, basada exclusivamente en la producción eléctrica nuclear?
¿Puede entender alguien que aplaudamos las políticas energéticas alemanas basadas ahora ya de forma indubitable en el carbón, sin que chirríen nuestras más que falsas  convicciones bioclimáticas? 
¿Alguien les ha dicho a los españoles que los tremendos incrementos de costes en sus facturas eléctricas y los que muy pronto se generarán en su cesta de la compra y en cualquiera de sus adquisiciones se deben a las inexistentes políticas energéticas de nuestro gobierno y al empecinamiento seguido en temas, como el de la lucha contra el cambio climático y el camino de emisiones cero para el año 2030, que ya nadie sigue?

“China e India ignoran ya el plazo de la ONU para actualizar los objetivos de emisiones en el disparo de advertencia de la COP26. China, India y otras 85 naciones han decidido ignorar una fecha límite de la ONU para presentar sus promesas de reducir las emisiones de CO2 a tiempo para la cumbre climática de la ONU en Glasgow a finales de este año.
Para subrayar su oposición a la agenda Net Zero de Joe Biden y Boris Johnson, India ya rechazó la prevista reunión climática en el Reino Unido, China está retrocediendo sus políticas climáticas en un intento de apuntalar su economía. Mientras tanto, Sudáfrica ha exigido que los países desarrollados establezcan un objetivo de $ 750 mil millones al año para ayudar a las naciones más pobres en la transición a la energía renovable. Las últimas demandas y desarrollos parecen cada vez más una farsa repetida del fiasco de la cumbre climática de Copenhague (COP15) en 2009. Obama, tuvo que parar la reunión mientras que toda la UE fue excluida de la reunión y de la declaración final. En muchos sentidos, el fiasco diplomático y político de Copenhague fue un hito histórico que marcó el punto de inflexión cuando China e India terminaron simbólicamente 500 años de dominio occidental. Si Boris y Biden no tienen mucho cuidado lo mismo que ya pasó Copenhague pasará en Glasgow. Si las cosas se complican, es muy probable que China e India (junto con una serie de países emergentes) asuman una COP en un punto muerto una vez más y redacten un acuerdo que les convenga y humille a EE. UU., Reino Unido y la UE. Por supuesto, hay un plan de juego astuto para evitar un fiasco al estilo de Copenhague: Boris Johnson podría simplemente desconectar los planes actuales de la cumbre, convertir la COP26 en una conferencia virtual y culpar a la Covid por no lograr un gran avance.” (GWPF)  
La comisaria europea de Energía, Kadri Simson y nuestra Ribera han mantenido un encuentro en los márgenes del Foro de diálogo económico Ambrosetti, que se celebra en la ciudad italiana de Cernobbio (norte de Italia), en el Lago Como.  
"Tuve una buena conversación hoy con Teresa Ribera sobre la transición a la energía verde y la situación del mercado de la electricidad en España", dijo la comisaria.

"Estamos totalmente de acuerdo en que necesitamos alcanzar los objetivos climáticos y energéticos de una manera socialmente justa. Nos mantendremos en estrecho contacto y trabajaremos juntos para lograr exactamente eso". En el encuentro se abordaron los retos que afronta el bloque comunitario con vistas al desarrollo y la implementación del paquete normativo "Fit for 55 %", propuesto por la Comisión Europea para que la UE reduzca sus emisiones de CO2 un 55 % en 2030.
Ribera advirtió también en el Foro sobre la dependencia y la vulnerabilidad de los Veintisiete en relación con el mercado global del gas, lo que provoca la actual coyuntura de precios elevados de la electricidad en todos los países de la Unión Europea (UE).
¿Y para estas “capulladas” es necesario gastar el dinero del contribuyente europeo en unas jornadas vacacionales en lugares de superlujo?

Pero el colmo de la desfachatez de nuestra hooligan ha sido cuando, en su discurso, se ha referido a la necesidad de que la electricidad sea competitiva para impulsar la nueva electrificación, según nos ha informado su ministerio. 
En España, "habrá un gran plan de choque para bajar la luz y reformar el sector", nos ha trasladado, como solución al desbarre actual de los costes eléctricos y para ello según el jefe Sánchez, que se ha pasado un mes en la Maleta, a nuestra costa, sin decir una palabra de nada, se ha creado una Comisión para estudiar la forma de abaratar el recibo de la luz. ¡Verdaderamente son un hatajo… …”

Sí estamos indignados porque no podemos comprender el silencio de la oposición, léase el PP, ante el camino emprendido en la producción energética. 
Es que tememos perder votos por denunciar la realidad o tememos que nos llamen “negacionistas y fachas”. ¿No creen que ya está bien de no decir lo que pensamos?
España ya no es competitiva, por sus costes energéticos y ahora qué.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda