Naturgy creará un bosque para mejorar el capital natural

04 de junio de 2022

Naturgy ha impulsado la iniciativa de reforestación ‘Bosque Naturgy’, su primer bosque corporativo, con el objetivo de contribuir a la creación de capital natural, generando ecosistemas autóctonos, y de avanzar hacia la neutralidad climática. La compañía certificará y registrará el proyecto de reforestación en el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) para utilizar las absorciones de CO2 producidas en la neutralización de su huella de carbono.

Compartir en:

Esta iniciativa, impulsada junto con Bosquia Nature, recuperará zonas degradadas de Galicia y contará con la certificación internacional FSC, que garantiza la gestión del bosque con criterios de biodiversidad y beneficios para la población local. Este punto es especialmente importante para Naturgy, ya que considera que las soluciones climáticas tienen que ir de la mano de la biodiversidad y el desarrollo social, por lo que centra su estrategia de absorción y compensación de emisiones en proyectos que generen una creación neta de capital natural y supongan un impacto positivo sobre la población de la zona.
El ‘Bosque Naturgy’ estará compuesto por árboles de especies autóctonas seleccionadas mediante un estudio de silvicultura previo, basado en las especies idóneas para este entorno y que serán plantados mediante alveolos. Este tipo de plantación asegura que los árboles arraiguen y crezcan con las mismas garantías y cualidades que lo harían en el medio natural, con la firmeza que tuvieron anteriormente y recuperando así el ecosistema.

Esta iniciativa se enmarca en el compromiso ‘Net zero’ de Naturgy para 2050 y en su política de protección de la biodiversidad, como parte de la visión ASG de su Plan Estratégico 2021-2025. El objetivo es reducir al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y, en caso necesario, utilizar mecanismos de absorción de las emisiones remanentes, mediante proyectos de absorción que potencien la creación de ecosistemas de alto valor en biodiversidad.

Iniciativa COmpensa2

Naturgy también promueve otras iniciativas para compensar emisiones que van más allá de los requisitos legales marcados por la Directiva Europea de Comercio de Emisiones. Entre ellas, destaca la Iniciativa COmpensa2, creada en 2014, que realiza la compensación de las emisiones producidas en los diferentes centros de trabajo del Grupo y por los viajes de empresa de sus empleados.

El pasado mes de abril se neutralizaron las emisiones correspondientes al año 2021, para lo que se adquirieron en el mercado secundario 9.634 reducciones certificadas de emisiones (RCEs). Estas RCE son un tipo de créditos generadas a partir de proyectos implementados en países en desarrollo, registrados como Mecanismo de Desarrollo Limpio de Naciones Unidas (MDL), que reducen, evitan o eliminan las emisiones GEI a la atmósfera. Estos proyectos engloban múltiples tecnologías y metodologías, desde energías renovables hasta proyectos de mitigación del cambio climático, como la eliminación de metano en vertederos, iniciativas de eficiencia energética o proyectos forestales.

La compensación de emisiones es una forma de financiación colectiva para la acción climática ya que, mediante la compra de créditos de emisión, se permite que los proyectos continúen reduciendo emisiones a la vez que benefician a las comunidades locales. Se trata de un instrumento voluntario en la lucha contra el cambio climático, que permite que individuos y organizaciones compensen aquellas emisiones GEI que no han podido evitar.

Más de 300 iniciativas de biodiversidad

En el ejercicio 2021, Naturgy ha llevado a cabo múltiples actuaciones en materia de biodiversidad y capital natural, todas ellas alineadas con la prevención, reducción y compensación de sus impactos para avanzar en el compromiso de no pérdida neta de biodiversidad y la potenciación del valor de los entornos naturales. En concreto, se desarrollaron 302 iniciativas de biodiversidad a nivel internacional, el 25% de carácter voluntario, así como actuaciones de restauración ambiental en 635 hectáreas, de las que el 29% corresponde a espacios, hábitats o especies protegidas.

Adicionalmente, la compañía energética realizó 145 estudios del medio natural, especialmente en el ámbito de las instalaciones de generación y distribución eléctrica, con el fin de conocer y realizar el seguimiento del estado ambiental y ecológico del entorno.

Más recientemente, Naturgy ha realizado el estudio “Polinización y redes de distribución de energía”, para poner en valor, como hábitat adecuado para los polinizadores, las calles de seguridad eléctricas y los gasoductos. Este trabajo hace una propuesta de uso de estas infraestructuras como un espacio multifuncional en el que, además de operar el transporte de electricidad y gas, cumplan objetivos ambientales tanto a escala local como refugio de polinizadores, pero también a escala de paisaje o regional como corredores y reservorios de biodiversidad.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda