Picasso Rostros y figuras

19 de febrero de 2022

Fruto de la colaboración entre la Real Academia de Bellas de San Fernando y la Fondation Beyeler, la exposición Picasso: rostros y figuras se articula en torno a variadas y expresivas representaciones de cuerpos, semblantes y apariencias en un selecto conjunto de obras de Picasso, ofreciendo una perspectiva ejemplar de su extensa producción, desde el protocubismo hasta sus creaciones tardías.

Compartir en:

Próximo a cumplirse el aniversario de los cincuenta años de su muerte, la figura de Pablo Picasso sigue manteniendo el mismo interés, la misma fuerza y la sorpresa creativa que mostró desde muy temprano en su carrera.
Un total de cincuenta y ocho obras de Picasso se dan cita en las salas de la Academia: siete pinturas y dos esculturas de la Fondation Beyeler y cuarenta y cinco estampas, tres dibujos y una escultura de las colecciones académicas. La ocasión para presentar en la Academia las obras maestras de Picasso procedentes de la Fondation Beyeler surgió a raíz de la importante exposición sobre Francisco de Goya que tuvo lugar el pasado otoño de 2021 en la sede de la Fundación de Basilea, y que, a su vez, fue respaldada de forma decidida por la Academia con préstamos fundamentales.

La Fondation Beyeler, fundada por Ernst y Hildy Beyeler e inaugurada en 1997, está considerada uno de los museos privados más importantes y bellos del mundo. En el edificio que alberga el museo, diseñado por Renzo Piano en el contexto ideal de un parque, se presentan numerosas obras importantes de los principales artistas modernos y contemporáneos. Por lo que respecta a Picasso, Ernst e Hildy Beyeler apreciaron a un artista que estableció nuevos estándares y se implicaron de diversas maneras en un continuo compromiso hacia su obra. La Galerie Beyeler dedicó once exposiciones monográficas a Picasso, y fue responsable, a lo largo de las décadas, de transacciones en las que estuvieron comprometidas más de mil obras del artista. En el curso de su colaboración, Ernst e Hildy Beyeler también establecieron una relación amistosa con Picasso. Posteriormente la Fondation Beyeler organizó dos extensas exposiciones monográficas dedicadas al maestro, una sobre surrealismo y otra en torno a sus períodos azul y rosa. En la exposición en la Academia, siete obras excepcionales de Picasso proceden de la Colección Beyeler, que, con un número superior a treinta piezas del artista, figura entre las colecciones privadas de mayor calidad en el mundo. Además, se muestran dos pinturas del maestro provenientes de la Anthax Collection Marx, que se hallan en préstamo permanente en la Fondation Beyeler.

La trayectoria de Picasso es rica y diversa, desde el cubismo al clasicismo; desde la escultura a la pintura y el grabado. Sea como fuere, su carrera estuvo en todo momento gobernada por el dibujante: la mano impetuosa que muestra la película El misterio Picasso. Se diría incluso que en cada una de sus etapas creativas reaparece su pasión reiterada por el dibujo, que aprende en sus primeros años en Málaga y en su paso por la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado en la Academia de San Fernando. Resulta difícil renunciar a imaginar la influencia última que aquel tiempo de aprendizaje llegó a suponer para la educación del malagueño, quien pidió el ingreso formal en la Escuela de San Fernando el 14 de octubre de 1897. Casi al final de su vida, el 25 de octubre de 1971, sería elegido Académico honorario.

Tomando como punto de partida la relación de Picasso con la Academia, en el fondo nunca desentrañada en todas sus consecuencias, la visita de las obras de la Fondation Beyeler ha propiciado una oportunidad única para mostrar las piezas del artista en las colecciones tanto del Museo de la Academia como de la Calcografía Nacional. Las figuras y los rostros, el cuerpo y el retrato, leitmotiv en Picasso, siempre obsesionado por el pintor y la modelo, encuentran uno de los testimonios más elocuentes en dos series emblemáticas de estampas, La obra maestra desconocida y La Suite Vollard, ambas en las colecciones académicas, junto a otras piezas de excepcional significación en su creación gráfica, como La comida frugal. Cerca de estas magníficas creaciones, que pueden ser admiradas en su totalidad por vez primera desde hace muchos años, se exponen las obras maestras llegadas desde Basilea, una ocasión única de visitar una singular retrospectiva en un contexto donde Picasso pasó algunos momentos esenciales de su formación.


Picasso. Rostros y figuras

Exposición / 16 de febrero de 2022 - 15 de mayo de 2022
Real Academia de Bellas Arte de San Fernando

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda