Así es imposible seguir.

15 de diciembre de 2021

Mientras que el sector se agota en medio de, quizás, la mayor crisis producida en las últimas décadas, nuestros dirigentes siguen, erre que erre, viviendo al margen de la realidad y como siempre se les ocurre, intentando entretener a los agricultores y ganaderos con diálogos para sordos y dilaciones sin fundamento alguno.

Compartir en:

En medio de la crisis que estamos sufriendo desde el MAPA, se nos informa que :”España tiene en información pública desde este martes 30 de noviembre y hasta el 4 de febrero su plan estratégico para la Política Agrícola Común (PAC) 2023-2027; una guía aún pendiente de posibles modificaciones pero que ya perfila cómo será la hoja de ruta para conseguir la agricultura y la PAC más verde de la historia. En la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) se puede consultar el dossier con la versión inicial del plan estratégico (219 páginas) y las 1.300 páginas de su Estudio Ambiental Estratégico, lo cual da una idea de la importancia concedida a las prácticas de sostenibilidad medioambiental”.
Nadie olvide que esta obsesión climática es la principal responsable de la decadencia y situación económica del sector agrario.


Es la responsable de la minoración de las ayudas directas para hacer una agricultura más verde, de los incrementos fiscales necesarios para que los gobiernos puedan atender todas las exigencias de los ecologetas, de los incrementos de los costes productivos de todas las producciones agrarias, sus costes energéticos, la escasez de agua para el riego… …y de la falta de autoridad y el desprecio a lo agrario que la UE demuestra permanentemente en todos sus tratados internacionales, exigiendo a los productores agrarios lo que es incapaz de exigir en sus intercambios a los productores ajenos.

Y así, es imposible seguir.

Pero no solo han puesto a la venta, para seguir ganando un tiempo ya demasiado extendido, el ya famoso y caduco Plan Estratégico para la Política Agrícola Común, sino que durante la pasada semana también nuestro incapaz y totalmente disminuido ministro Planas ha publicado, no sé muy bien para quién, “el II Plan de Acción 2021-2023 de la Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario y del medio rural”.
“Para el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “la transformación digital es una necesidad para mejorar la competitividad y sostenibilidad del sector agroalimentario, por ello, debe mantenerse en la vanguardia europea de innovación y rentabilidad”. La Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario tiene como objetivos la reducción de la brecha digital entre el medio urbano y el rural, promover el uso de datos en la agricultura y apoyar el desarrollo empresarial de nuevos modelos de negocio en el medio rural… …


Este segundo plan se diseña en un contexto de desarrollo e impulso de nuevas políticas sectoriales y transversales como el Pacto Verde Europeo, la Estrategia de la Granja a la Mesa, la nueva Política Agraria Común (PAC), o el Programa Europa Digital y Espacio Europeo de Datos agrarios. A ellos se une la puesta en marcha de los fondos del Instrumento de Recuperación Europea (EU-Next Generation), lo que supone un gran respaldo a las políticas de digitalización del sector y tiene su reflejo en el propio plan, que tendrá un importante impacto transformador en la consolidación de la digitalización del sector agroalimentario y del medio rural.
El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) contempla una serie de medidas para la ejecución de la estrategia de digitalización del sector agroalimentario del MAPA, dado el carácter estratégico de este sector para la economía española y el mandato de la Comisión Europea de impulsar y consolidar su transformación digital.


Además, el PRTR dentro del componente que gestiona el MAPA, contempla otras inversiones para apoyar la transformación digital de todo el sector agroalimentario, que forman parte de este segundo plan de acción. Entre ellas, se pueden destacar las siguientes:
· Nueva línea específica de apoyo al emprendimiento de base tecnológica dirigida a PYMES agroalimentarias (línea Agroimpulso).
· Aprobar el programa de apoyo para la aplicación de la agricultura de precisión y tecnología 4.0 en el sector agrícola y ganadero.
· La creación de un Hub de innovación digital de tecnología interoperable (Fiware), que se constituye como un entorno experimental y de colaboración para facilitar que las empresas acometan desarrollos tecnológicos vinculados a los retos del sector.
· Una Plataforma de apoyo a los asesores del Sistema de Conocimiento e Innovación en la Agricultura (AKIS); que funcionará como una herramienta que refuerce el flujo de conocimiento e información entre los actores del AKIS;
· La creación de un Observatorio de digitalización del sector agroalimentario, que realizará un seguimiento y análisis continuado del grado de implantación y adopción de nuevas tecnologías en el sector, a nivel territorial y subsectorial, por tipologías.
Este segundo Plan de Acción representa parte del gran esfuerzo que se prevé realizar en los próximos años desde el Gobierno por la digitalización del sector, a través de mecanismos muy variados y que inciden en los objetivos clave de reducción de brecha digital, apertura y uso de datos y apoyo al sector empresarial agroalimentario, especialmente a las pymes.
La publicación de este II Plan de Acción se enmarca en la reforma C3. R5 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.”

Para muchos de nosotros, doctores ingenieros agrónomos y economistas agrarios, con muchos años de servicio a la Administración agraria española ocupando puestos de enorme responsabilidad y con distintas filiaciones políticas, todo lo que se está actuando desde la administración actual es un puro embrollo, indigno e inasumible para cualquier sector económico.

Cuando el sector se está desangrando no se le puede decir, porque ni el que lo ha redactado, ni ningún otro lector por avezado que sea sabe lo que se pretende, que su futuro pasa por:

“. La creación de un Hub de innovación digital de tecnología interoperable (Fiware), que se constituye como un entorno experimental y de colaboración para facilitar que las empresas acometan desarrollos tecnológicos vinculados a los retos del sector.
. Una Plataforma de apoyo a los asesores del Sistema de Conocimiento e Innovación en la Agricultura (AKIS); que funcionará como una herramienta que refuerce el flujo de conocimiento e información entre los actores del AKIS;
. La creación de un Observatorio de digitalización del sector agroalimentario, que realizará un seguimiento y análisis continuado del grado de implantación y adopción de nuevas tecnologías en el sector, a nivel territorial y subsectorial, por tipologías.
Este segundo Plan de Acción representa parte del gran esfuerzo que se prevé realizar en los próximos años desde el Gobierno por la digitalización del sector, a través de mecanismos muy variados y que inciden en los objetivos clave de reducción de brecha digital, apertura y uso de datos y apoyo al sector empresarial agroalimentario, especialmente a las pymes.
La publicación de este II Plan de Acción se enmarca en la reforma C3. R5 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.”

Nosotros creemos, que ya está bien de insultar al sector y de tratar de engañarle con estupideces como las anteriores y que, si Planas y Cía, son incapaces de hacer algo que al menos alivie la situación actual, lo mejor y más decente, que pueden hacer, es marcharse a su casa.

Terminemos hoy señalando que, por fin, se han publicado ya y hoy se los adjuntamos como Documentos semanales, los Reglamentos que presidirán en los próximos años la PAC diseñada “verde” y que, si no se corrige con los Planes estratégicos y los ecoesquemas aún pendientes, aventura un futuro muy complicado para el sector agrario europeo.

Lo dicho, para seguir actuando así Planas vete a casa. Así es imposible seguir.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda