American Express y la conservación del centro histórico de Córdoba 

11 de octubre de 2020

El centro histórico de Córdoba es uno de los más grandes de Europa y es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1984, cuando se inscribió la Mezquita-Catedral de Córdoba. Esta designación se amplió en 1994, incluyendo parte del centro histórico y reconociendo su valor universal y excepcional. 

Compartir en:

En su morfología urbana de calles medievales estrechas e irregulares, la ciudad suma a un tejido urbano de origen islámico conventos, palacios urbanos, edificios públicos y las tradicionales casas organizadas en torno a un patio. 
Estas últimas son ya la seña de identidad de la ciudad que la ha hecho conocida a nivel internacional, gracias también a su mundialmente famosa “Fiesta de los Patios”, un festival anual que recibe miles de visitantes y es reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.  
Como indica Longoria, Director de WMF España, los centros de las ciudades históricas son    símbolo identitario éstas y generadores de riqueza gracias a su rico patrimonio cultural material e inmaterial, necesitan compaginar las actividades turísticas y adecuar su estructura a los modos de vida contemporáneos.  El caso de Córdoba, por su extensión y riqueza cultural, es paradigma de los centros históricos en el arco mediterráneo por lo que representa para nuestra organización una oportunidad para estudiar y repensar la forma de vida en los centros históricos.

Las casas-patio de la Axerquía se incluyeron en la lista World Monuments Watch 2020 para poner de relieve los esfuerzos por revitalizar este distrito histórico. World Monuments Fund apoyará a las instituciones públicas y comunidad local en sus esfuerzos por asegurar un centro histórico más sostenible e inclusivo en Córdoba.
Durante más de dos décadas, American Express ha brindado un apoyo esencial a la labor del WMF para preservar lugares patrimonio cultural en todo el mundo contra las crecientes amenazas del cambio climático, los desastres naturales, los conflictos y el abandono. Este apoyo continuo de American Express, Patrocinador Fundador de la World Monuments Fund, ayudará a asegurar que las generaciones venideras puedan experimentar estos lugares en todo su esplendor.

El programa American Express® Partners in Preservation fue creado en 2006 y representa una de las iniciativas globales filantrópicas de la Fundación American Express, con el fin de continuar el compromiso que la Compañía adquirió con World Monuments Fund, y que ha permitido hasta hoy apoyar más de 165 proyectos de conservación en 71 países. En España se han llevado a cabo proyectos como el apoyo para promover trabajos de restauración en la Alhambra, así como en edificios históricos en el Albaicín gestionados por el patronato de la Alhambra y el Generalife, la Sala Templada de El Bañuelo y la planta alta del Palacio de Dar Al Horra. Asimismo, colabora con la Junta de Castilla y León en a la restauración de las pinturas califales de la iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba, situada en Ponferrada, León. La Compañía también ha participado en la conservación de diversos edificios como las Casas Moriscas de Granada, los Molinos de Viento de Palma de Mallorca, el Pazo de San Miguel das Penas en Lugo, el Acueducto de Segovia, el Conjunto de San Marcos de León o el pabellón Güell en Barcelona.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda