Bel: "El público tiene que exigir una información veraz"

23 de mayo de 2021

La Universidad Villanueva presenció ayer el debate sobre la ética y la deontología profesional en el periodismo en la era del avance de las nuevas tecnologías, pero también del incremento de las fake news, los bulos y la denominada posverdad.

Compartir en:

“Siempre será necesario contar la verdad. El público tiene que exigir una información veraz”, explicó ayer Bel en la presentación de su libro La ética informativa: un reto en la era de la posverdad en la Universidad Villanueva. Una exigencia enmarcada en “la profunda crisis que asola a las empresas periodísticas, con la bajada significativa de las tiradas y el aumento del paro en sus plantillas, afecta a la calidad de los contenidos”.
Un debate que analizó la actualidad de las empresas informativas en el que Bel compartió mesa con Loreto Corredoira, codirectora del Grupo SN-Disorders y su Observatorio de Desinformación Electoral, de la Universidad Complutense, el periodista y catedrático de la Universidad San Pablo CEU Justino Sinova y Carmen García Herrería, periodista de maldita.es, experta en fact cheking y Alumni de la Universidad Villanueva.

Bel afirmó que los contenidos de los medios no pueden estar sujetos a presiones políticas ni empresariales y por ello es necesario recuperar la ética y deontología profesional. “Si no conseguimos una regeneración ética del periodismo el desafío está perdido”, matizó. Para el periodista, “el cambio radical en el mundo empresarial informativo ha ocasionado que los llamados empresarios informativos hayan sido sustituidos por consejeros de bancos, que solo están interesados por resultados económicos y consideran la información como mera mercancía”.

Bel coincidió con la moderadora, Corredoira, en que es necesario un “rearme” ético y una vuelta a la deontología informativa. “Nos encontramos en un momento de falsas noticias, de desinformación, donde se mezcla todo y se pierden los principios del periodismo: informar y entretener”, aseguró Bel. Un argumento que Sinova completó asegurando que vivimos en un momento de “crisis de la profesión”, que es “casi supervivencia”. “La ética es indispensable para reflotar la profesión”. Sinova pintó un momento del periodismo tradicional, “con una fuerte crisis económica, la gran competencia online y empresas devoradas por los acreedores, donde las condiciones de los periodistas son muy débiles, y lo más preocupante, la invasión política de las redacciones, que hacen que el periodismo deje de ser periodismo, y la pérdida de la ética”.

Para Sinova, el periodista tiene el deber profesional de servir al ciudadano. “Hay que trasladar la realidad, lo que pasa, no lo que a uno le gustaría que pasara”. “La objetividad es vilipendiada, pero es necesaria. Es un esfuerzo personal”.
García Herrería consideró que la educación “es una aliada contra la mentira” y reconoce que “la ética es un problema en muchas redacciones”. No obstante, en opinión de la profesional especializada en contrastar fake news, que ha visto este año el incremento significativo del número de consultas y visitas a su medio en busca de la verdad de ciertos temas relacionados con la salud o las libertades “básicas”, “cualquier crisis también es una oportunidad”.

En este sentido, ve tendencias de “compromiso con la transparencia, la utilización de la tecnología para llegar a la verdad, y la colaboración en la lucha contra la desinformación”.

Aunque los datos actuales reflejan que “España es el segundo país del mundo en el que gusta leer lo que confirman nuestras creencias, lo que es un caldo de cultivo para la polarización”, asegura.“Quizá haya que contar la información de otra manera, pero con calidad”, concluyó”.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda