Nuevo vermut Manero

06 de noviembre de 2021

Manero es tradición y modernidad, es ir para atrás para volver ahora. Es un Bar, con mayúscula, de siempre (aunque sea totalmente nuevo) y es, a la vez, el que no deja de estar de moda. Es el sitio que repetir y del que enamorarse en cada visita.

Compartir en:

En poco tiempo, Manero Claudio Coello se ha convertido en el “place to be” en el que disfrutar de la vida pero de una manera mucho más “lifestyle”, actualizada, urbanita y moderna. Manero es un “trendsetter” irreverente pero consciente de la tradición y es por todo ello que ha decidido dignificar el vermut y celebrar su exitoso
aterrizaje en la capital reivindicándolo sea cual sea la hora. ¿Por qué? Porque cualquiera es buena para disfrutar del nuevo vermut Manero, recién incorporado a la gama de productos gourmet propios de la casa.

Siempre con la sofisticación por bandera, Carlos Bosch ha lanzado esta nueva “delicatessen” artesana pero moderna, clásica pero actual, con personalidad y divertida, fiel reflejo de la filosofía y marca Manero. Como en todas las propuestas de su catálogo,
Bosch se asegura de buscar el mejor aliado en las zonas donde cada producto alcanza su plenitud en calidad, proceso artesanal y sabor. En este caso, este vermut de Sanlúcar de Barrameda (Marco Jerez) es realizado por la tercera generación de bodegueros de la
zona. Su receta está inspirada en la Antica Fórmula de Leonardo Da Vinci y su elaboración parte de un oloroso como vino base. Se le añade Pedro Ximénez para aportarle su característico dulzor y posteriormente se macera en botas de Manzanillla Pasada. Para
ello se usan más de 40 botánicos diferentes entre los que están, por ejemplo, el ajenjo, la genciana, la flor de sambuco, el coriandro, la quina rosa o la sentaura menor. El paso por boca es muy vínico y se recomienda tomarlo solo, con unas piedras de hielo o incluso con un trozo de la corteza de naranja.

¿Con qué acompañarlo? Cualquiera de las tapas de Manero es un buen argumento pero los “best sellers” como el bocata de calamares, el pepito de ternera o el “lobster roll” se postulan como un trío ganador. ¿Y de postre? Pues otra copa de vermut. La última de la tarde o, quizás, la primera de la noche porque no hay un tiempo mejor que otro para disfrutarlo.
!La hora del vermut no tiene hora. Cualquier momento, situación, compromiso, quedada o celebración es buena para disfrutar con un brindis con vermut”. Esta es la máxima de Carlos Bosch, alma mater del Grupo GastroPortal que incluye el restaurante El
Portal (Alicante) y los bares El Singular (Alicante), Manero (Alicante y Madrid) y su marca gourmet MANERO. Sin duda es así. El plan del vermut siempre es un buen plan y, más allá de una propuesta hípster, ha llegado para quedarse. En Manero es perfecto
con amigos, del aperitivo al mediodía, un almuerzo que se alarga, una sobremesa que no termina o el anticipo a una cena que se presenta sin mirar el reloj.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda