Los puertos deportivos se desperezan

09 de abril de 2022

Según el Observatorio Sectorial DBK de Informa tras acusar en 2020 los efectos negativos de la pandemia de la COVID-19, con el cierre intermitente de fronteras, las limitaciones a la movilidad y el perjuicio económico en familias y empresas, la actividad de venta y alquiler de amarres fijos y de tránsito en los puertos deportivos españoles experimentó un fuerte repunte en 2021.

Compartir en:

El escenario de recuperación de la náutica deportiva, con un crecimiento récord de la demanda de venta y alquiler de embarcaciones, impulsó el grado de ocupación de los puertos deportivos, que llegó a alcanzar el 100% en algunos de ellos durante la época estival, apoyado sobre todo en el turismo de proximidad.
En febrero de 2022 se identificaban un total de 292 puertos deportivos en España con una capacidad de 133.700 puntos de amarre, de los cuales un 68% se ubicaban en puertos del Mediterráneo, cifrándose en 458 el número medio de amarres por puerto.

Las comunidades autónomas con un mayor número de puertos deportivos son Andalucía y Cataluña, con 48 y 46 instalaciones en febrero de 2022, respectivamente, seguidas de Comunidad Valenciana (40) y Baleares (37). Cataluña concentra el mayor número de amarres, con 29.664 en esa fecha, seguida de Andalucía (21.803) y Baleares (20.489). Sumando Comunidad Valenciana y Galicia, las cinco primeras comunidades reúnen de forma conjunta cerca del 78% de la oferta total.

Se estima que el 79% de los amarres son explotados por empresas privadas a través de contratos de concesión, mientras que el 21% restante son gestionados directamente por entidades autonómicas y autoridades portuarias titulares de los puertos. Las diez primeras empresas privadas gestoras de puertos deportivos concentraron en febrero de 2022 de forma conjunta el 13% de la capacidad total de puntos de amarre.

A corto plazo se prevé un crecimiento adicional del negocio, en un escenario de mayor presencia de turistas extranjeros en las costas y consolidación de la náutica como una opción de turismo seguro.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda