Endesa apoya el estudio del comportamiento del murciélago

17 de octubre de 2021

Doce grabadoras de última tecnología monitorizarán durante todo el año el comportamiento de las colonias de quirópteros establecidas en galerías y túneles de diversas centrales hidráulicas de Endesa así como en algunas cuevas de su entorno.

Compartir en:

En el caso de Aragón, estos dispositivos se han colocado en diversas cuevas y túneles de origen hídrico dispuestos entre Huesca y Mequinenza (en los municipios de Montesusín y Fayón, entre otros). En Cataluña, en cambio, se han instalado en los recintos de las centrales de Camarasa y Canelles, ambas en el Pirineo leridano. Estos dispositivos han sido desarrollados por el mismo Centro de Ciència y Tecnologia Forestal de Catalunya (CTFC), en colaboración con el Museo de Ciencias Naturales de Granollers. El CTFC aporta, desde 2013, interesantes proyectos y datos en el marco del programa de Endesa, Endesabats, en diferentes zonas de España. Este programa se dedica al estudio de quirópteros en las instalaciones hidráulicas y sus entornos, y tiene el objetivo de aumentar el conocimiento de estas especies y mejorar su hábitat a la vez que obtiene más información científica, de gran valor para contribuir a su conservación.

Desde sus inicios, los técnicos de Endesabasts del CTFC, han hecho seguimiento de las colonias de quirópteros en las cuevas y túneles mediante grabaciones, capturas y fototrampeo entre otras técnicas. La incorporación de estas 12 grabadoras permite dar un salto cualitativo en el proyecto. Y es que, con una programación establecida para registrar sonidos una noche a la semana, pueden estar más de 5 meses grabando sin necesidad de interferencia humana. Este punto que podría parecer anecdótico es, por el contrario, de gran relevancia. La presencia del ser humano, por mucho que se intente minimizar, siempre interfiere de alguna manera en el comportamiento de cualquier animal y, de manera muy especial, en los murciélagos. De este modo, reduciendo el intrusismo, se obtiene una información mucho más real sobre el comportamiento de estas especies: cuándo llegan, cuándo salen a cazar, cuándo se reproducen, entre qué refugios se mueven durante el año, etcétera, hecho que permite obtener una radiografía completa sobre el comportamiento de estas colonias. Las grabadoras tienen una frecuencia que permite grabar los ultrasonidos e identificar los diferentes tipos de quirópteros a partir de programas específicos de identificación automática de sonidos y gracias a la experiencia de los investigadores del CTFC.

De hecho, las pruebas realizadas durante los pasados meses, han permitido obtener los primeros datos a la par que han verificado el buen funcionamiento del sistema. A modo de ejemplo, la grabadora instalada en la cueva natural del Clot de Torrent, en la comarca aragonesa de La Litera, demuestran que el murciélago de cueva, siempre presente aunque en bajo número, cría allí y a partir del mes de julio, se desplaza hacia cuevas de apareamiento.
En cuanto al murciélago de pies grandes, llega durante el mes de abril a las cuevas de cría y durante el período de cría, entre los meses de mayo y junio, se mantiene constante hasta que las crías vuelan y se observa entonces un aumento muy grande de los contactos a mediados de junio. Probablemente, como sucede en otras cuevas, parece que en el mes de agosto una gran parte se va también.
El murciélago de herradura mediterráneo llega durante el mes de mayo, muy tarde, y se reproduce en bajo número. Parece que se va en agosto.
El murciélago de herradura pequeña llega en abril y se mantiene en bajo número, y parece que se va en agosto.
Otro ejemplo, en la galería de la presa de Camarasa (Lleida), entre los meses de abril abril y agosto se contabilizaron prácticamente 800 contactos auditivos del muerciélago de cueva (Miniopterus schreibersii)
Y más de 9.000 de pies grandes (Myotis capaccinii).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda