La hora del vermu empieza a ser constumbre de la buena

El vermut vuelve por sus fueros

04 de agosto de 2018

Desde hace tiempo "salir o quedar a tomar un vermú" vuelve a ser una realidad en mucha ciudades españolas, pero sobre todo en Madrid, y más que en cualquier otra parte en el Mercado de San Miguel centro neurálgico de las rutas turístico gastronómicas que tan de boga están en los madriles, que hasta se anuncian en los paquetes turísticos de la ciudad como una parte mas de cómo se debe conocer la capital.

Compartir en:

Y es que el vermú cuenta con su propio y amplio local en el mercado mas céntrico de Madrid y el que primero apostó por la gastronomía, dejando a un lado la venta de comida como materia prima y centrando su atractivo comercial como núcleo de venta de vinos y tapas de toda clase y condición para aprovechar el tirón turístico de la zona y ser una alternativa para comer sin necesidad de acudir al clásico  restaurante. Como era de espera el éxito fue rápido y en esa aventura la apuesta de “La hora del vermú” fue una de las claves.
Se quiera o no, ese preciado líquido llamado vermú es apreciado internacionalmente, a ningún turista hay que explicarle lo que es y como hay que tomarlo, pero a su vez ha generado para los locales una clientela fija y habitual que, prácticamente a diario, visita el mercado, al menos para tomarse su “vermútito”.  Así nos lo confirma Maite Gallardo, responsable de comunicación de la cadena y que es quizá una de las grandes expertas en esto del aperitivo. “La experiencia de estos años demuestra que son cada vez mas -comenta- los que con frecuencia casi diaria vienen a tomarse su aperitivo”, y es que ¡la oferta es tan atractiva¡ por poco menos de dos euros el cliente se toma su vermut y su tapa, charla, comenta con los amigos y vuelve a su quehacer.
Junto a ellos los turistas que van y viene por la zona, aterriza en la barra y pide. “Normalmente, les recomendamos un producto clásico, español del que no han oido hablar, porque normalmente piden “un martini” y sin embargo, cuando prueban un clásico o incluso la oferta de la semana, les gusta y lo agradecen, porque se van con sabores nuevos.”

Pero aquí no acaban los clientes de “la hora del vermú”. Cada dia hay mas españoles que han descubierto que tomarse un vermut con los amigos es tan bueno y saludable como charlar delante de una caña. Y son cada dia mas los que “vienen y al cabo de la semana vuelven, Por ejemplo son unos cuantos los que los dias de futbol se acercan al mercado para comentar con los amigos las peculiaridades del partido de ese dia y luego se van al campo o a su casa a ver el encuentro.
No digamos nada de si ese partido es de la Champión  y el que juega es un equipo inglés o alemán ese dia se venden  muchos vermuts o vinos de jerez que es una de las alternativas que se ofrecen en “La hora del vermú” del Mercado de San Miguel.
Y es que en este establecimiento no se funciona con los calendarios habituales, La gente “se mueve”, sale y queda o pasea en vacaciones de verano, de Semana Santa, cuando hay puentes, …
… tan es así que la empresa madre de este local tiene perfectamente estudiado su propio calendario. Y no es casualidad. Mientras cualquier de nosotros está pensando en el puente para quedar, viajar o salir, ellos están calculando cuanto mas personal necesitan para atender al público, cuando se puede producir la avalancha mas fuerte, que publico es y por tanto que bebidas pueden demandar con mas intensidad, etc.
Con todo ello, queda mas que patente que el regreso de la hora del vermú es una realidad que nadie puede discutir.
 
La hora del vermú
Mercado de San Miguel

Compartir en:

Crónica económica te recomienda