VAL – VERDE, proyecto ganador del concurso reinventing cities

04 de julio de 2021

La antigua fábrica de Clesa, situada en el distrito de Fuencarral-El Pardo (Madrid) y actualmente en estado de abandono, se convertirá en 2024 en un centro dedicado a las ciencias y las culturas de la vida. Una combinación innovadora de espacio de investigación sobre ciencias de la salud, coworking abierto a la comunidad, centro de creación cultural y sede de congresos. 

Compartir en:

Un entorno inédito en el que trabajar, aprender, escuchar, investigar y tender puentes creativos entre la ciencia y la cultura, que permitirá además poner en valor uno de los iconos de la arquitectura industrial del siglo XX, creado por Alejandro de la Sota. Un proyecto sostenible medioambiental y económicamente desde su apertura. El proyecto Val-verde ha resultado ganador de la convocatoria 2021 de Reinventing Cities, promovida por la red C40, que engloba a las 97 ciudades que generan el 25% del PIB mundial. Reinventing Cities pretende impulsar proyectos que desarrollen soluciones innovadoras en sostenibilidad, integración comunitaria y lucha frente al cambio climático.

Val-verde tiene como objetivo crear un espacio revolucionario de intercambio y generación de conocimiento, con más de 10.500 m^2 destinados a la investigación en medicina y biotecnología, un centro de congresos para más de 500 personas, un espacio polivalente de coworking destinado a la atraer el talento científico y un centro cultural de más de 1.000 m^2. Será un ecosistema abierto a la comunidad científica y cultural, articulado mediante alianzas con instituciones nacionales, como la establecida con la Universidad Autónoma de Madrid, y de ámbito internacional.

Adicionalmente, Val-verde pretende poner en valor un icono de la arquitectura industrial: la fábrica de Clesa, un edificio diseñado por uno de los grandes arquitectos españoles del siglo XX, Alejandro de la Sota, actualmente en estado de abandono. La rehabilitación se plantea como un ejercicio de respeto al patrimonio arquitectónico, garantizando su conservación, y manteniendo la esencia, los espacios y los elementos constructivos que caracterizan este singular edificio.
Val-Verde propone un nuevo espacio acorde con su entorno urbano donde la investigación científica y la innovación en el campo de las ciencias de la vida estarán presentes gracias a la relación con el cercano Hospital Ramón y Cajal, el Hospital La Paz y la Universidad Autónoma de Madrid, que ha prestado su apoyo a este proyecto. Recuperar un edificio existente, encontrándole un nuevo uso, es en sí mismo un ejercicio de responsabilidad medioambiental. Además, Valverde será un centro que se autofinanciará, no dependerá de fondos públicos y será sostenible económicamente desde su apertura.

Será, además, una fábrica de conocimiento donde se desarrollarán actividades con una gran componente de generación de valor. Este nuevo proyecto acercará a la ciencia a madrileños, visitantes y público en general, a través de un centro cultural que nace con espíritu innovador con el objetivo de ofrecer experiencias que acerquen la ciencia al gran público. El proyecto también incluye espacios que persiguen dar respuesta a las necesidades de asociaciones y emprendedores del barrio de Fuencarral-El Pardo mediante un centro polivalente de coworking e incubadora empresarial en el que incorporar contenidos y eventos que cubran diferentes intereses de los vecinos del barrio.

Además, Val-verde pretende ser una referencia en desarrollo urbano sostenible al incorporar soluciones innovadoras en el uso de la energía y el agua, la reducción de la huella de carbono, la gestión de residuos o el impacto en el entorno urbano.
El Ayuntamiento de Madrid y la holandesa Kadans Science Partner configuran la alianza público-privada que permite la materialización de este proyecto. Mediante un contrato de concesión, Kadans Science Partner realizará la totalidad de la inversión de recuperación y adecuación de la fábrica y gestionará este espacio durante su periodo de explotación.
Kadans Science Partner es una compañía holandesa, presente en Países Bajos, Reino Unido y Alemania que promueve, invierte y gestiona centros de Investigación con laboratorios y salas blancas. Estos centros son desarrollados en colaboración con universidades, organismos públicos y corporaciones privadas. Kadans cuenta con una cartera de 27 edificios que suman cerca de 280,000m^2, y se encuentra en proceso de expansión en Europa.

Para llevar a cabo este proyecto, Kadans Science Partner contratará a los equipos de especialistas externos que han participado en la elaboración de la propuesta Val-verde: Rubio Arquitectura (Carlos Rubio Carvajal), ERM Iberia, Aecom, Gleeds, La Fábrica, Ale Estudio y el despacho Garrigues. Metrovacesa será contratada para la gestión del proceso de construcción.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda