Donde está el mundo Agrario.

08 de diciembre de 2021

Mientras que el sector se agota en medio de, quizás, la mayor crisis producida en las últimas décadas, nuestros dirigentes siguen, erre que erre, viviendo al margen de la realidad y como siempre se les ocurre, intentando entretener a los agricultores y ganaderos con diálogos para sordos.

Compartir en:

En medio de la crisis que estamos sufriendo desde el MAPA, se nos informa que :”España tiene en información pública desde este martes 30 de noviembre y hasta el 4 de febrero su plan estratégico para la Política Agrícola Común (PAC) 2023-2027; una guía aún pendiente de posibles modificaciones pero que ya perfila cómo será la hoja de ruta para conseguir la agricultura y la PAC más verde de la historia. En la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) se puede consultar el dossier con la versión inicial del plan estratégico (219 páginas) y las 1.300 páginas de su Estudio Ambiental Estratégico, lo cual da una idea de la importancia concedida a las prácticas de sostenibilidad medioambiental”.
El famoso Pacto Verde Europeo en la que los españoles estamos en primera línea sin que nadie sepamos aún el porqué, recordemos que es, ”un plan de acción para impulsar el uso eficiente de los recursos mediante el paso a una economía limpia y circular, y para restaurar la biodiversidad y reducir la contaminación; así como las estrategias europeas en materia medioambiental y alimentaria. ¡La gallina!
Y que para colmo se nos impone al sector, por narices, prácticas sostenibles como la Agricultura de Conservación (AC), que olvidándose de sus negatividades se nos endulza diciéndonos que, aporta múltiples beneficios medioambientales, económicos y sociales. Y… … nadie nos habla de su coste….

Pero no solo han puesto a la venta el ya famoso y para nosotros, el ya caduco Plan Estratégico para la Política Agrícola Común, sino que también durante esta semana el Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) el 43º Plan de Seguros Agrarios Combinados, que contempla todas las líneas de seguro cuyo periodo de contratación se iniciará a lo largo del año 2022, junto con las diferentes subvenciones aplicadas y los porcentajes de subvención establecidos para cada una de ellas.

Además, el MAPA a puesto a jugar, para el logro de sus mentiras y dilaciones, a sus Organizaciones Profesionales y así, La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha calificado de hito histórico y de punto de inflexión la nueva normativa que el Congreso ha aprobado hoy sobre la Cadena Alimentaria. “Esta Ley marca el fin de los abusos a los agricultores y ganaderos”.

Una Ley para acabar con los abusos. ¿Seguro?

En esta misma línea la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha valorado de manera positiva la aprobación en el Congreso de los Diputados de la modificación de la Ley de Cadena Alimentaria. En concreto, se considera que se han dado pasos muy adecuados en la mejora de la posición en la cadena de agricultores/as y ganaderos/as al conseguirse avances, parciales o completos, en cinco de las seis principales reivindicaciones que ha defendido el sector primario.
Con este paso final, se ha adoptado la prohibición de la venta a pérdidas en el último eslabón en la Ley de cadena lo que supone un cambio sustancial al abrir nuevas vías de denuncia y control administrativo de esta lesiva práctica desleal. ¡O son unos ilusos o unos cantamañanas! Porque, de todos es conocido, que, o implantamos un régimen comunista, que al menos nosotros creemos que es lo que se pretende, o es absolutamente imposible determinar el coste mínimo aplicable a cualquier explotación agraria.

Hoy la realidad nos la explica, con toda claridad, la Unión de Uniones, razón por la que, al parecer, impidiendo las prometidas y reiteradamente anunciadas elecciones sindicales, se niega su pertenencia a las reuniones en el MAPA.

Nos dice la Unión de Uniones que:

“Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha trasladado al Ministerio de Agricultura un informe en el que recogen la evaluación, consecuencias y propuestas de mejora frente a la grave crisis de costes de producción en la que está sumido el sector agrario desde hace varios meses. Para ello propone una batería de propuestas con medidas que ya está aceptadas por Europa.
La organización profesional agraria constata a través de diversas fuentes el desmesurado incremento de los costes de la energía (gasóleo B, electricidad…), de los piensos para la ganadería, de semillas y plantones, de los fitosanitarios y del resto de los inputs productivos, el más escandaloso de ellos el de la electricidad, que se ha multiplicado por 5 en un año; o el de los fertilizantes, con una subida de más del 70%.
Frente a esta escalada de costes de producción sin precedentes, Unión de Uniones propone al Ministerio una batería de propuestas que buscan disminuir el impacto de este incremento de costes en las explotaciones.
PROPONEN MEDIDAS FISCALES Y UNA REDUCCIÓN DEL IVA DE LOS INSUMOS, TAL Y COMO SE PERMITE DESDE EUROPA
Entre ellas, se plantean medidas de ámbito fiscal, como rebajas en los módulos del IRPF, incremento del porcentaje de deducción de gastos de difícil justificación en estimación objetiva, reducción de costes insumos en la estimación del rendimiento neto… recordando al Ministerio que son medidas que ya se han aplicado ante situaciones de crisis similares.

Unión de Uniones considera, además, que se debería aprobar la aplicación de tipos reducidos del IVA a los insumos agrarios, tal y como permite la Directiva europea que regula dicho impuesto.
«Algunas de estas medidas, como la reducción del IVA de los insumos ya las hemos propuesto en el marco de las negociaciones de la Ley de Presupuestos» indican desde la organización «aunque es una señal de la no disposición del Gobierno a apoyar al sector, que no las hayan aceptado en el Congreso ninguno de los dos partidos que lo sustentan».
Otras medidas que habrían ayudado a frenar la escalada de precios en el sector son, por ejemplo, en el caso del regadío, que el Gobierno hubiera cumplido su compromiso de regular el contrato de doble potencia para el regadío o considerar la eliminación de los royalties en las semillas utilizadas por el agricultor. Por otra parte, la organización insiste también que la Comisión debe proceder cuanto antes a suspender el Reglamento sobre beneficios a la importación de fertilizantes nitrogenados procedentes de Rusia, Estados Unidos y Trinidad y Tobago para flexibilizar su precio en la UE.
La situación actual, sin medidas por parte del Ministerio, da lugar a un diagnóstico claro para Unión de Uniones, «los datos indican que, si bien está subiendo el precio pagado por el consumidor y el precio percibido por el productor, estas subidas no son más que tímidos avances frente a la desbocada subida de precios de costes de producción» y diagnostican «queda claro que la subida de los costes de producción la está asumiendo el agricultor y ganadero a costa de una rentabilidad que, antes del comienzo de la crisis, ya era desastrosa, y eso se está traduciendo en un aumento de cierre de explotaciones en los distintos sectores, como el vacuno de leche».
La organización señala que, esta batería de propuestas, ayudarían a paliar los efectos del incremento desmedido de los costes de producción, pero no serían necesarias si España se hubiera dotado de una adecuada reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, para reforzar el poder de negociación de los productores a la hora de repercutir sus costes a los siguientes eslabones de la cadena «algo que con la regulación actual no está cumpliéndose», denuncian desde la organización.

Además, completando sus denuncias ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra el Gobierno por su inactividad al no haber desarrollado el contrato eléctrico de doble tarifa para el regadío, tal y como disponía la Ley General de Presupuestos para 2021, tema que la organización considera fundamental en el presente escenario de encarecimiento de la energía eléctrica y también nos ha informado de que, el sistema de alertas europeo del RASFF (autoridad de la Comisión Europea para la seguridad en alimentos) ha notificado desde septiembre hasta noviembre un total de 104 alertas de frutas y hortalizas con destino al mercado de la Unión Europea procedentes de Turquía, Egipto y Sudáfrica, por tener presencia de residuos de plaguicidas, entre ellos el Metil-clorpirifos y Clorpirifos prohibidos aquí, o por superar los Límites Máximos de Residuos (LMR) permitidos en el mercado comunitario y la UE no ha movido aún un solo dedo para corregir el desaguisado.

¿Y por qué no actúan así el resto de las Organizaciones Profesionales y el mundo Cooperativo? ¿Dónde está el mundo agrario?

Compartir en:

Crónica económica te recomienda