Semana del 16 al 23 de enero de 2022.

-El Foro de Davos sigue su dictado y publica "los 7 alimentos que debes comer para salvar el planeta".

26 de enero de 2022

El dictado alimentario del Foro de Davos ha elegido siete productos para presionar a la población a que los consuma. El Foro Económico Mundial arranca su edición de 2022. Este año, la cumbre del conocido como Foro de Davos también será virtual por la pandemia. De nuevo, el fundador de la organización, Klaus Schwab, ha elegido al presidente comunista chino, Xi Jinping, para su inauguración. Schwab se ha deshecho en halagos con el presidente de la República Popular de China destacando, sobre todo, los niveles de crecimiento económico que está cosechando el país desde donde se propagó el coronavirus.

Compartir en:

Las ponencias del Foro de Davos van a tener lugar toda la semana y la maquinaria de sus redes sociales está trabajando a pleno rendimiento para promocionar todos los cambios de hábitos y de consumo con los que pretenden influir sobre la población.
La excusa más habitual para estas recomendaciones de vida es la protección del medioambiente, aunque también suelen recurrir a la igualdad o a la reducción de la pobreza para instar a los ciudadanos a comportarse como ellos quieren, restringir sus libertades y atacar a la propiedad privada. De hecho, uno de sus lemas más peligrosos es el de: "En 2030 no tendrás nada y serás feliz".
Dictado alimentario.
Así, hace dos días, la cuenta de Twitter del Foro Económico Mundial publicó los "siete alimentos que debes comer para salvar el planeta". Desde el Foro de Davos es habitual dar cabida a mensajes medioambientales apocalípticos usando datos tergiversados o, directamente, falsos. Aun así, la capacidad de manipulación y coacción de sus afirmaciones es muy elevada ¿Quién no cambiaría de dieta si cree que está en sus manos salvar el planeta?
El dictado alimentario del Foro de Davos ha elegido siete productos para presionar a la población a que los consuma. Son los siguientes: algas, lentejas, fonio (un cereal), okra (un vegetal), moringa (un árbol), espinacas y champiñones.
Por supuesto, no hay ninguna referencia a ningún producto cárnico en el vídeo, ya que la guerra a la carne también está en la agenda de Davos y hasta en el Plan 2050 del Gobierno de Pedro Sánchez. Es más, aseguran que una de las razones por las que hay que comer champiñones es que son "un gran sustitutivo del sabor de la carne".
By 2050, we’ll have 10 billion mouths to feed - on a finite planet.
Tuck into something that could change the world: https://t.co/hGSSC2v0Cf pic.twitter.com/4UPN31Di3k
— World Economic Forum (@wef) January 15, 2022
Como se observa en el vídeo, además de promocionar los beneficios y las vitaminas de estos productos, destacan su huella de carbono y recurren a la falsa teoría malthusiana que afirma que los recursos de la Tierra se agotarán.
Libre Mercado.


 - EL PRÓXIMO DOMINGO: GRAN MANIFESTACIÓN EN MADRID EN DEFENSA DEL MUNDO RURAL Y SUS ACTIVIDADES. HORARIO Y RECORRIDO
La movilización será multitudinaria y está apoyada por asociaciones, plataformas y colectivos que representan a más de 2.000.000 de personas ligadas al mundo rural, que van a defender su forma de vida. Contará, además, con sectores y agrupaciones afectados por la futura Ley de Protección y Derechos de los Animales, como tiendas de mascotas o criadores de animales de compañía
La manifestación se iniciará el día 23 de enero, a las 11:00 h con lectura de manifiestos y reivindicaciones, en la plaza de San Juan de la Cruz, y finalizará en la zona de Atocha, sobre las 16:00 h
El próximo 23 de enero se celebrará en Madrid la gran manifestación del Mundo Rural como protesta por la situación que sufre el mundo rural y sus actividades, especialmente las labores desarrolladas por el sector primario.
La manifestación, que se realizará en el Paseo de la Castellana, será multitudinaria y está apoyada por asociaciones, plataformas y colectivos ligados al rural que buscan una solución urgente a los ataques que vienen sufriendo, y contará, además, con los sectores y agrupaciones afectados por la futura Ley de Protección y Derechos de los Animales.
El mundo rural se encuentra en una situación insostenible, atacado de forma sistemática por intereses económicos e ideológicos que ponen en peligro la subsistencia del sector primario en España.
Para concienciar a la sociedad sobre la crisis y los ataques desde distintos frentes que vienen soportando el campo y sus gentes, Alma Rural invita a todos los colectivos que estén pasando por esta situación tan complicada, a que se unan a la manifestación del 23 de enero de 2022, para dar visibilidad a sus problemas.
HORARIO Y RECORRIDO
Punto de encuentro:
Plaza y Fuente de San Juan de la Cruz (zona Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico).
Lectura de manifiestos de 10:00h a 12:00h.
Cierre del acto:
Fuente de la Alcachofa (zona del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación) entre 15:00 y 16:00h.
Recorrido:
Recorrido desde punto de encuentro (San Juan de la Cruz salida a las 12:00 h) hasta zona de Atocha (llegada 15:00 h): 4 km.


-El campo español, representado a través de las tres organizaciones profesionales agrarias – ASAJA, COAG y UPA-, la Real Federación Española de Caza (RFEC)- y Alianza Rural, han anunciado una gran manifestación en defensa del mundo rural en Madrid, el domingo, 20 de marzo.
La rueda de prensa celebrada este miércoles en Madrid ha servido para presentar un manifiesto que recoge en 18 puntos de las reivindicaciones consensuadas de todo el mundo del campo español. El mundo rural dice basta y saldrá en marzo a llenar las calles de Madrid para que la sociedad en general escuche sus necesidades, muestre su apoyo y el Gobierno presente la atención y cuidado necesario a quienes ocupan el 84% del territorio.
En defensa de la agricultura y la ganadería, de la caza, del campo y su cultura y tradiciones, Pedro Barato -presidente de ASAJA-, Miguel Padilla – secretario general de COAG, Lorenzo Ramos-secretario ganadería UPA-, Manuel Gallardo- presidente de RFEC y Fermín Bohórquez -presidente de Alianza Rural, han coincidido en que el 20M será una gran cita para apoyar un mundo rural vivo, para que el campo sea un espacio para vivir dignamente, que sea comprendido y valorado desde el mundo urbano.
En el acto se adelantó que inicialmente se ha constituido un comité de organización y planificación de este movimiento formado por representantes de: ASAJA, COAG, UPA, Real Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (RFEAGAS), Oficina Nacional de la Caza (ONC), RFEC, Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), Alianza Rural y todas las entidades que las conforman
“SE DEBEN PRIORIZAR LOS APOYOS A AQUELLOS ACTIVOS AGRARIOS QUE VIVEN DE SU TRABAJO EN EL CAMPO Y GENERAN VERDADERA ECONOMÍA REAL EN EL MEDIO RURAL”
El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha declarado que su organización está comprometida con esta manifestación del 20M porque el mundo rural necesita salir a la calle para denunciar los atropellos de los que es objeto y reivindicar otros temas que son de justicia. En concreto, se ha referido a la reforma laboral que prepara el Gobierno y que no es la que necesita el sector o a la regulación de las tarifas eléctricas, donde el sector agrario es el único sector que sin utilizar la luz tiene que pagarla. “Que dejen de utilizar a la España Vaciada y den un tratamiento acorde a la situación que vive el mundo rural“, ha concluido.
Por su parte, Miguel Padilla, secretario general de COAG ha afirmado que el Plan Estratégico de la nueva PAC enviado a Bruselas no responde a las necesidades de los agricultores y ganaderos profesionales. “Se deben priorizar los apoyos a aquellos activos agrarios que viven de su trabajo en el campo y generan verdadera economía real en el medio rural. Sin sostenibilidad económica de las explotaciones agrarias profesionales difícilmente habrá sostenibilidad social y medioambiental”. Asimismo, ha advertido sobre la hipocresía que supone que las importaciones de terceros países o se les exija el cumplimiento de los altos estándares de producción que sí cumplen los productores europeos. “Es una competencia desleal e inaceptable. Hay que acabar con ello”.
Desde UPA han animado a todo el medio rural a manifestarse el próximo 20 de marzo en Madrid. “No podemos permitir que ningún joven que quiera vivir y trabajar en su pueblo se vea obligado a abandonarlo. Tenemos que hacer lo que haga falta para favorecer el relevo generacional”. Ha declarado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, que ha señalado la “gravísima” coyuntura que atraviesan la agricultura y la ganadería debido a la falta de precios justos y el incremento de costes de producción.
Manuel Gallardo, presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), ha expresado la preocupación del sector cinegético ante la deriva anti-caza del Gobierno de España “que desprecia a la caza como actividad generadora de economía, fijadora de empleo y sustento de muchas poblaciones rurales. Que aporta enormes beneficios sociales, culturales, económicos y medioambientales, y que está fuertemente arraigada a la cultura española. Igualmente, el Gobierno obvia el impacto negativo que tendría el abandono de la caza en España, desde la perspectiva socio-económica, pero sobre todo de conservación de nuestros ecosistemas”.
Fermín Bohórquez, presidente de Alianza Rural, realizó un alegato en defensa de un mundo rural vivo y expresó que “no puede admitir se legisle a nuestras espaldas, desde una visión urbanita desconocedora de la realidad del campo, de la realidad del mundo rural. Perjudicando nuestros intereses, empujando nuestros pueblos al abandono o a convertirlos en museos para visitar los fines de semana”.
ASAJA.


 -Las declaraciones del ministro Garzón acerca de la calidad de la carne procedente del sector ganadero español, declaraciones efectuadas en círculos políticos europeos, merecen un detenido análisis. Vamos a considerarlas desde tres puntos de vista: el ecológico, el económico y el nutricional.
Comencemos por la cuestión ecológica. ¿Puede España permitirse el lujo de basar su ganadería en el componente extensivo? ¿Qué consecuencias para la naturaleza silvestre tiene la ganadería extensiva?
Decía mi enciclopedia de mis tiempos infantiles que "España, después de Suiza, es el país más montañoso de Europa". Efectivamente, no disponemos de grandes superficies de pradería, ni siquiera de estepa natural como otros países, generalmente muy extensos, como son Estados Unidos o Argentina.
Lo de Estados Unidos es un caso ecológicamente muy especial, ya que cuando se produce la colonización europea, bien entrado el siglo XVIII, una gran parte de las grandes llanuras estaba ocupada por el bioma llamado pradera, o pradería, un verdadero mar de hierba que aprovechaba un gran herbívoro, el bisonte. Convertir estas planicies verdes en pasto para el ganado doméstico, "solo" precisaba exterminar a los bisontes, lo que se llevó a cabo de manera sistemática y en un tiempo verdaderamente récord.
El exterminio de millones de bisontes constituye una de las masacres animales más tremebundas de las llevadas a cabo por nuestra "civilización", claro que al propio tiempo la sustitución ecológica de bisontes por cornilargos llevaba implícita la extinción de los nativos que convivían con los rebaños sin acabar con tan vital recurso: hablamos de los famosos "pieles rojas", expoliados, diezmados y, por añadidura, reducidos a la condición de "malos" en las películas sobre la epopeya.
Hablando en términos castizos diríamos que "así cualquiera": quede claro que la conquista de la ganadería extensiva por parte de los primeros pobladores europeos de los Estados Unidos implicó la ejecución de uno de los mayores exterminios de la fauna autóctona que haya conocido la historia.
En el caso de la gran extensión herbácea del continente sudamericano no hubo ni siquiera necesidad de exterminar nada previo para criar ganado de forma extensiva. La gran estepa argentina conocida como "pampa" viene "llovida del cielo", digámoslo en sentido literal, ya que las vastas llanuras son fertilizadas por el loess, polvo cargado de nutrientes que transportan los vientos al cruzar el océano partiendo de las llanuras chinas.
En España no había grandes llanuras cubiertas de praderas naturales, pero poco a poco, desde tiempos de la ocupación romana, la civilización convirtió en tales algunos ecosistemas naturalmente boscosos o arbustivos: la estepa cerealista y el milagro ecológico de la dehesa.
Las amplias llanuras herbáceas que conocemos con el nombre de estepa cerealista, abundantes especialmente en tierras castellanas, se formaron a partir de tiempos medievales como consecuencia de la deforestación, es decir, de la tala masiva del bosque para convertirlo en tierras de cultivo de cereal capaces de alimentar a poblaciones humanas cada vez más numerosas; pero tengamos bien claro que el bosque se sacrificó en favor de la agricultura, no de la ganadería, que hubiera producido mucha menos cantidad de alimento.
En puro planteamiento ecológico, perder bosque, o sea, deforestar, es una verdadera barbaridad, pero vaya usted a hablar de ecología a nuestros antepasados que querían comer y nunca habían oído hablar de Greta, ni de Garzón ni de ecologistas.
Hubo una excepción que, desde el punto de vista ecológico, podemos considerar milagrosa: deforestar el bosque solo de manera parcial, es decir "aclarar" el arbolado dejando, no una estepa, sino una sabana; algo parecido a ese bioma africano que sirve de soporte a algunos de los mayores rebaños de ungulados que todavía existen en nuestro planeta, como antílopes, cebras, ñus o jirafas.
A esta "sabana artificial" le damos el nombre de "dehesa" y supone un prodigio ecológico, capaz de producir carne extensiva, de manera muy particular, al tiempo que se ha mostrado capaz de servir de salvavidas a la fauna silvestre que se refugia, alimenta y cría gracias al arbolado y sus productos en forma de frutos. Nos referimos a los Quercus (encinas, quejigos, robles o alcornoques) y a sus frutos en forma de cúpula: las nutritivas bellotas.
La ganadería que se desarrolla en la dehesa es ecológica en el mejor sentido de la palabra: produce proteína para consumo humano y sostiene poblaciones de fauna silvestre (aves fundamentalmente), que se habrían extinguido sin este recurso hace varios siglos, como las torcaces, grullas y, en definitiva, más de doscientas especies de aves. Si tenemos en cuenta que muchas de estas aves son migratorias, llegaremos a la conclusión de que las dehesas españolas son la salvación de poblaciones enteras del continente europeo.
Pero ¿hablamos de producción ganadera "para todos" o "de lujo"? No nos engañemos, la ganadería porcina extensiva que vive en la dehesa y consume sus bellotas produce carne de altísima calidad, nada menos que jamón ibérico. Hay una segunda plusvalía en la raza bovina de lidia, pero este es otro tema, por cierto, interesantísimo.
En tiempos del madrileño Género Chico, se comían más arenques prensados y salados que carne.
A finales del siglo XIX y primeras décadas del XX la carne era un verdadero lujo para las clases populares; solo los que peinamos canas recordamos las barricas de tablas llenas de arenques salados y prensados que se vendían en las tiendas de ultramarinos; un par de arenques y acompañados, eso sí, de un buen vaso de vino tinto, eran la parte fundamental del componente proteico de la población de las grandes ciudades, al menos como complemento del famoso cocido, alimento genial al que muchas veces la carne solo se le "enseñaba".
Al menos en el medio rural el complemento cárnico de la caza venía a mejorar la alimentación básica de la población, como en la costa lo hacía el pescado.
¿Han oído hablar del famoso "sustanciero"? Se llamaba así al hueso de jamón que se colgaba en la cocina sobre la posición que había de ocupar la olla y que se hacía descender sobre ella para justificar su curioso nombre dando sustancia al referido cocido. ¿Sonará todo este pasado a nuestro ministro de consumo? El "sustanciero" no era comunista, sino comunitario, ya que por increíble que esto pueda sonar a los más jóvenes, el "sustanciero" pasaba como préstamo de unas familias a otras cuando la penuria así lo requería.
El mito de "Carpanta"
El imaginario personaje de "TBO", entonces no se decía "cómic", creado en la posguerra por el genial dibujante Escobar, soñaba con alcanzar el lujo alimenticio nada menos que de un pollo, eso sí, procedente de "avicultura extensiva", es decir "de pueblo", porque las granjas avícolas industriales que por entonces se estaban gestando en Cataluña no eran todavía rentables; por eso, señor Garzón, el pollo era entonces un alimento para ricos.
La ganadería intensiva vino a abaratar los productos cárnicos y a ponerlos a disposición de las clases económicamente desfavorecidas. Productos porcinos, avícolas o bovinos pasaron a la dieta habitual de la población en general. No hay duda de que este es uno de los condicionantes del aumento de la talla y de la prolongación de la esperanza de vida. Al propio tiempo era necesario dedicar menos superficie de terreno, evitando así quitarlo a los espacios naturales merecedores de protección.
Pero no cabe duda de que las condiciones de vida de los animales de consumo alojados en modo de hacinamiento hieren la sensibilidad de cualquier persona con mínimos sentimientos humanitarios. ¿Se ha basado en este concepto el ministro Garzón al hablar de la mala calidad de la carne española?
Para "macrogranjas" las existentes en muchos países del oriente comunista, complementadas, claro está, por sus correspondientes "macromercados" donde los virus se crían mucho mejor que los animales de consumo.
Por muy amantes de los animales que seamos, y lo somos, no es justo satanizar a los ganaderos españoles. ¿Mejorar las condiciones de vida de los animales estabulados o de las gallinas enjauladas? Por supuesto: ganaríamos no solo en cualidades sanitarias y organolépticas sino también posiblemente en rentabilidad, si sabemos combinar la mercadotecnia con la zootecnia.
Pero las declaraciones del ministro Garzón, sospechosamente unidas a la filosofía "veganita" de sus aliados de Podemos, podrían apartar los productos cárnicos de la alimentación popular. Una vuelta a los tiempos del Género Chico, pero sin gracia, por no decir con mala sombra.
Miguel del Pino. Libertad Dital.


-Beyond Meat, la compañía estadounidense que comercializa las 'hamburguesas' que posiblemente 'devoraría' el Ministro Alberto Garzón, se expande por España al tiempo que los inversores recelan de su progresión en Bolsa
La compañía, que produce carne de origen vegetal que convierte en hamburguesas o salchichas con el mismo aspecto que las de origen animal, generó gran expectación cuando en mayo de 2019 dio el salto al mercado, logrando en su estreno en Bolsa subidas del valor superiores al 100%.
La cada vez mayor concienciación del consumidor respecto al daño medioambiental de la producción cárnica y sobre la conveniencia de reducir en determinados casos el consumo de carne, ha disparado las expectativas sobre empresas como Beyond Meat.
Sin embargo, el grupo no ha logrado convertir todavía esas expectativas en beneficios, y del triunfalismo bursátil inicial se ha pasado a una fuerte corrección en Bolsa, mientras que cada vez más fondos invierten apostando en contra, tomando posiciones bajistas.
La compañía estadounidense tiene un valor de mercado superior a los 4.000 millones de dólares
En los últimos 12 meses, las acciones de Beyond Meat han caído más del 40%, afectadas por previsiones de menores ingresos. Este mismo viernes la compañía perdió en Wall Street un 6%; el grupo mantiene un valor de mercado superior a los 4.000 millones de dólares.
Esta semana la firma de análisis S3 Partners ha advertido que la compañía es una de las que actualmente aglutina más posiciones bajistas en el índice Rusell 1000 -que sigue la cotización de las 1.000 mayores compañías de Estados Unidos-, llegando a representar el 37% de sus acciones.
Expansión meteórica en España
A pesar de los recelos que ahora suscita Beyond Meat entre los inversores, sus hamburguesas, salchichas o albóndigas producidas con proteína de guisante triunfan en España, donde se venden desde 2019.
"Al principio fue complicado porque el precio de sus productos era elevado, pero en los dos últimos años hemos duplicado los ingresos y el volumen de ventas", comenta José Luis Hernández, directivo de la empresa española Bormarket, el principal distribuidor en España de Beyond Meat.
La compañía estadounidense exporta sus productos en Europa a través del grupo holandés Zandbergen, situado en la provincia de Zoeterwoude, con la que mantiene acuerdos comerciales de distribución la española Bormarket.
El grupo holandés que distribuye en Europa los productos de Beyond Meat ha levantado dos plantas para fabricarlos
En un principio Beyond Meat enviaba sus productos a Zandbergen desde Estados Unidos, pero el éxito de la marca ha propiciado que ahora la empresa holandesa produzca la carne de Beyond Meat en fábricas que ha levantado en Holanda, en colaboración con la compañía estadounidense. De esta manera, el precio de los productos de la empresa estadounidense, se han ido abaratando en Europa.
"Empezamos a trabajar con Beyond Meat a finales de 2018", recuerda Hernández. "Presentamos los productos en ferias de alimentación y vimos que tenían buena aceptación; en 2019 estábamos ya en cadenas de restauración", dice.
En los próximos días se comenzará a comercializar en España productos de Beyond Meat que imita la carne de pollo
"En 2020, a pesar de la pandemia, del cierre de la hostelería, subimos las ventas, y en 2021 el incremento ha sido mucho mayor. Las previsiones para este año son muy buenas", añade el directivo de Bormarket. "Creemos que no es una moda pasajera, el consumidor lo demanda cada vez más".
El Corte Inglés, La Sirena o los supermercados Sánchez Romero son algunos de los grupos que venden en sus establecimientos los productos de Beyond Meat, que también se pueden adquirir a través de internet y en restaurantes. En los próximos días la empresa comenzará a comercializar también en España sus productos que imitan carne de pollo.
A.Ortín. VozPópuli.


 -Debate sobre ‘macrogranjas’.
Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este jueves -13 de enero- una moratoria para la instalación macrogranjas de porcino en la región hasta el 31 de diciembre de 2024.
Además, se estudiará la autorización de explotaciones de porcino con sistemas tecnológicos apropiados para el tratamiento, valorización y separación de purines.
El debate sobre las macrogranjas en la región, que también ha estado presente en el primer punto del orden del día -al introducir la ‘Ley de acompañamiento de Presupuestos’ una moratoria para este tipo de instalaciones en suelo castellano manchego, ha centrado el primero de los dos debates generales del orden del día, en este caso a propuesta de los dos grupos de la oposición, orientado a “la repercusión en el sector de la ganadería de Castilla-La Mancha de las recientes declaraciones del ministro de Consumo en las que responsabiliza a dicho sector de perjudicar la salud de los ciudadanos”.
La resolución socialista que ha salido adelante con sus 19 votos a favor, la oposición ha votado en contra, muestra apoyo al sector cárnico y la ganadería, “ya sea extensiva o intensiva” y al impulso de la ganadería sostenible “en línea con el Pacto Verde Europeo, la Ley de Economía Circular y la Ley de la Cadena Alimentaria”.
El texto respalda además “la posición del presidente de Castilla-La Mancha en la eficaz defensa que está realizando del sector cárnico y ganadero de nuestra región”.
Respecto al fondo de las declaraciones del ministro Alberto Garzón sobre la calidad de la carne exportada, el parlamento regional reclama “seguir fomentando, apoyando y promoviendo la calidad y exportación de los productos agroalimentarios de Castilla-La Mancha, que responden a los estándares más altos a nivel internacional, abriendo nuevos mercados y apoyando la promoción de los alimentos españoles”.
Además, pide reforzar -junto a la Administración del Estado- “los planes de control del cumplimiento de los requisitos” relacionados con la normativa ambiental, de bienestar animal y de tamaño de exportaciones exigidos en el sector.
Cortes de Castilla La Mancha.


 - Unión de Uniones recurre la limitación estatal de nuevas plantaciones de viñedo para 2022. La organización considera que la medida provoca pérdida de potencial productivo, impide las políticas estructurales en el sector y no protege a las DOP del riesgo de desequilibrio y pérdida de notoriedad
Unión de Uniones ha presentado en tiempo y forma Recurso de Alzada contra la Resolución publicada el pasado 28 de diciembre de 2021 en la que la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios establecía fijar en 946 hectáreas la superficie que se podrá conceder para autorizaciones para nuevas plantaciones en 2022, equivalente al 0,1% de la superficie plantada de viñedo a 31 de julio de 2021.
Con la decisión de este año, serán más de 40.000 has. las que habrían dejado de estar a disposición del sector en forma de nuevas plantaciones desde que entrara en vigor en 2016 el nuevo sistema europeo de autorizaciones para el viñedo. En el contexto de países vitivinícolas de la UE, sólo España y Alemania, recortan el cupo de nuevas plantaciones por debajo del 1% de la superficie de viñedo existente que, como máximo, permite la normativa europea.
Esto ha evitado la pérdida de potencial vitícola de nuestro país que, pese a todo, el Ministerio de Agricultura cifró en 45.435 hectáreas entre el 31 de julio de 2015 y el 31 de julio de 2016 y que desde el año 2000 suma 234.694 hectáreas.
“No se trata de que queramos que la superficie de viñedo crezca indiscriminadamente en España” matizan desde Unión de Uniones “pero el sistema de autorizaciones de nuevas plantaciones puede y debe ser aprovechado para mejorar la competitividad de la viticultura profesional”. Para la organización, la reducción de nuestro potencial y el recorte de nuevas plantaciones es una pérdida de patrimonio vitícola que estrangula la vía más social que permitiría redimensionar las explotaciones de los viticultores profesionales y los jóvenes que se incorporan al sector. Ello no sería, además, incompatible que con las Denominaciones de Origen establezcan limitaciones y restricciones en su ámbito para evitar futuros desequilibrios.
Las limitaciones de nuevas plantaciones que se han ido aprobando año tras año a nivel estatal atienden a las recomendaciones de la Interprofesional del vino de España (OIVE). Ello debería justificarse, en base a la legislación en vigor, en la necesidad de evitar riesgos claramente demostrados de oferta excesiva, basándose en informes y análisis sobre las perspectivas de mercado, las previsiones del impacto de las nuevas superficies que entrarían en producción y de los derechos de plantación y autorizaciones concedidas sin ejercer. Unión de Uniones ha pedido también en su recurso, que el Ministerio de Agricultura haga públicos dichos informes.
Por otro lado, Unión de Uniones considera que el reparto de nuevas plantaciones entre las diferentes Comunidades Autónomas es desequilibrado y que la Resolución recurrida ignora que el verdadero problema en lo referido al potencial productivo, no está tanto en llegar a autorizar un 1% de nuevas plantaciones a nivel estatal, como en permitir la entrada en determinadas DO de autorizaciones de replantación deslocalizadas procedentes de áreas ajenas a las que generaron tales autorizaciones. “Eso sí que puede desequilibrar la oferta en las DOP como ha ocurrido en zonas como Cava o Rueda” indican desde la organización.
Sin embargo, tal y como denuncia Unión de Uniones, no se es consciente de ese problema y, desde 2016., de las 98 figuras de calidad - homologables a una DOP - existentes en España, para la próxima campaña, sólo 6 han propuesto limitaciones y/o restricciones para planificar sus superficies de viñedo.
El Recurso que presenta la organización pretende centrar la política vitivinícola atendiendo a la capacidad que el sector debe de tener a la hora de tomar sus propias decisiones al margen de tutelas que no aportan sino obviedades alejadas del debate más importante que presenta el sector: el reparto de valor a lo largo de la cadena vitivinícola en un contexto pandémico que está estrangulando la rentabilidad cuando no la supervivencia de amplias zonas vitivinícolas en el Estado.
Unión de Uniones.


 - Build Back Blacker: tanto las emisiones de carbón como las de CO2 alcanzaron niveles récord en 2021
El carbón generó más energía en 2021 que en cualquier otro momento de la historia, ya que la crisis energética en Europa y China hizo subir los precios de la energía y obligó a volver a los generadores de carbón, según la Agencia Internacional de Energía.
Y eso elevó las emisiones de carbono de las redes eléctricas del mundo a niveles récord, según la AIE, revirtiendo la tendencia de los dos años anteriores, ya que los generadores a carbón agregaron 800 millones de toneladas adicionales de dióxido de carbono equivalente a la atmósfera.
La última edición del informe del mercado de electricidad de la AIE, que se publica dos veces al año, dice que el aumento de la demanda de electricidad está poniendo a prueba los sistemas de energía en todo el mundo a medida que las economías se recuperan de la pandemia de coronavirus.
Exacerbada por inviernos más fríos que el promedio en el hemisferio norte y un verano más cálido, la demanda de electricidad aumentó un 6 % en 2021, el mayor salto desde 2010, cuando el último auge de las materias primas estaba en pleno apogeo en medio de una recuperación de la crisis financiera mundial.
Y aunque las fuentes de energía renovable también crecieron un 6 % en 2021, su contribución fue superada con creces por las centrales eléctricas de carbón, que se intensificaron para contribuir con más de la mitad de la energía necesaria para cerrar la brecha causada por la demanda de energía “galopante”.
Si bien la demanda de electricidad a carbón más barata aumentó en la mayor parte del mundo, Australia se opuso en gran medida a esa tendencia, según la AIE, con un crecimiento del 1 por ciento en el uso de electricidad, en gran parte suministrada por fuentes de energía renovable adicionales.
Las redes eléctricas australianas agregaron 1,3 gigavatios de nueva capacidad eólica y 4,7 GW de energía solar en 2021, y la AIE espera un crecimiento similar en energías renovables durante los próximos dos años a medida que se retiran los generadores de carbón obsoletos, como la planta Liddell de AGL.
Los precios récord de la gasolina en Europa impulsaron un cambio al carbón en muchos países, dijo la AIE, a pesar de los precios récord del carbono, al igual que el aumento de los precios domésticos de la gasolina en los EE. UU.
“La generación a carbón creció un 9 por ciento, sirviendo a más de la mitad del aumento de la demanda y alcanzando un nuevo pico histórico a medida que los altos precios del gas natural llevaron al cambio de gas a carbón”, dijo la AIE en su último informe.
“La generación a gas creció un 2 por ciento, mientras que la nuclear aumentó un 3,5 por ciento, casi alcanzando sus niveles de 2019”.
Y, si bien la AIE señaló que la cumbre climática COP26 de noviembre en Glasgow condujo a una serie de nuevas promesas de eliminar el carbón, sus proyecciones mostraron que aún faltan algunos años para cualquier reducción real en la generación a base de carbón. [...]
El director ejecutivo, Fatih Biro, dijo que los picos en los precios de la energía del año pasado, particularmente en Europa, China e India, estaban contribuyendo a las tensiones sociales y políticas, y el índice de precios de la IEA para los precios mayoristas de la energía se duplicó durante el año.
Y, dado que la AIE espera que la contribución de los combustibles fósiles a la combinación energética global disminuya lentamente durante los próximos dos años, del 58 por ciento en 2021 a aproximadamente el 58 por ciento para 2024, el Dr. Birol dijo que las promesas hechas en Glasgow parecen cada vez más difíciles de realizar.
“Las emisiones de la electricidad deben disminuir en un 55 por ciento para 2030 para cumplir con nuestro Escenario de Emisiones Netas Cero para 2050, pero en ausencia de una acción política importante por parte de los gobiernos, esas emisiones se mantendrán alrededor del mismo nivel durante los próximos tres años”, dijo el Dr. Birol.
“Esto no solo destaca lo lejos que estamos actualmente de un camino hacia las emisiones netas cero para 2050, sino que también subraya los cambios masivos necesarios para que el sector eléctrico cumpla su papel fundamental en la descarbonización del sistema energético más amplio”.
El Australiano.


 -El negocio de la carne que mueven los ecologistas.
El veganismo es un gran caladero de votos y un negocio millonario: los magnates que piden consumir carne falsa compran grandes extensiones ganaderas.
Ya lo decía Garzón. Sus declaraciones sobre la carne afectan a grandes empresas. Lo que no dijo es que para algunas lo hace de forma positiva, ni el dinero que reportan.
Grandes empresas de todo el mundo invierten millones en la utopía de la carne cultivada: un producto de laboratorio que elabora un sucedáneo de la carne a partir de células madre extraídas del tejido animal. La tendencia ha llegado a España. Pero, aquí, para variar, el negocio está subvencionado. Sólo el año pasado, el Gobierno ha regado con casi 4 millones de euros a ocho empresas para que empiecen a producir este tipo de carne que hará la competencia al sector ganadero.
Un gran desembolso que ejecuta al tiempo que recorta la inversión en el sector primario. Algo paradójico puesto que ninguna de estas empresas tiene aún capacidad de producir a corto plazo. Es el ejemplo de Biotech Foods, con sede en San Sebastián. Acaba de ser comprada por una gran empresa brasileña, JBS, que financiará la planta de producción que hace falta construir para fabricar su producto: la carne ética.
Quién maneja la agenda 2030.
Desde el PP, la portavoz de Agricultura en el Congreso, Milagros Marcos, se pregunta "quién hay detrás de este debate ideológico". Para justificar cada política verde, el Gobierno se parapeta en la agenda 2030: un documento creado por los magnates de las tecnológicas que utiliza el supuesto cambio climático para dirigir las inversiones.
Sin ir más lejos, Jeff Bezos o Bill Gates llevan años invirtiendo millones en la promoción y fabricación de carne cultivada. El creador de Microsoft ha llegado al punto de decir que "los países ricos sólo deberían comer sintética para acabar con el hambre en el mundo".
Sin embargo, en más de una ocasión ha sido pillado haciendo cola en famosas cadenas de hamburgueserías estadounidenses. No debería sorprender teniendo en cuenta que es el dueño de los más de 10.000 km² de tierra en los que se cultivan las patatas fritas de los menús de Mc Donalds.
"En España no hay macrogranjas"
El Gobierno ha apoyado la corriente defendida por Garzón alegando que se basa en la ciencia. De esto sabe José Miguel Mulet, profesor de Biotecnología, investigador y divulgador científico experto en la materia. En esRadio ha insistido en que "en España no hay macrogranjas. Esto es un invento electoral de Greenpeace que los políticos han asumido porque mueve muchos votos. La prueba está en que el término macrogranja no está regulado por ninguna Ley"
Coincide con él Milagros Marcos y lo demuestra que "ninguna explotación ganadera en nuestro país incumple la Ley. De lo contrario, el Gobierno tiene la responsabilidad de sancionar y eso no está pasando"
Este argumento debería ser suficiente para parar esta confusión al consumidor que no sólo ataca, como dicen, a los grandes ganaderos. José Miguel Mulet, cree que "esta campaña va en contra de toda la ganadería ya sea grande o pequeña" y pone el foco en el desconocimiento del funcionamiento de este sector en nuestro país: "El propio cerdo ibérico", explica, "pasa una parte del año en establo y luego a sale a comer bellotas en la montanera. O sea que esa misma foto de animales sueltos, si la hacen en otra época del año están en una ganadería encerrados".
Tras el modelo peronista
Pero seguir el juego de estos millonarios que se dicen filántropos pone en jaque 12.000 millones de euros de exportaciones en España, según datos del propio Ministerio. Y agarrarse al palo de la ética es complicado cuando los mismos que abanderan la carne cultivada, invierten en las famosas macrogranjas; un modelo que sí existe fuera de nuestro país.
De hecho, China ha llegado a un acuerdo con el gobierno peronista para implantar centenares de macrogranjas de cerdos. Milagros revela cómo grandes magnates de las tecnológicas "están comprando grandes extensiones ganaderas en Argentina, por lo que, si acaban con nuestro modelo, no es de extrañar que acabemos teniendo que consumir carne extranjera, con controles menos exhaustivos que los de España".
Coincide con ella Mulet que no duda de "que acabaremos importando carne china" y de que acabar con nuestra ganadería, supondrá consumir de las macrogranjas que demoniza el Ejecutivo.
Para José Miguel, la carne cultivada podría tener sentido para su uso en productos procesados como lasañas o derivados. Para Milagros, ducha en el terreno ganadero, la solución, pasa por invertir para que la carne pueda exportarse ya procesada. Sin embargo, la tónica del Gobierno en los últimos años es el recorte de la inversión en un sector que genera 650 millones de euros al año, mantiene 100.000 puestos de trabajo y supone el 2% de nuestro PIB.
V.Vallecillo. Libre Mercado.


 -La "guerra al coche" del gobierno de España sigue su curso, dañando gravemente los niveles de actividad de la industria automovilística y limitando de forma severa la movilidad de los conductores, que cada vez enfrentan más impuestos y más restricciones. En paralelo, el Ejecutivo continúa empujando su "agenda verde", con una agenda de reducción de emisiones tan drástica que su coste para el ciudadano medio ya se sitúa en torno a los 10.000 euros.
Todo lo anterior se justifica por el "apocalipsis climático" del que tanto se nos habla desde las altas esferas. Sin embargo, con los datos encima de la mesa, resulta evidente que el desempeño ecológico de nuestro país no solo no refleja un escenario preocupante, sino que nos sitúa como uno de los países con mejores resultados a nivel global.
1. Desempeño medioambiental.
Empecemos por el Índice de Desempeño Medioambiental que elabora la Universidad de Yale. Este prestigioso informe aglutina 32 métricas, referidas a la calidad del aire, la gestión de los residuos, la biodiversidad, la preservación de los ecosistemas naturales, etc. Pues bien, dicho ranking sitúa a España como el décimo cuarto país con mejor nota del mundo. Además, la evolución de nuestro país es a mejor puesto que, en la primera edición del informe, publicada en 2006, ocupábamos el número 23 de la lista.
2. Incidencia de la polución.
Si centramos el tiro en la incidencia de la polución, los datos son igualmente satisfactorios. En este caso, la fuente empleada es Global Health Data Exchange, base de datos de referencia para medir de forma comparada el número de muertes asociadas a una concentración excesiva de partículas contaminantes en el aire. Así, por cada 100.000 habitantes, España ha pasado de tener 31 muertes por esta causa en 1990 a 10 fallecimientos en 2019. Además, si nos comparamos con el resto del mundo, vemos que nuestro resultado es uno de los quince mejores de todo el mundo.
3. Emisiones de CO2.
Y, por otro lado, si nos fijamos en las emisiones de CO2 per cápita, podemos ver que las cifras de los quince últimos años reflejan una mejora continuada de dicho indicador. Según The Global Carbon Project, esta métrica ascendía en 2005 a 8,4 toneladas de CO2 por habitante, mientras que en 2019 este dato había caído a 5,4 toneladas de dióxido de carbono por español y año. Por lo tanto, las emisiones de CO2 por habitante han bajado un 35%. No solo eso: en el mismo periodo, y en términos absolutos, España ha pasado de 370 a 250 millones de toneladas de CO2 emitidas cada ejercicio. Figuramos, pues, entre los países con mejor resultado a nivel global.
Conclusión
De modo que, con los datos encima de la mesa, el alarmismo sobre estas cuestiones choca con la evidencia empírica, que dibuja un país en el que todos los indicadores medioambientales reflejan un buen desempeño en términos internacionales y una evolución satisfactoria a lo largo de los años.
D. Sánchez de la Cruz.


 -Andalucía pierde la «batalla del jamón serrano»: habrá IGP pese a la oposición de los productores andaluces
El BOE publica la resolución favorable a la IGP Jamón Serrano, que está en pleno procedimiento europeo y que, según muchas voces, devaluará al Jamón de Trevélez y al de Serón
Parece que «la batalla del jamón serrano», que lleva meses enfrentando a los productores andaluces, que cuentan con el apoyo de la Junta, y al Ministerio de Agricultura, está llegando a su fin, y con un resultado poco favorable para Andalucía.
El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 12 de enero ha publicado dos resoluciones ministeriales favorables a la continuación del procedimiento para el registro de la Indicación Geográfica Protegida «Jamón Serrano» y a la anulación de la figura hasta ahora vigente para este producto, la de Especialidad Tradicional Garantizada.
Este es un paso decisivo tras pasar por la Comisión Europea, que ha dado su visto bueno al sello de calidad, considerando que cumple la reglamentación comunitaria a pesar de un recurso de alzada interpuesto por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida «Jamón de Trevélez» y varias declaraciones de oposición.
La aprobación definitiva se producirá, según detalla el Ministerio de Agricultura en la resolución, en cuanto la IGP termine su procedimiento europeo y sea inscrita en el Registro comunitario de las denominaciones de origen protegidas, haciéndose público el pliego de condiciones.
Oposición andaluza
Cabe recordar que la decisión del Ministerio de Agricultura de crear una IGP para el jamón serrano, hasta ahora amparado por la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), tan solo ha sido apoyada por Anice (Asociación de Industrias de la Carne de España) y la Fundación del Jamón Serrano Español.
Por el contrario, los productores andaluces de la IGP Jamón de Trevélez y los de Jamón de Serón, la asociación «Origen España», y varios ayuntamientos, entre ellos los de Serón y Jubiles, se han opuesto siempre a esta decisión, considerando que «devaluará» sus productos. De hecho, los productores amparados por la IGP Jamón de Trevélez han presentado 14 oposiciones a la iniciativa en el último año, y se lamentan de «no haber recibido respuesta alguna». Además, han asegurado que presentarán el recurso de alzada tras la disposición publicada en el BOE.
«Estamos de acuerdo en que se proteja al jamón serrano, pero hay muchas formas de hacerlo que no sean convertirlo en una IGP», ha asegurado siempre la presidenta de su Consejo Regulador, Pilar Álvarez. Y es que la Especialidad Tradicional Garantizada es un régimen de calidad «que no está ligado al origen, sino a los métodos de producción y a las recetas tradicionales de elaboración», según su definición ministerial. «Justo lo que es el jamón serrano, que es un nombre genérico, como una receta. Sin embargo, la IGP tiene que ir directamente ligada al territorio», defiende Álvarez.
Fuga de población en Trevélez
Este cambio, alertan, conllevará una fuga de población de la comarca granadina, donde el producto porcino es el motor económico, y afectaría a las más de 300 personas que conforman el sector. En 2019, según datos del Ministerio, se vendieron 203.023 jamones de Trevélez en España, solo superado por el Jamón de Teruel y dejando a un lado los ibéricos.
«Nuestro jamón se cura a 1.200 metros, bajo el aire frío y con unas razas de cerdo muy concretas», desvela Álvarez. «Sin embargo, la IGP Jamón serrano permitirá que el jamón que se hace en la costa o en un secadero artificial tenga el mismo sello que nosotros, ¿cómo vamos a competir contra eso? Si a los productores les sale más barato elaborar un jamón en un polígono al pie de la autovía, y obtienen el mismo sello, se irán de aquí».
También la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, ha reiterado en numerosas ocasiones que «se defenderán las figuras de calidad diferenciadas andaluzas» que «van ligadas «a una reputación y otras características específicas vinculadas a su origen que sí cumplen las IGP Jamón de Serón y Jamón de Trevélez y que conviene proteger».
No obstante, tanto la Junta como los productores tenían la esperanza de que los trámites europeos no progresasen, algo que finalmente si ha sucedido.
Desde el Ministerio de Agricultura justifican que, si bien es cierto que la IGP tiene que ir ligada a una zona geográfica, esta «queda definida en función del vínculo, y puede ser el territorio de un país». «El vínculo del ‘Jamón Serrano’ lo es con España, habiendo sido así aceptado por las autoridades de la Comisión Europea», aseguran.
Además, reiteran que la concepción de la IGP es «muy amplia» y puede ir ligada tanto a una característica, como sucede en el Jamón de Trévelez, como a su reputación, que es lo que se utilizará para el Jamón Serrano.
¿Confusión para el consumidor?
Por otro lado, los productores andaluces argumentan que se confundirá al consumidor. ¿Cómo va a ser lo mismo y cómo se pretende dar la misma calificación de calidad a un producto elaborado en una punta de España que en otra, con lo diversos que somos?», aseguran desde Jamón de Trévelez.
Para ello, el Ministerio también tiene una respuesta: «en cuanto a que llevará a confusión a los consumidores que no entenderán que en una misma zona de elaboración concurran dos tipos de jamón con un mismo sello de calidad (el de IGP) pero con denominaciones y características distintas, el Reglamento comunitario no impide que coincidan las zonas de elaboración de dos figuras de calidad alimentaria», concreta en el BOE.
Natalia Ortiz. Agrónoma.


-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha trasladado hoy el apoyo de España a la Comisión Europea para impulsar la aplicación de las denominadas "cláusulas espejo" en las negociaciones comerciales con terceros países con el objeto de que se exijan a los productos importados los mismos estándares de calidad y seguridad alimentaria que a los producidos en Europa.
Planas ha recalcado que esta reciprocidad es una prioridad política para España y que responde además a una demanda de los agricultores, ganaderos y los ciudadanos europeos en general en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) celebrado hoy en Bruselas. Este asunto ha sido incluido en el orden del día en el primer consejo bajo la presidencia de turno de Francia, que tiene entre las prioridades del semestre avanzar en la alineación de las políticas comerciales y agrarias de la UE.
El ministro ha asegurado que España siempre ha defendido el multilateralismo en el comercio internacional, basado en reglas, abierto, transparente y con acuerdos comerciales estables y ha añadido que para España es un asunto prioritario que los productos que se importen, cumplan las mismas exigencias y estándares que las producciones en el ámbito comunitario.
Planas se ha referido en concreto a los cítricos, y ha reiterado la petición española de que se consideren productos sensibles y no se amplíen las concesiones ya existentes. Planas ha señalado que la producción de cítricos es uno de los pilares más importantes de la economía de las zonas rurales del arco mediterráneo, cuya viabilidad se ve amenazada por el incremento de las importaciones de terceros países.
En relación con los cítricos y con las condiciones de reciprocidad, Planas ha recordado la petición española, que tiene en estudio la Comisión Europea, de que se aplique el tratamiento en frío a los productos importados para evitar la entrada de plagas.
Durante el Consejo de Ministros de hoy, España ha pedido a la Comisión Europea que intensifique sus esfuerzos para alcanzar una solución negociada con los Estados Unidos para eliminar los aranceles "injustos" impuestos a la importación de la aceituna negra en este país.
El pasado 20 de diciembre, la Organización Mundial del Comercio (OMC) resolvió que estos aranceles no son compatibles con las normas del libre comercio. Después de esta decisión, que Estados Unidos no ha recurrido, Planas ha considerado urgente alcanzar un acuerdo que acabe con los aranceles y ha asegurado que "es un asunto que no solo importa a España sino al conjunto de la Unión Europea porque lo que estaba en discusión era cómo repercute la Política Agraria Común (PAC) en un producto concreto como la aceituna negra en la venta en el mercado norteamericano".
Planas ha pedido a la Comisión Europea que en los acuerdos comerciales en vías de negociación con terceros países se tengan en cuenta nuestros sectores más sensibles. Así mismo el Consejo ha tratado la realización de un seguimiento sobre el funcionamiento del Brexit, porque si bien hasta ahora los intercambios comerciales con el Reino Unido se han mantenido con normalidad, los acuerdos de importación alcanzados por el Gobierno del Reino Unido con países de fuera de la Unión Europea (UE) podrían tener repercusiones en el mercado comunitario.
El Consejo de Ministros ha abordado de nuevo la situación del incremento de precios de los costes de producción de los productos agrícolas y ganaderos, como la energía, los fertilizantes y la alimentación animal y que afecta al conjunto de países de la Unión. Se trata de una situación muy preocupante que se prolonga ya en el tiempo, según el ministro, que compromete la rentabilidad de las explotaciones, de manera especial en el sector ganadero, por lo que ha reiterado la necesidad de que la Comisión Europea arbitre una acción coordinada para hacer frente a la situación.
Planas ha mantenido una reunión bilateral con el nuevo ministro de Agricultura y Alimentación alemán, Cem Özdemir, con quien ha tratado entre otros asuntos los planes estratégicos de la Política Agraria Común (PAC) y, de manera particular, los mecanismos e instrumentos de gestión de los mismos en países con una organización política descentralizada como es el caso de España y Alemania.
La Moncloa.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda