Semana del 11 al 18 de julio de 2021.

La PAC es ya inamovible

22 de julio de 2021

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Planas, ha presidido la Conferencia Sectorial de la Política Agraria Común , a la que han asistido las consejeras y consejeros del ramo de las 17 comunidades autónomas, en la que se ha acordado proseguir los trabajos de elaboración del Plan Estratégico de la PAC en base al documento presentado por el Ministerio para presentar a la Comisión Europea a finales de diciembre.

Compartir en:

Ha sido una Conferencia Sectorial satisfactoria y positiva, fruto del buen trabajo de todos, en la que ha habido un debate rico y diverso y hemos comprobado la voluntad de caminar juntos”, ha explicado el ministro.
Comentarios. 
Seguimos intentando engañar a todos y ya nadie cree en este MAPA, porque tras años de intentar conseguir una cierta unanimidad en la aplicación de la nueva PAC, nos encontramos con la certeza de que cada Autonomía, como era absolutamente esperable va a lo suyo y lo suyo es contrario a lo del resto y así seguimos y seguiremos hasta que alguien, en el límite de todos los plazos posibles de un puñetazo encima de la mesa. 
Y lo realmente triste es que tras la nueva PAC “absolutamente verde” y al parecer ya inamovible, al monaguillo Planas le quedan pocos grados de libertad. Puede y ello es lo que intenta, minorar en lo posible, el incremento de los costes que, con los planes “verdes” previstos, oscurecerán las cuentas de explotación de todas las empresas agrarias. 
El enemigo de la empresa agraria hoy es el MITECO y mientras el sentir agrario no se dirija hacia la Ribera, estaremos perdiendo el tiempo, las próximas manifestaciones y tractoradas deberán dirigirse a la Plaza de San Juan de la Cruz o a la Moncloa, dejémonos ya de gritar ante el caserón de Atocha, el poder de decisión ya no está residenciado en el MAPA, los tiempos han cambiado. 

Tras la polémica de la carne, tras el ataque directo a la ganadería española, el PSOE no dudó en criticar a Garzón. Luis Planas, señaló que está "absolutamente fuera de lugar".  El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con su gracejo habitual lo calificó de "tontás" y la ministra de Comercio, Reyes Maroto dijo estar cansada "de que nos digan lo que no tenemos que hacer", como ocurriera con el eslogan "el azúcar mata".
La reacción más extraña fue la del propio Pedro Sánchez. 
El presidente del Ejecutivo respondió a Garzón con una escueta frase: "Sobre esta polémica lo diré en términos muy personales: a mí, donde me pongan un chuletón al punto... eso es imbatible". Casi todos creyeron que estas declaraciones eran un espaldarazo al sector cárnico y una ridiculización de Garzón, sin embargo, el líder del PSOE conseguía con su chulería habitual, echar balones fuera. 
Recordemos que el “chuleta” Sánchez, el pasado mes de mayo, anunciaba a bombo y platillo un documento oficial, "España 2050. Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo" en el que promovía, precisamente, la disminución de la ingesta de carne. 
El Documento vio la luz hace dos meses y contiene todo tipo de políticas económicas, laborales o ecologistas, entre las que destaca una subida del IRPF, el IVA, el tabaco o el alcohol. Además, en uno de sus apartados dedicado a "cambiar la forma en la que consumimos bienes y servicios" los expertos de Sánchez consideran "necesario reducir el consumo de ciertas materias primas y productos. Esto significa que, en las próximas décadas, la población española tendrá que reducir su ingesta de alimentos de origen animal, la cantidad de prendas de ropa que compra, o el número de dispositivos digitales y electrodomésticos nuevos que adquiere al año". Para la España 2050 de Sánchez, reducir el consumo de carne sería una extraordinaria noticia. 
Este es el auténtico Sánchez así que olvidémonos de Atocha y dirijámonos hacia la Moncloa o en su defecto a la Plaza de San Juan de la Cruz.
¡Ah! y la UPA y la COAG, la Unión de Uniones y todo el resto de Organizaciones, más o menos próximas al gobierno actual, que se lo hagan mirar, porque con su falta de actitud, se están convirtiendo en cómplices de los furibundos ataques que se están sufriendo en la ganadería española. Dejémonos de cubrirnos con “pellizquitos de mosja”, ante lo que estamos viviendo. 

Terminemos esta semana señalando que Bruselas sigue a lo suyo en contra de todos y todas lo/las ciudadanos/as europeos/as.
Bruselas ha presentado ya, según Invertia, doce normas ('Fit for 55') para garantizar que se alcanza un 55% de reducción de emisiones de aquí a 2030.
"Es una revisión completa del marco legal europeo sobre clima y energía que afectará a todos los sectores económicos", explican fuentes diplomáticas. La Comisión de Ursula von der Leyen presenta este miércoles 14 de julio un amplio arsenal de medidas (que incluye hasta 12 propuestas legislativas que se han dado en conocer 'Fit for 55') cuyo objetivo es reforzar la lucha contra el cambio climático. Se trata de garantizar que la UE cumpla el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 55% de aquí a 2030, en lugar del 40% previsto anteriormente. 
Al final del camino, los líderes europeos ya se han comprometido a alcanzar la neutralidad climática -es decir, cero emisiones netas- de aquí a 2050. "Lograr la neutralidad climática, que es nuestra misión durante las próximas tres décadas, es mucho más que recortar las emisiones. Se trata de transformar nuestra economía y sociedad para liberarnos de los combustibles fósiles, usar los recursos de forma mucho más eficiente y cuidar mejor la naturaleza", relatan en la Comisión Europea.
A la hora de diseñar este ambicioso paquete, Bruselas se ha basado en dos principios centrales. En primer lugar, que todos los sectores, todos los Estados miembros y todas las partes de la sociedad deben contribuir al esfuerzo. Al mismo tiempo, la revolución verde debe servir también para potenciar el crecimiento y generar nuevas oportunidades de innovación e inversión.
La mayoría de propuestas del Ejecutivo comunitario consiste en reforzar normas ya existentes, como el régimen de comercio de emisiones, o las directivas sobre renovables, ahorro energético o fiscalidad de la energía. Pero el arsenal incluye también novedades importantes. En particular, una tasa al carbono en frontera para evitar las deslocalizaciones de empresas a países con reglas medioambientales más laxas y un nuevo fondo europeo cuyo objetivo es combatir la pobreza energética.
En todo caso, los planes de Bruselas desencadenarán una nueva batalla campal entre los nórdicos, España, Francia, Italia o Países Bajos, partidarios de la mayor ambición climática posible; y los países del Este -en particular Polonia, República Checa o Hungría- cuyas economías todavía son muy dependientes del carbón y que temen que se les disparen los costes. Las propuestas deben ser aprobadas tanto por los Gobiernos de los 27 como por la Eurocámara antes de entrar en vigor. 
Tasa al carbono en frontera
Bruselas pretende introducir una especie de tasa al carbono en frontera (CBAM, en la nomenclatura bruselense), que gravará las importaciones procedentes de países con reglas menos estrictas para las emisiones de CO2. El objetivo es garantizar que las empresas europeas compitan en igualdad de condiciones con sus rivales extracomunitarios. En un primer momento, esta tasa se aplicaría únicamente a la electricidad y a los sectores industriales con gran consumo de energía, como acero, cemento o fertilizantes. Se espera recaudar con esta medida casi 10.000 millones de euros al año, un dinero que se destinará a devolver la deuda de 750.000 millones de Next Generation. La iniciativa ha generado preocupación en países como Rusia, China o Estados Unidos, que están en la lista de potenciales perjudicados.
Recorte de las emisiones de los coches.
La Comisión busca impulsar el uso del coche eléctrico y suprimir progresivamente los coches de combustión y para lograrlo movilizará dos instrumentos diferentes. Por un lado, incluirá al sector del transporte en el régimen de comercio de emisiones, lo que de facto supone pagar una tasa sobre el CO2. Pero, además, impondrá objetivos mucho más estrictos de reducción de emisiones de CO2 para los coches nuevos. Para 2030, el recorte deberá llegar al 60%, en lugar del 37,5% previsto ahora. Y para 2035, la reducción alcanzará el 100%, es decir, que en la práctica ya no podrán venderse en esa fecha coches diésel nuevos, según ha adelantado el Financial Times. De hecho, Volkswagen ya ha anunciado que a partir de 2035 sólo venderá coches eléctricos en Europa.
Tasa al combustible de los aviones.
Otro de los grandes cambios en el arsenal de medidas que plantea Bruselas consiste en introducir un impuesto mínimo al queroseno a nivel de la UE. De este impuesto quedarían exentos los vuelos destinados únicamente al transporte de mercancías, mientras que se aplicaría un tipo reducido a los vuelos no comerciales. Las aerolíneas ya han expresado su desacuerdo con la medida con el argumento de que provocará distorsiones en el mercado interior si cada país aplica un tipo distinto.
Límites de emisión más estrictos para la industria.
El Ejecutivo comunitario plantea una reforma en profundidad del régimen europeo de comercio de emisiones, que funciona desde el año 2005. Introducirá límites de emisión más estrictos para la industria, lo que hará subir todavía más el precio de CO2 y funcionará como aliciente para introducir tecnologías limpias. Además, se incluirán en el sistema las emisiones del sector marítimo y del aéreo. Finalmente, Bruselas tiene previsto introducir un régimen separado de comercio de emisiones para los transportes y los edificios.
Fondo para combatir la pobreza energética.
Con la recaudación obtenida con el nuevo régimen de comercio de emisiones para transportes y edificios, la Comisión pondrá en marcha un nuevo fondo para combatir la pobreza energética. El equipo de Von der Leyen pretende evitar así que surja a escala europea un movimiento como el de los "chalecos amarillos" en Francia, que en su origen protestaban contra el alza de los precios de los combustibles. El nuevo fondo funcionará de forma parecida a Next Generation: los Estados miembros deben presentar planes a Bruselas en los que expliquen cómo usarán el dinero para apoyar a los hogares más vulnerables. Los países "frugales" nórdicos, liderados por Holanda ya han expresado su oposición a esta iniciativa.
Nuevos objetivos de renovables y ahorro.
El Ejecutivo comunitario revisará al alza los objetivos de renovables y de ahorro energético y los convertirá en vinculantes para la UE. La meta de energías renovables sobre el consumo energético total se aumentará hasta el 38-40% para 2030, en lugar del 32% actual. Por su parte, el nuevo objetivo de eficiencia energética se situará en el 36-37%, en lugar del 32,5% vigente.

Noticias.
-La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, reclama al Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, «que no ceda» ante los planteamientos del Ministro de Agricultura, Luis Planas, que puedan poner en peligro el futuro del modelo social de explotación agraria familiar.
De cara a la reunión de la Conferencia Sectorial de Agricultura que se celebra este miércoles, 14 de julio, entre el Ministro y los consejeros autonómicos del ramo para hablar de los planes estratégicos de la Política Agraria Común (PAC), que actualmente se encuentra en negociación en el seno de la UE para la aprobación del reglamento 2023-2027. UAGA exige a Olona que defienda «a capa y espada» el acuerdo alcanzado en Aragón entre los partidos políticos (PSOE, Podemos, CHA, IU, Ciudadanos) y las organizaciones agrarias (UAGA y UPA).
UAGA destaca «lo mucho que se juegan las mujeres y hombres» que se dedican profesionalmente a la agricultura y la ganadería, y que residen en el medio rural. Esas personas que se movilizaron masivamente el 22 de abril en Teruel, el 29 de abril en Huesca, y el 6 de mayo en Zaragoza para exigir una “PAC profesional y justa”; mayoritariamente gente joven que necesita un cambio en las políticas agrarias y un cambio en el reparto de las ayudas PAC.
En ese sentido, la organización agraria manifiesta que el Consejero de Agricultura ha de hacer ver al Ministro «el error que está cometiendo al defender la continuidad del ‘statu quo’», ya que esto supone un «serio problema» para la rentabilidad de las explotaciones familiares.
Por último, UAGA le pide al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a los ministros que «sean valientes» a la hora de defender a la agricultura y a la ganadería del país. Un sector esencial que además de proveer de alimentos a la población también ayuda a vertebrar el territorio.
UAGA y UPA consideran que los derechos deben desaparecer desde el primer año 2023 (sin convergencias) y tampoco se debe de mantener el sistema actual de derechos individuales. Este sistema actual de derechos, está perjudicando tanto a los jóvenes como a los agricultores que se dedican exclusivamente al sector agrario. Consideran que es «difícilmente justificable», seguir manteniendo unos valores de una actividad que se realizó hace 20 años. La realidad actual es que muchos de aquellos agricultores o ya no están o están realizando una actividad muy diferente a aquella que le generó los valores. Y muchos de estos derechos o se han heredado o comprado por terceros.
Comarca.
-La semana pasada, Alberto Garzón volvió a poner en la diana a un sector económico, y no precisamente para potenciar su actividad. La industria cárnica ha sido la última víctima del que sigue siendo ministro de Consumo, tras el cambio de gobierno de Sánchez. Sobre este negocio, Garzón lanzaba una dura campaña bautizada como "Menos Carne más vida".
Durante estos días, y ante el espanto del sector, tanto en sus redes sociales como en una tribuna en El Diario, el líder de IU vertió todo tipo de argumentaciones para persuadir a los consumidores españoles de que reduzcan su ingesta de carne. A pesar de que España es el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida, solo por detrás de Japón, Garzón aseguró que está "preocupado por la salud de nuestros ciudadanos" y su inclinación por este producto de origen animal.
Garzón también se mostró preocupado por "la salud de nuestro planeta", por lo que no dudó en criticar la labor de los productores de carne acusándoles de perjudicar al medioambiente con su actividad, sobre todo, en lo relativo a las macrogranjas. Además, Garzón cargó contra las bandejas de carne "baratas provenientes de macrogranjas" que pueden encontrarse en los supermercados porque "llenan las tripas de forma rápida, saciante y económica". Parece que para el líder de IU es un problema que las familias gasten poco dinero en carne. No deja de ser llamativa esta cuestión teniendo en cuenta que son precisamente los ciudadanos que menos recursos tienen los que compran la carne más asequible. Esos a los que el comunista asegura proteger.
La llamativa reacción de Sánchez.
Tras la polémica, el PSOE no dudó en criticar a Garzón. El primer compañero de Gobierno en oponerse a su campaña fue el ministro de Agricultura, Luis Planas, que no tardó en señalar que está "absolutamente fuera de lugar". A Planas le siguieron otros socialistas, como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que lo calificó de "tontás", o la ministra de Comercio, Reyes Maroto, que dijo estar cansada "de que nos digan lo que no tenemos que hacer", como ocurriera con el eslogan "el azúcar mata".
Pero, sin duda, la reacción más extraña fue la de Pedro Sánchez. El presidente del Ejecutivo respondió a Garzón con una escueta frase: "Sobre esta polémica lo diré en términos muy personales: a mí, donde me pongan un chuletón al punto... eso es imbatible". La mayoría de los medios de comunicación interpretaban estas declaraciones como un espaldarazo del líder del PSOE al sector cárnico y una ridiculización de Garzón, sobre todo después de ver la cara del ministro de Consumo al escucharlas.
Pero lo cierto es que el líder del PSOE conseguía echar balones fuera con su gracieta. Así, estratégicamente, Sánchez evitaba secundar tanto la campaña de Garzón como los datos en los que se apoya el comunista para atacar el consumo de carne, lo que le permitía librarse de la lluvia de críticas que había recibido su socio.
Recomendaba lo mismo 2 meses antes.
Sin embargo, el pasado mes de mayo, era el propio Pedro Sánchez el que anunciaba a bombo y platillo un documento oficial en el que promovía, precisamente, la disminución de la ingesta de carne. Se trata del documento "España 2050. Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo" que el Gobierno encargó a 100 "expertos" para fraguar la estrategia de nuestro país de aquí al lejano 2050.
Este texto de casi 700 páginas vio la luz hace dos meses y contiene todo tipo de políticas económicas, laborales o ecologistas, entre las que destaca una subida del IRPF, el IVA, el tabaco o el alcohol. Además, en uno de sus apartados dedicado a "cambiar la forma en la que consumimos bienes y servicios" los expertos de Sánchez consideran "necesario reducir el consumo de ciertas materias primas y productos. Esto significa que, en las próximas décadas, la población española tendrá que reducir su ingesta de alimentos de origen animal, la cantidad de prendas de ropa que compra, o el número de dispositivos digitales y electrodomésticos nuevos que adquiere al año". Como ya publicó Libre Mercado, así el eslogan de Davos "no tendrás nada y serás feliz" entraba en el informe España 2050, además del plan de Bill Gates de sustituir a los productos cárnicos por carne artificial con la excusa de la protección del medioambiente.
En una pomposa gala, Sánchez presumió del extenso documento e incluso estuvo acompañado por el vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Institucionales y Prospectiva, el eslovaco Maroš Šefčovič, que lo calificó de "brillante".
Para la España 2050 de Sánchez, reducir el consumo de carne sería una extraordinaria noticia. "Esta reducción de ciertos consumos no provocará un empeoramiento de las condiciones de vida ni del bienestar de la ciudadanía. De hecho, probablemente ayudará a mejorarlas. Numerosos estudios señalan que el consumo de carne de la población española es entre dos y cinco veces superior al recomendable". El documento de Sánchez se apoya en informes de la FAO para elaborar sus propuestas, curiosamente, la misma fuente que ha usado Alberto Garzón en su campaña, aunque ahora le hayan dejado solo.
Libre Mercado.
-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha señalado hoy que es necesario reforzar la confianza del consumidor en los productos ecológicos e incrementar la promoción de los mismos como fórmulas para estimular la demanda, que es uno de los objetivos contemplados en el Plan de Acción para el Desarrollo de la Producción Ecológica de la Comisión Europea.  
El Consejo Consultivo de Agricultura reunido hoy en Madrid ha dado el apoyo a las conclusiones de este Plan, que tienen previsto aprobar los ministros de Agricultura de la UE el próximo día 19 ya que, según ha explicado Planas, éstas se alinean con las inquietudes de España, que es el primer país europeo en producción ecológica y el tercero del mundo.
El Consejo Consultivo se ha celebrado previamente a la Conferencia Sectorial en la que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y las comunidades autónomas para alcanzar un acuerdo sobre la aplicación de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) en España que se prolongará en sesiones de mañana y tarde.
Además de fomentar la demanda y asegurar la confianza de los consumidores en los productos ecológicos, el plan contempla como ejes estimular la conversión de cultivos y reforzar la cadena de valor en la producción ecológica y mejorar la aportación de ésta a la sostenibilidad y a los desafíos medioambientales.
La producción ecológica juega un importante y creciente papel en la consecución de la soberanía alimentaria dentro de la Unión Europea, así como en la creación de empleo en el medio rural y en la mejora de los ingresos de los agricultores. Planas ha valorado la flexibilidad del plan europeo para que cada estado miembro pueda escoger entre las medidas propuestas las que mejor se adapten a la situación de cada uno de ellos.
El ministro y las comunidades autónomas han abordado hoy las principales líneas de actuación que deben permitir a España presentar, antes del 31 de diciembre, el Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) a la Comisión Europea
La futura PAC afianzará la incorporación de la mujer a la agricultura, que será una de las claves, junto al relevo generacional, para asegurar el futuro de la actividad, trabajar por su desarrollo económico y mantener la población en el medio rural
El ministro subraya que estamos ante una PAC más justa, más social, más igualitaria, más medioambiental, que proporcionará las herramientas necesarias para asegurar una actividad agraria de futuro para potenciar la agricultura familiar y profesional; impulsar la instalación de jóvenes; y apoyar también a aquellas explotaciones que crean empleo y dinamizan el entorno rural
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presidido hoy la Conferencia Sectorial de la Política Agraria Común (PAC), a la que han asistido las consejeras y consejeros del ramo de las 17 comunidades autónomas, en la que se ha acordado proseguir los trabajos de elaboración del Plan Estratégico de la PAC en base al documento presentado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para presentar a la Comisión Europea a finales de diciembre.
“Ha sido una Conferencia Sectorial satisfactoria y positiva, fruto del buen trabajo de todos, en la que ha habido un debate rico y diverso y hemos comprobado la voluntad de caminar juntos”, ha explicado el ministro.
Luis Planas ha remarcado que el Plan Estratégico priorizará tanto la incorporación de los jóvenes como de las mujeres, con marcadas líneas de actuación para contribuir al medio ambiente y luchar contra el cambio climático (ecoesquemas), manteniendo el necesario equilibrio de la rentabilidad económica de las explotaciones.
Respecto a los ecoesquemas, el ministro ha señalado que se ha acordado convocar un grupo de trabajo que defina el modelo de aplicación de estas nuevas ayudas para su presentación a una nueva Conferencia Sectorial que se celebrará en otoño. Esta nueva reunión con las comunidades autónomas tendrá dos objetivos: validar la propuesta diseñada para la aplicación de los ecoesquemas y examinar el estado de situación del Plan Estratégico.
El ministro ha destacado que la nueva PAC será “más justa, más social y más sostenible”, y que sobre la base de la propuesta del ministerio “vamos a perfilar un modelo que debe permitir un apoyo reforzado a nuestros agricultores y ganaderos”. El objetivo principal es que los agricultores y ganaderos puedan hacer frente al desafío del cambio climático y del medio ambiente, manteniendo la rentabilidad de sus explotaciones, en un escenario de certidumbre hasta 2027.
En jornada de mañana y tarde, el ministro y los consejeros y consejeras han analizado cuáles deben ser bases para adaptar la PAC a la riqueza y diversidad agronómica del país, así como a las distintas realidades productivas del conjunto del territorio español.
El ministro, quien ha reconocido que estamos ante una negociación compleja, pero con un enfoque constructivo por parte de todos, ha valorado la altura de miras mostrada en el debate. “Es muy importante el valor del consenso, la capacidad que tengamos de que consejeros y consejeras de distinto signo político y de comunidades con características agronómicas muy diversas, se puedan poner de acuerdo con el Gobierno de España, y para ello tenemos que saber encontrar un cauce de colaboración mutuo”.
Enfoque medioambiental de la nueva PAC
Luis Planas ha recordado que la nueva PAC tendrá un marcado enfoque medioambiental, ya que más del 40 % de su presupuesto, 47.724 millones de euros para para el periodo 2021-2027 en el caso de España, se destinarán al desarrollo de una agricultura y ganadería más respetuosas con el clima y el medio ambiente, haciendo un uso sostenible de los recursos naturales.
El ministro ha resaltado que el Gobierno y las Comunidades Autónomas, “de manera coordinada y coherente, a través de las intervenciones de ambos pilares (ayudas directas y de desarrollo rural), darán respuesta a las necesidades identificadas a lo largo de más de dos años de riguroso trabajo colectivo de preparación del plan”. La documentación de trabajo relativa a la nueva PAC está colgada en la web del ministerio.
Habrá nuevas medidas y nuevas líneas de actuación, según el ministro, pero “acompañaremos a los agricultores y ganaderos en esta imprescindible transición hacia sistemas alimentarios más sostenibles para que nadie se quede atrás”. En este punto, los ecoesquemas, que son prácticas voluntarias remuneradas que contribuyan favorablemente al clima y al medio ambiente, son una de las grandes novedades de esta PAC y en los que tendrán cabida, por ejemplo, prácticas para aumentar el contenido en carbono orgánico de los suelos, el mantenimiento de los pastos, las rotaciones de cultivo con especies mejorantes o una gestión sostenible de los insumos.
Nadie se va a quedar atrás, ha incidido Planas, ya que los nuevos ecoesquemas deben ser accesibles para todos los agricultores y ganaderos. En sintonía con la nueva realidad social, esta PAC debe potenciar el necesario relevo generacional para afianzar, también, el papel de la mujer en la actividad agroganadera, a través de medidas para favorecer su incorporación al agro. Lograr que jóvenes y mujeres encuentren alternativas viables en el campo, permitirá la dinamización de los entornos rurales y que puedan plantear su proyecto de vida en los pueblos.
Para facilitar el relevo generacional, se destinará más de 140 millones de euros anuales. Cantidad equivalente al 3 % del presupuesto de las ayudas directas (primer pilar), entre ellas, al menos un 2 % irá a la ayuda complementaria a la renta para jóvenes agricultores (40 años o menos) y otro 1 % de ayudas procedentes de medidas de desarrollo rural.
Este Gobierno ha logrado que el apoyo a las mujeres para fomentar la igualdad en el medio rural, forme parte, por primera vez, de los objetivos específicos de la PAC. De esta forma, el Plan propondrá el establecimiento de importes adicionales para impulsar su papel en las actividades agrarias. No solo a través de las ayudas directas, sino también con medidas de desarrollo rural (segundo pilar de la PAC), “contribuiremos a la consecución de este objetivo, que es de justicia”, ha resaltado Planas.
La dimensión social de la nueva PAC no supondrá una carga administrativa adicional para agricultores y ganaderos. En este sentido, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y las comunidades autónomas desarrollarán un sistema de cruce de información sobre las infracciones y sanciones en las directivas laborales recogidas en el proyecto de Reglamento de planes estratégicos para que sea operativo en 2024. El ministro ha insistido en que “este punto ayudará a poner en valor a todos aquellos que están haciendo bien su trabajo, que es la inmensa mayoría”.
Además, los sistemas de asesoramiento a los agricultores incorporarán información sobre las condiciones de empleo y las obligaciones de los empleadores, así como los aspectos relativos a la salud, seguridad y protección social en el ámbito agrario.
¿Cuál será el reparto de las ayudas de la PAC?
Las ayudas directas desvinculadas de la producción se destinarán a la ayuda básica a la renta para la sostenibilidad (60 %), de las que una sexta parte (10 % del total de ayudas directas) se concederán a través de la ayuda complementaria redistributiva para la sostenibilidad (pago redistributivo), así como una ayuda complementaria a la renta para jóvenes agricultores (2 %), mientras que los ecoesquemas contarán con el 23 % (que unido al 2 % que España puede computarse por su mayor gasto medioambiental en desarrollo rural, permitirá alcanzar el 25 % exigido por el Reglamento).
En el caso de las ayudas directas vinculadas a la producción (pagos asociados), se aplicarán a sectores vulnerables desde el punto de vista social y económico, como la ganadería, en especial, la extensiva o al de producción láctea, así como cultivos proteicos, entre otros.
El olivar tradicional se beneficiará, por primera vez, de una intervención sectorial que permitirán mejorar su gestión para reducir sus costes de producción.
¿Quién serán los beneficiarios?
Los beneficiarios de las ayudas directas de la PAC deberán cumplir con la condición de agricultor activo, que será aquel que esté afiliado a la Seguridad Social por cuenta propia o aquel que perciba al menos el 25 % de sus ingresos totales de la actividad agraria.
No obstante, dado que en algunas zonas la agricultura a tiempo parcial desempeña una función social y medioambiental significativa, los beneficiarios que reciban un importe anual en concepto de ayudas directas igual o inferior a 5.000 euros, se considerarán agricultores activos.
Reparto más equitativo y justo
El importe de la ayuda básica a la renta recibido por cada beneficiario, se reducirá progresivamente a partir de la cantidad percibida que supere el importe de 60.000 euros.
Además, el importe de la ayuda básica a la renta estará limitado a 100.000 euros al año por beneficiario.  Si bien, el beneficiario, que perciba, a partir de 60.000 euros anuales, podrá también descontar los costes salariales directamente soportados y los costes laborales incluidos en la contratación de empresas de servicios agrícolas.
Por otro lado, se mantendrá en 300 euros el umbral mínimo para la percepción de ayudas directas.
El importe por hectárea de la ayuda básica a la renta se distinguirá por regiones, que se reducirán a un máximo de 20 regiones en las se diferenciarán las superficies de pastos permanentes, cultivos herbáceos de secano, cultivos herbáceos de regadío y cultivos permanentes.
MAPAMA.
-ASAJA Castilla León.
La organización agraria ASAJA rechaza de forma rotunda y contundente el documento sobre las propuestas de plan estratégico de la PAC para España que presentó ayer el ministerio de Agricultura a las comunidades autónomas en Conferencia sectorial presidida por Luis Planas. 
El principal punto de desencuentro es sin duda la definición de “agricultor activo”, que en definitiva es la llave para percibir los fondos de la PAC. La figura que propone Luis Planas es más amplia que en la PAC actual, hasta el punto de que cualquier ciudadano que cultiva tierras o tenga ganado va a ser perceptor de las ayudas, y, además, debido al complemento que reciba por el denominado “pago redistributivo”, porcentualmente cobrará más que el agricultor profesional. ASAJA de Castilla y León reitera que una de las “líneas rojas” que debe de marcar el consejero de Agricultura en sus encuentros con el Ministerio es lograr una definición del “agricultor activo” que se acerque más a la del agricultor profesional. En concreto, la OPA pide que todo perceptor de la PAC tenga que acreditar la cotización a la Seguridad Social y la declaración de sus ingresos en la Agencia Tributaria, algo que, aunque parezca obvio, no ocurre en la actualidad ni tienen previsto exigir en los próximos años.
La propuesta del ministerio solo se entiende desde la óptica de aprovechar la PAC para sacar rédito electoral, y no para mejorar el tejido productivo de la ganadería y agricultura español, basado en una gestión empresarial del modelo de explotación familiar, modelo que es el que asegura que nuestro país sea una potencia agroalimentaria con vocación de exportar y con capacidad de vertebrar el territorio. La reducción de las ayudas al agricultor profesional, para favorecer otro modelo de agricultura, resta competitividad al campo de Castilla y León y de España.
Al margen de la cuestión de la definición de agricultor activo, ASAJA no comparte las normas restrictivas de los ecoesquemas sin una ayuda incentivadora, ni comparte los criterios de la ayuda redistributiva, ni una convergencia en las ayudas que sea demasiado drástica. También, la organización agraria ha sido defensora de la desaparición de los denominados “derechos de la PAC”, algo que ahora las administraciones quieren perpetuar por la simple razón de que su permanencia les facilita la gestión administrativa.
Por otra parte, ASAJA tiene dudas, a falta de datos oficiales, de que cuestiones como la reducción de regiones productivas, las nuevas ayudas asociadas, el pago redistributivo, o la inclusión de nuevos sectores como perceptores de fondos, permitan mantener un montante de fondos en Castilla y León equiparable al de etapas anteriores, ya que podría haber transvase de fondos hacia otras comunidades autónomas.
Por último, ASAJA considera que no se ha clarificado suficientemente la política que se seguirá para modernizar el campo, para los programas agroambientales y de zonas desfavorecidas, y para lograr un relevo generacional efectivo y compatible con los intereses del resto de profesionales ya en activo. ASAJA tampoco comparte el modelo de financiación por la escasa aportación del Estado a los programas de desarrollo rural nutridos fundamentalmente con fondos del FEADER.
ASAJA.
 -El litio se ha convertido en un metal clave para las baterías que alimentan los vehículos eléctricos. Tanto es así que se dice que este producto básico se dirige a un "déficit perpetuo". No será la única materia prima que vea como se encarecen sus precios por la falta de suministro. Cobre, níquel, cobalto, e incluso gas natural o carbón siguen su estela ascendente.
Algunas de ellas son necesarias para la transformación del sistema energético mundial y otras como plataforma que permita esa transición. 
La advertencia sobre la escasez de nuevos productos básicos en medio de las transiciones energéticas la han promovido Macquarie Bank y Credit Suisse. Hace unas semanas advirtieron a los clientes de inversión que el suministro de litio seguirá siendo escaso en el futuro, lo que aumentará los precios continuamente.
Macquarie dijo que el déficit de 2021 sería de unas 2.900 toneladas (tn), que aumentarían a 20.200 tn el próximo año y luego hasta 61.000 tn en 2023. La estimación de Credit Suisse es muy parecida, pero fue más allá en sus pronósticos. En 2024 y 2025 prevé que el déficit de litio será de 117.000 tn y 248.000 tn, respectivamente.
Los analistas han señalado que la revolución energética mundial podría llevar a multiplicar por tres los precios del litio para 2025, lo que encarecería el producto final y la capacidad de poder realizar la transición energética en el sector de la movilidad. 
El 'oro blanco'
La demanda de litio seguirá creciendo a medida que se aceleran las ventas de vehículos eléctricos, y se encarecerá este 'oro blanco' por la falta de respuesta de la oferta de las principales mineras de litio del mundo.
El uso del litio en todo el mundo está creciendo un 15% año tras año, mientras que el material total desplegado en lo que va de año ha aumentado un 240% con respecto al año pasado. Los precios del litio tocaron máximo de dos años, hasta los 11,664 dólares la tonelada (LCE) en abril, aunque ahora estén ligeramente por debajo. 
Según el Battery Metals Outlook de BloombergBNEF, los precios de los metales para las baterías eléctricas se han recuperado con fuerza en la primera mitad del año. China controla esta industria química, con la mayor participación de mercado para los cinco materiales principales de baterías: litio, níquel, manganeso, cobalto y grafito.
Cobalto, níquel y cobre
El despliegue de cobalto y níquel se triplicó en comparación con el mismo mes del año pasado. Según los datos de Adamas, las ventas mundiales de níquel por vehículo (incluidos los híbridos) aumentaron un 1% interanual en el último año.
Otra señal de la creciente demanda de productos químicos ricos en níquel es el hecho de que el hidróxido de litio está más valorado que el carbonato de litio, según Benchmark Mineral Intelligence.
Sin embargo, en el caso del cobalto, el precio se mantendrá, según BNEF. El valor de este metal aumentó un 42% en lo que va de año en la Bolsa de Metales de Londres. En marzo, subió a 53.000 dólares por tonelada, el más alto desde marzo de 2018 y un 15% por encima del promedio de cinco años. Pero se espera que se estabilice en los 44.000-45.000 dólares por tonelada hasta 2025 porque se espera superávit de esta materia prima.
Carbón y GNL
En el caso del carbón, la reducción de la producción está relanzando los precios en el mercado internacional. Según Bank of America (BofA), el carbón de coque ha subido un 24% en lo que va de 2021, situándose en 168 dólares/tonelada, y se estima que en 2022, siga creciendo un 41% hasta los 180 dólares/tn.
El carbón se ha convertido en un silencioso ganador entre las materias primas energéticas, sin olvidar al petróleo y el gas natural licuado (GNL). Tanto el carbón térmico, utilizado en centrales eléctricas, como el carbón coquizable, utilizado para fabricar acero, se han recuperado con fuerza en los últimos meses. Y en ambos casos, el motor ha sido principalmente China, el mayor productor, importador y consumidor de combustible del mundo.
Otro tanto ocurre con el gas natural. Según BofA, las fuertes exportaciones y el elevado consumo de energía impulsan los precios del gas natural. En junio, las exportaciones, las temperaturas más altas de lo esperado en EEUU y varias interrupciones en los gasoductos afectaron la producción.
Según los analistas de la entidad financiera, tanto las exportaciones mexicanas como las de GNL han superado las estimaciones previstas este verano y prepara un escenario para un movimiento alcista.
Volatilidad, palabra clave
Según Norbert Rücker, director de Economía e Investigación de Próxima Generación del banco suizo Julius Baer, el mercado europeo del gas natural y el complejo energético en general han subido a máximos de varios años durante los últimos meses, aunque se haya enfriado en esta semana.
Estos cambios apuntan a una volatilidad excepcional que da una idea de cuán sensibles y qué interconectados están el gas natural, el carbón, las energías renovables y las emisiones en el complejo energético europeo.
Los suministros y el almacenamiento son escasos, pero la escasez aparentemente fue el resultado de varios elementos especiales y temporales. El mercado del gas natural muestra una vez más que es propenso a la volatilidad. La acción tiene lugar principalmente en Europa, donde los precios subieron a máximos de varios años seguidos de una caída pronunciada más recientemente.
La volatilidad de los últimos meses permite comprender cómo el aumento de las exportaciones de gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos y Australia modifica gradualmente la dinámica fundamental. Parece que todo se junta en el mercado europeo.
Y a todo ello se suma el reciente apetito de Asia por el gas natural, que desvía en parte los envíos de Europa.
Los mercados del gas natural tienden a estar estrechamente interconectados con el carbón y las energías renovables a través del mercado de la electricidad. Los envíos de gasoductos temporalmente reducidos desde Noruega y Rusia para mantenimiento y otras razones agravan la escasez, mientras que la especulación en los mercados de emisiones de Europa agrega combustible al alza de precios del complejo energético en general.
Invertia.
-El presidente del PP, Pablo Casado, ha lamentado los 5.000 millones de euros menos que el campo español recibirá de la Política Agrícola Común (PAC). "Los números no van a salir", ha afirmado.
Así lo ha destacado durante la clausura de la segunda sesión de las Jornadas Reto demográfico y despoblación rural, organizadas por la Fundación Concordia y Libertad en Toledo, donde ha defendido que el PP es un partido que ha estado siempre muy cerca de las organizaciones agrarias y ganaderas apostando por un apoyo al campo.
Casado, que ha recordado las 10 medidas recogidas en el pacto de estado contra la despoblación que ha propuesto al resto de formaciones políticas, ha criticado que el campo haya sufrido "una estigmatización" por parte incluso del propio Gobierno.
"Se le acusa de contaminante, de esclavista" y se le pide que sean los que "paguen la reconversión hacia la descarbonización de una forma en la que los números no van a salir". Así, ha asegurado que la PAC tal y como la dejó "casi negociada" el gobierno del PP "tenía que abordar un marco financiero plurianual en la que no hubiera perdida para el sector en España", sin embargo, "ahora mismo se está hablando de 5.000 millones de euros menos para el campo español".
El apoyo al campo es uno de los 10 puntos recogidos en este pacto de estado contra la despoblación. El primero de ellos es el reto demográfico y la apuesta por la natalidad, poniendo de ejemplo medidas puestas en marcha en Galicia o el plan de natalidad anunciado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
Ha propuesto medidas como mayor flexibilización del mercado laboral, una regulación eficaz del teletrabajo, gratuidad de la educación de 0 a 3 años y facilitar la emancipación de los jóvenes.
Otro punto planteado por Casado es la igualdad de acceso a los servicios públicos. "Si alguien decide vivir en el medio rural, las administraciones públicas tienen que garantizar que haya un consultorio médico, escuela o transporte público", ha afirmado.
En ese pacto por la despoblación, el PP también apuesta por las infraestructuras de interior como las redes convencionales que permiten que la España rural siga conectada. Los 'populares' además quieren que haya un impulso a las infraestructuras de conservación del patrimonio histórico español, algo que va asociado al turismo y hostelería, ha dicho.
Agua
El quinto punto recogido en ese pacto es el plan nacional de agua. "Hemos dicho tanto en el gobierno como en la oposición que el agua es un bien escaso que tiene que estar disponible para todos los españoles en condiciones favorables, y eso no solo engloba a las cuencas receptoras de la solidaridad de un recurso que no tiene que tener una patrimonialización de nadie, sino que también engloba a las infraestructuras que se tienen que hacer en las cuencas cedentes".
El fomento de las actividades vinculadas al entorno rural, la digitalización "de verdad" o la sostenibilidad medioambiental son otros de los elementos resaltados por Casado durante su intervención.
"Habrá que evaluar hasta qué punto contamina más un filete de carne en España o contamina más otro tipo de alimentación que a lo mejor ha tenido que venir importando de otro país en una larga travesía", ha advertido Casado, quien ha dicho que no se puede demonizar a un sector clave para España que emplea a miles de personas.
Por último, el presidente del PP ha explicado los últimos puntos del pacto del estado contra la despoblación relacionados con la regulación fiscal y burocrática pidiendo una tarifa plan para los autónomos, así como ha hablado de política de vivienda pidiendo eliminar las trabas burocráticas urbanísticas para que la gente pueda instalarse en el mundo rural.
ECD Confidencial.
-Alberto Garzón, ministro de Consumo, quiere que los españoles consuman menos carne. "El 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero proviene de la ganadería, especialmente de las macrogranjas, mientras que para que tengamos 1 kilo de carne de vaca se requieren 15.000 litros de agua", explicaba ayer en un vídeo en su perfil de Twitter. A las pocas horas reafirmaba su mensaje en Público: "Un consumo excesivo de carne tiene una serie de implicaciones en la salud individual y del planeta".
Terreno abonado para la controversia.
La polémica. 
Sus palabras han sido recibidas con cierta hostilidad en las redes sociales. "Más energía nuclear y renovable y menos decirme qué tengo que poner en el plato", sugería Emilio Doménech (@Nanisimo), uno de los periodistas jóvenes que más popularidad ha ganado durante el último año. "El comunista dice que no comáis carne", bromeaba Andrea Levy. "Garzón lucha contra el consumo de carne, menos en su boda donde hubo kilos de solomillos", sentencia Libertad Digital. Hay miles de mensajes similares, intercalados con otros que defienden la propuesta.
El sondeo. 
¿Otro resbalón comunicativo y programático del gobierno? Quizá no. Las redes sociales emiten más ruido que señal. No sabemos cuál es la opinión del español medio sobre el consumo de carne roja, pero sí conocemos su sensibilidad sobre las cuestiones medioambientales. Esta encuesta elaborada por la Universidad de Yale en treinta países distintos y publicada hace algunas semanas arroja algo de luz al respecto. España es uno de los países más concienciados sobre el cambio climático, y por tanto más proclives a aceptar mensajes como el de Garzón.
En cifras
La abrumadora mayoría de españoles, por ejemplo, cree que el cambio climático es real (92% frente a una minoría del 3% aún escéptica), un porcentaje muy superior al registrado en otros países occidentales como Estados Unidos (80% vs. 12%), Australia (84% vs. 10%), Países Bajos (87% vs. 7%) o Alemania, el país que alumbró al ecologismo político (89% vs. 4%). Los españoles también creen que sus causas son humanas (64%) o, al menos, una mezcla de factores humanos y naturales (25%). Sólo un 7% considera que obedece a "cambios naturales".
De nuevo, el contraste con otros países es agudo. Sólo un 40% de los estadounidenses lo atribuye a factores fundamentalmente humanos, por un 49% de los alemanes, un 51% de los japoneses, un 54% de los mexicanos o un 55% de los franceses o un 57% de los costarricenses.
Preocupados. 
El bajo escepticismo se transforma en una preocupación genuina sobre los efectos del cambio climático. El 89% de los españoles muestra entre "muy preocupado" y "preocupado" por sus consecuencias a corto plazo, cifra muy alta en comparación a la holandesa (un 59%, con una minoría del 15% en la categoría "muy preocupado"). Un 70% de los españoles creen que tendrá consecuencias dañinas sobre su vida diaria (el porcentaje más alto de Europa), frente al llamativo 30% de los holandeses (por cuanto su país corre un riesgo significativo).
La acción. 
Todo esto tiene una respuesta emocional y política. Si el 68% de los españoles juzga "personalmente importante" el cambio climático significa que están dispuestos a movilizarse o a cambiar ciertos hábitos por él. Lo que nos lleva al siguiente dato: el 52% de los españoles encuestados opina que el cambio climático debería ser una prioridad "muy alta" para el gobierno; otro 28% la considera "alta"; y un 10%, "media". Sólo un 3% lo coloca en la parte baja de las preferencias políticas.
¿Y esto qué significa? Que España quiere que su gobierno "haga mucho más" (51%) o "más" (21%) para mitigar las consecuencias del cambio climático. No menos.
Resumiendo. 
La encuesta de Yale es general y como tal debe ser interpretada. No cuestiona sobre políticas concretas. Y es ahí donde reside el punto de fricción. Es posible que los españoles estén concienciados sobre el cambio climático y deseen detenerlo, pero esto no ha de tener una correlación directa, por ejemplo, en su voluntad para reducir el consumo de carne (comparativamente alto), de utilizar menos el coche o de desincentivar industrias con una alta huella medioambiental. Del dicho abstracto al hecho concreto hay muchos pasos.
Pero el sondeo sí apunta a un magma social proclive a ideas o políticas que reduzcan el impacto en el planeta. Y quizá la carne sea una de ellas. Tampoco es un mensaje que opere en el vacío: tanto Naciones Unidas como la OMS como numerosos científicos han remarcado en más de una ocasión el impacto negativo que la producción de carne tiene en el planeta. Nosotros lo vimos aquí, en comparativa con las hamburguesas "falsas". Comer carne sí tiene una huella clara en el medioambiente. Otra cuestión es que los españoles deseen reducir su consumo para mitigarla.
Mohorte. Magnet. 
-Avance sobre la siniestralidad del ejercicio 2021 (31 de mayo de 2021)
Los efectos de la borrasca Filomena y las heladas producidas durante el primer trimestre del año, elevan la previsión de siniestralidad a 339,23 millones de euros. 
. La superficie afectada suma 387.514 hectáreas.  
. Las producciones de fruta, cítricos, uva de vino, almendro, hortalizas, cereza y olivar son las más afectadas y entre todas superan los 273 millones de euros. 
. La inestabilidad atmosférica ha incidido con fuerza en la Región de Murcia, Cataluña, Aragón, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Andalucía.
Agroseguros.
-Comienza una semana con varias movilizaciones en el sector agrario y ganadero cuando el mismo miércoles tendrá lugar la conferencia sectorial del ministro y las CC.AA, donde se debatirá los principales ejes del plan estratégico de la PAC que el Gobierno tiene que entregar a Bruselas antes del 31 de diciembre.
Andalucía será uno de los puntos candentes. Las organizaciones agrarias representativas del sector lechero andaluz COAG Andalucía y UPA Andalucía, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía y la Organización de Productores –OPL- del Sur, con el apoyo de Asaja Córdoba, arrancan este martes el calendario de movilizaciones para reclamar unos precios justos para los ganaderos que cubran, al menos, los costes de producción de la leche.
El sector, bajo el lema ‘Con la leche al cuello’, se manifiesta en Sevilla para denunciar la cruda realidad que sufren los ganaderos, exigir soluciones a las administraciones y concienciar a la sociedad de la importancia de consumir leche de calidad y saludable, que es la que se produce en Andalucía, a un precio digno que garantice la rentabilidad de las explotaciones. La manifestación partirá a las 10:00 horas desde el Palacio de San Telmo para llegar a la Plaza de España, donde se procederá a leer un manifiesto y a realizar las declaraciones a los medios a las 11:30 horas.
Son muchos los puestos de trabajo que desaparecerán si no se atiende nuestra exigencia de agua para los cultivos
Por su parte, los regantes del Bajo Guadalquivir ya anunciaron sendas movilizaciones para pedir mayor dotación de agua para completar el ciclo vegetativo de sus cultivos. Para exigir el agua que necesitan, cientos de regantes del Bajo Guadalquivir se movilizarán este martes 13 de julio ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir también en Sevilla.
«En las actuales circunstancias de falta de agua se va a dejar de contratar mucha mano de obra, y lo peor es que los cultivos que no se han secado ya, sesecarán en las próximas semanas si no se atienden nuestras demandas, con lo que se incrementará sustancialmente la pérdida de jornales contratados. Son muchos los puestos de trabajo que desaparecerán si no se atiende nuestra exigencia de agua para los cultivos, poniendo en grave peligro la paz social imperante en la Comarca», han afirmado.
Por último, en Madrid, frente al Ministerio de Agricultura, en el mismo momento que se está celebrando la conferencia sectorial de la PAC el 14 de julio, Unión de Uniones ha convocado a una representación de agricultores de sus organizaciones territoriales para reclamar un futuro para el campo. La organización agraria quiere reivindicar las medidas extraordinarias que niega el ministerio y que necesita el sector vitivinícola a las puertas de la vendimia, así como la ausencia de ayudas autonómicas para los cultivos leñosos tras los daños causados por Filomena.
Este acto recibirá una caravana que parte el día 13 de julio desde Castilla – La Mancha y en él se tendrá previsto aserrar un olivo centenario muerto, así como dejar cajas de uvas verdes y cepas secas en la puerta del Ministerio al son de la banda sonora de La Muerte Tiene un Precio. A la concentración acudirán miembros de la Ejecutiva, como el valenciano Luis Javier Navarro, el coordinador de Castilla-La Mancha, Andrés García Vaquero y el responsable sectorial de viticultura, Joan Santó. Así, también estará presente Jose Manuel de las Heras, coordinador estatal de Unión de Uniones, quien esbozará también las principales demandas de la organización a la futura PAC.
Agroinformación.
-El ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado el estudio de la cadena de valor de la leche líquida envasada de larga duración correspondiente a las campañas de 2018, 2019 y 2020 que fue aprobado el pasado viernes 2 de julio por el pleno extraordinario del Observatorio de la Cadena Alimentaria, presidido por el director general de la Industria Agroalimentaria, José Miguel Herrero. El MAPA sigue así dando cumplimiento a su compromiso de actualizar las cadenas de valor de los productos agroalimentarios.
La elaboración de este estudio fue una de las prioridades establecidas por dicho órgano colegiado y contribuye al análisis de la formación de precios de un producto tan básico e importante en la cesta de la compra como la leche. En él se analizan los ingresos, costes, beneficios o pérdidas que se generan en los diferentes eslabones de la cadena y que impactan sobre el precio final al consumidor, con el fin último de contribuir a la transparencia del mercado y valorar la evolución seguida por esta cadena a lo largo de los años.
Tras un año de intenso trabajo y una amplia cooperación de todos los representantes de los eslabones que componen dicha cadena, el estudio ha concluido que se reparte poco valor a lo largo de la cadena. Adicionalmente, refleja que la fabricación y comercialización de este tipo de leche representa el principal capítulo de utilización de leche cruda de vaca producida y recogida en España, en torno al 30% del total. Sin embargo, no es el único uso que se da a dicha leche, empleada también en la producción de quesos, leches acidificadas, mantequilla o leches concentradas, entre otros productos. También se han detectado determinados costes con un elevado peso específico en la configuración del Precio de Venta al Público (PVP) que un comprador paga por un litro de leche que adquiere en el punto de venta. Así, siete capítulos de costes ya supondrían el 87,7% del PVP pagado por el comprador, siendo de especial relevancia los costes de la alimentación del ganado, de los envases y la remuneración al personal.
Con la finalidad de seguir dotando de una mayor transparencia en la formación de precios, el MAPA pone también desde hoy a disposición pública en su página web los trabajos desarrollados sobre la dispersión de precios reales de compras de la leche líquida de consumo, obtenidos a través del panel de consumo alimentario en los hogares. Esta publicación se actualizará cada mes.
MAPA.
-Aurelio Pérez / Coordinador de COAG CASTILLA Y LEÓN. 
COAG CASTILLA Y LEÓN tuvo que salir al paso de la esquizofrenia ideológica que vive el Gobierno y pedir al ministro de Agricultura, Luis Planas que difundiera la labor real que desarrolla en la alimentación, en la sociedad, en el medio rural o en la economía el sector ganadero español. Y, sobre todo, que se erija en portavoz de la agricultura y la ganadería (al fin y al cabo, cobra por ello) en este camarote de los hermanos Marx que es el Gobierno de Pedro Sánchez.
De repente, el titular de esta tropa, Pedro Sánchez, ha desvelado su debilidad por los chuletones, debilidad que le ha sido impuesta por su spin-doctor Iván Redondo para apagar el incendio forestal que prendió sin recato el ministro de Consumo, Alberto Garzón. Pero es que el jefe de la tropa sólo hace un par de semanas que elogió la carne falsa y denostó la ganadería con todo el coro de manidos y falsos datos al presentar la Estrategia España 2050. De nada parece servir que todos los indicadores internacionales confirmen que el patrón de dieta y de estilo de vida de nuestro país es de los más adecuados del mundo, situando a España como el país más saludable del mundo y con mayor esperanza de vida.
 Mientras, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, se dedica a financiar con más de 3 millones de euros a firmas de carne falsa, que también lanzan sus consabidos misiles a la ganadería. La industria emergente de la carne de laboratorio se ha revelado como la amenaza más seria para la ganadería tradicional, que en nuestro país emplea de forma directa a más de medio millón de personas, mientras que las industrias cárnicas y el comercio minorista ocupan a cerca de 200.000 empleados. La actividad ganadera se desarrolla en más de 350.000 granjas de toda la geografía nacional que hacen una aportación de 16.000 millones de euros a la producción final agraria, de acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Y en el corolario de despropósitos, el Ministerio de Transición Ecológica de Teresa Ribera, la “ministra a la fuga”, publica unos datos completamente diferentes a los que arroja el Ministerio de Consumo contra el sufrido ganadero. Es más, sorprendentemente la amiga del lobo, se saca unos datos más cercanos a las tesis de los ganaderos. Y es que los datos oficiales del Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (MITECO 2020) atribuyen a la producción ganadera de carne únicamente el 7,8% del total de emisiones de GEI de nuestro país, frente al 14,1 % que le atribuyó Garzón.
Los profesionales ganaderos son perfectamente conscientes de los retos medioambientales que afronta nuestra sociedad en todas sus actividades y por ello están trabajando e invirtiendo grandes recursos para conseguir un modelo de transición ecológica global, así como una producción ganadera más sostenible, circular y neutra en emisiones, desarrollando nuevas técnicas de producción con un menor impacto ambiental. En España, el ganado pastorea más de 25 millones de hectáreas, que son áreas no son aptas para la agricultura y no se destinan ni pueden destinarse a este fin. El pastoreo es beneficioso para el equilibrio natural de los ecosistemas, la fijación de carbono en el suelo y el aumento de la fertilidad del suelo. Además, es fundamental para la limpieza del monte y la prevención de los incendios forestales.
Mientras tanto, este pandemónium esquizofrénico es lo que nos gobierna. En la pandemia, en la economía, en los equilibrios territoriales. Alguien dijo: “Tenemos el Gobierno que tenemos, porque somos el país que somos”.
Algo hemos hecho fatal.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda