España ha ganado el 2,09% del total de medallas a las que ha optado en los Juegos Olímpicos de Invierno

05 de febrero de 2022

España ha obtenido el 2,09% del total de medallas a las que ha optado en los Juegos Olímpicos de Invierno. De los 191 eventos con medalla en los que los deportistas españoles han participado, solo cuatro de ellos han sido recompensados con una presea. Se trata de un oro, obtenido por Francisco Fernández Ochoa, y tres bronces, por Blanca Fernández Ochoa, Regino Hernández Martín y Javier Fernández López.

Compartir en:

Se trata de un cálculo realizado por los analistas de la guía de apuestas Kelbet. A lo largo de su historia, los Juegos Olímpicos de Invierno han entregado 3.171 medallas que, en total, pesan 1.004,98 Kg, alrededor de una tonelada. El peso de las preseas obtenidas por deportistas españoles es de 1,4 Kg. Y es que, por alguna razón tal vez injusta, los Juegos Olímpicos de Invierno no gozan de tanta popularidad en España como sí sucede en otros países.

España ocupa la posición 37 en el medallero de invierno

De todas las medallas entregadas, y sin tener en cuenta si se optaba a ellas o no, Alemania es el país que más éxito ha tenido en los Juegos Olímpicos de invierno, con 408 preseas que pesan 122,46 Kg. Le siguen Noruega, con 368 medallas y 105,75 Kg de metal y Estados Unidos, con 305 y 100,72 Kg.
España ocupa el puesto 37 en esta clasificación, aunque nuestro país no participó en las tres primeras ediciones y no ha optado a todas las preseas en el resto. De ahí la importancia de relativizar el aparente poco éxito de los deportistas españoles en los Juegos de Invierno.
Las dos mujeres que participaron en los Juegos de Invierno de Garmisch-Partenkirchen en la Alemania Nazi bajo la bandera republicana española
Se llamaban Ernestina Maenza Fernández-Calvo y Margot Moles y, bajo la bandera republicana, participaron en los Juegos de Invierno de Garmisch-Partenkirchen en 1936, durante la Alemania Nazi. Ambas participaron en Esquí Alpino y quedaron en las posiciones 37 y 35 respectivamente en la prueba de descenso, mientras que la primera no comenzó la prueba de eslalon y la segunda fue descalificada en la segunda manga.
Desde entonces, la representación femenina en los Juegos Olímpicos de Invierno, y especialmente desde la edición de Lake Placid en 1980, ha crecido sustancialmente. Incluso ha habido una edición, la de Turín, en la que hubo más deportistas mujeres que hombres. Con datos de todas las ediciones, el 27% de los deportistas que han participado en unos Juegos de Invierno era mujer.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda