CaixaForum Madrid descubre a Jean Prouvé

18 de abril de 2021

La exposición El universo de Jean Prouvé. Arquitectura / Industria / Mobiliario dedicada al constructor y diseñador de mobiliario francés, considerado uno de los creadores  más innovadores del siglo XX, repasa toda su trayectoria enfocada a la industrialización de la construcción y a la producción en serie de muebles. 

Compartir en:

A través de 235 piezas --de las que 146 son originales--, entre maquetas,  planos, fotografías, dibujos, mobiliario, documentos y facsímiles, la exposición  revisa cronológicamente la vida y la obra de Jean Prouvé (París, 1901 - Nancy, 1984), desde sus inicios como herrero, a finales de la década de 1920. Prouvé fue un creador singular y polifacético, que sin tener ni el título de arquitecto ni el de diseñador industrial, trabajó con algunos de los grandes arquitectos de la modernidad -como Robert Mallet-Stevens y Le Corbusier- en edificios prefabricados, con estructuras sencillas y fabricados en serie. Su forma de concebir la arquitectura, en beneficio de las colectividades y con una decidida visión social, e innovando y experimentando con nuevas técnicas, revolucionó  la construcción de edificios prefabricados. Entre sus edificios más conocidos, destacan la Casa Métropole, la Casa Coque o la Casa Les Jours Meilleurs. 
También fue un destacado diseñador de muebles, siempre en busca de la  sencillez, la elegancia, la economía de materiales y la resistencia y durabilidad  del objeto, con un mandato estricto enfocado a la funcionalidad.
Prouvé fue un creador versátil, capaz de proyectar desde un edificio de un  aeroclub hasta una mesa de parvulario, y desde una casa desmontable hasta una cadena de estaciones de servicio. Se consideraba un «industrial» por  encima de todo y se enfrentaba a la construcción de una casa del mismo modo  que al diseño de un pequeño mueble. La muestra también destaca su vertiente  ensayística y pedagógica, que ha influido a muchos arquitectos y diseñadores industriales.

La exposición sobre Jean Prouvé, concebida expresamente para CaixaForum,  es la segunda muestra que la Fundación ”la Caixa” organiza gracias al  acuerdo entre esta institución y el Centro Pompidou de París. La primera  exposición fruto de este acuerdo fue Cámara y ciudad. La vida urbana en la  fotografía y el cine, inaugurada por primera vez en 2019. 

El Centro Pompidou salvaguarda un gran fondo de obras de Jean Prouvé,  gracias a la generosidad de los hijos del industrial. Las obras ingresaron en la  entidad en 1992, cuando el Musée National d’Art Moderne inauguró sus
colecciones de arquitectura y diseño. Aunque el criterio cronológico de esta  sección del museo es posterior a 1960, las obras de Jean Prouvé confieren a las colecciones un fundamento histórico. Este fondo, además, ha alentado otras donaciones de familias de antiguos colaboradores de Prouvé, de galeristas y de instituciones públicas que habían conservado algunos de sus muebles
• La exposición El universo de Jean Prouvé. Arquitectura / Industria / Mobiliario es una retrospectiva que repasa la obra del industrial y  diseñador de mobiliario francés, que a mediados del siglo XX  revolucionó las técnicas de construcción con elementos 
prefabricados. Prouvé, considerado uno de los innovadores del siglo XX, impulsó una arquitectura asequible y de calidad destinada al  mayor número de personas posible. Sus muebles se caracterizaron 
por su resistencia, sencillez y ligereza.
• En la muestra se exhiben unas 235 piezas, entre maquetas, planos, fotografías, dibujos, mobiliario y documentos, procedentes de las  colecciones de arquitectura y diseño del Centro Pompidou de París,  que ingresaron en el museo en su mayoría gracias a una donación  de la familia del creador. 
• El recorrido destaca cómo Jean Prouvé, que empezó su carrera como herrero artesano, se convirtió en un «industrial» versátil y  polifacético, capaz de proyectar desde casas prefabricadas,  mercados y estaciones de servicio hasta mobiliario de todo tipo, con  una marcada conciencia social.
• La muestra, que estará abierta del 4 de marzo al 13 de junio de 2021,  es la segunda colaboración entre el Centro Pompidou de París y la  Fundación ”la Caixa”, fruto del acuerdo entre ambas instituciones.

Por la singularidad de su obra, algunos creadores del siglo XX son objeto de admiración por parte de algunos expertos pero resultan desconocidos para la gran mayoría. Jean Prouvé es uno de ellos. Su ingenio y saber hacer han fascinado a generaciones de arquitectos y continúan inspirando a los jóvenes creadores. Recibió, en vida, merecidos reconocimientos, tanto en Francia como en otros países. Algunos de sus contemporáneos fueron testigos de su compromiso y lucha por una verdadera industrialización de la construcción. Muchos arquitectos franceses solicitaron su colaboración y disfrutaron de sus consejos. Sin embargo, Prouvé tuvo raras veces la ocasión de producir edificios en serie, de proponer un nuevo modo de vivir, lo que le alejó del reconocimiento del gran público. Como se ha subrayado a menudo, la originalidad de Prouvé radica en que no fue ni arquitecto ni diseñador –término que, por otro lado, en aquel entonces ni siquiera existía–. En sus inicios fue herrero artístico y, posteriormente, constructor en el sector del metal, antes de formarse en arquitectura junto a arquitectos especializados en este ámbito, sin aspirar por ello a obtener el título. Tras la Segunda Guerra Mundial, participó en l*a reconstrucción de Francia y se lanzó a la producción de casas prefabricadas y de mobiliario para colectividades. 

Porque Prouvé fue, ante todo, un industrial. Creía en el progreso, en la aportación técnica de la potente maquinaria y en el espíritu de equipo que infundía a sus colaboradores. No dejó de impulsar su fábrica; soñaba en construir viviendas adecuadas a su tiempo, el del automóvil y la aviación. Prouvé fue el hombre del metal, del desarrollo de la chapa plegada, de la optimización de su resistencia y de la reducción del material, tanto en peso como en costes. Prouvé fue el inventor de nuevos sistemas constructivos, incesantemente retomados y mejorados, adepto de la prefabricación y del montaje en lugar de las obras de construcción; creador, a lo largo de toda su carrera, de paneles de fachada, desde los más sencillos a los más sofisticados. Prouvé concibió muros cortina de una gran elegancia y para fachadas cada vez mayores, perfeccionó juntas y rigidizadores, elementos indispensables para la implementación de los paneles. 

Para Prouvé, la creación de un mueble partía de las mismas bases que la concepción de un edificio. También en este ámbito apostaría por el carácter industrial de una creación para el gran público: su silla de comedor se convertiría en un icono del diseño. El universo de Jean Prouvé comprende asimismo la transmisión de sus conocimientos –fue un profesor atípico–. Esta exposición tiene por objeto proseguir esta labor.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda