Semana del 5 al 12 de diciembre de 2021

Unos cuantos problemas para los próximos meses

15 de diciembre de 2021

Compartir en:

-Noticiario derivado del “ecologetismo” actual.

. Putin "está listo para invadir Ucrania en el nuevo año". The Times.
. Gustav Gressel: Por qué Rusia podría invadir Ucrania nuevamente. Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.
. Daniel Markind: la amenaza de Bielorrusia muestra la importancia de la independencia energética. Forbes.
. WSJ: Los pícaros están en marcha alrededor del mundo. Editorial, The Wall Street Journal.
. Estados Unidos se convertirá en "dominante en energía" con el salto de precios global, dice Bank of America. Bloomberg.
. El aumento de las facturas de energía para hundir a 1 millón de jubilados en la pobreza energética. Daily Express.
. Alex Brummer: El costo para el Reino Unido de la decisión de Shell de retirarse del desarrollo de petróleo y gas de Cambo será enorme. Daily Mail.
. Los proveedores de automóviles europeos advierten que el cambio a la electricidad pondría en riesgo 500.000 puestos de trabajo. Financial Times.
. Francis Menton: la presa de restricción de combustibles fósiles comienza a romperse. Manhattan Contrarian.
. Las recientes sequías europeas no tienen precedentes, según un nuevo estudio. Net Zero Watch.
. La UE dará a conocer la clasificación ecológica de proyectos nucleares y de gas justo antes de Navidad. Bloomberg.
. Estados Unidos advierte sobre sanciones económicas 'nucleares' a Rusia antes de las conversaciones entre Joe Biden y Vladimir Putin. The Daily Telegraph.
. Los estados republicanos podrían sacar $ 600 mil millones de los bancos de combustibles fósiles. OilPrice.com.
. Gary Shilling: El costo neto cero seguramente sorprenderá a los inversores (y votantes). Bloomberg.
. Los costos del mecanismo de equilibrio "se dispararon en un 294%". Energy Live News.
. La pobreza energética en Europa está vinculada a las costosas energías renovables. Western Standard.
. Brandon Weichert: Una nueva Europa sangrienta está naciendo en Ucrania. Asia Times.
. EE. UU. Podría esperar por ahora las sanciones energéticas para Rusia, por temor a un impacto en los precios globales. CNN.
. El gobernador recién elegido retirará a Virginia del costoso programa climático. Washington Times.
. Gas y nuclear: el destino de la taxonomía verde de la UE "ahora en manos de von der Leyen". EurActiv.
. Los costes energéticos de Europa alcanzan nuevos récords. Bloomberg.
. Millones de hogares del Reino Unido enfrentan un aumento del 70% en las facturas de energía. The Times.
. Rupert Darwall: en la carrera por el 'liderazgo climático', todo el mundo es un perdedor. Newsweek.

 

-El Regadío en peligro

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacores) ha anunciado que se movilizará “solo contra” el Ministerio para la Transición Ecológica a no ser que éste de un “giro radical” a la planificación hidrológica tal y como está concebida porque en la actualidad “plantea la amenaza de no tener suficiente agua para regar durante los próximos años”. Andrés Del Campo, presidente de la federación, lamenta que el sector lleva “tiempo alertando” de que la gestión del agua está “contaminada políticamente” y denuncia que los nuevos planes hidrológicos serán aprobados en primavera sin tener en cuenta la valoración del regadío, que aglutina al 70% de los usuarios del agua en España. Asimismo, ha destacado que los más de 500.000 agricultores representados en Fenacore deben tener “libertad absoluta” para sumarse también a las manifestaciones convocadas por las organizaciones agrarias.
La forestación, una gran solución.
La Comisión Europea refuerza su apuesta por la biodiversidad para convertirla en una de las herramientas clave en la lucha contra el cambio climático. El Ejecutivo comunitario acaba de tomar medidas para blindar los bosques. A partir del 1 de enero, todos los vendedores estarán obligados a certificar que sus productos no han sido generados en terrenos deforestados y que, además, observan las exigencias legales de sus propios países de origen.
Los operadores deberán obtener las coordenadas geográficas de las parcelas donde se hayan producido los productos básicos que comercializan. Esta estricta trazabilidad pretende garantizar que solo entren en el mercado de la UE productos libres de deforestación y que las autoridades de control de los Estados miembros dispongan de los medios necesarios para comprobar que se cumple este requisito. Asimismo, la Comisión aplicará un sistema de evaluación comparativa para determinar qué países presentan un riesgo bajo, estándar o alto de producir productos que no estén libres de deforestación o que no se ajusten a la legislación del país productor.
La iniciativa ha sido presentada días después del pacto alcanzado durante la celebración de la COP26 para reducir la deforestación, que avanza a un ritmo alarmante, especialmente en determinadas zonas del planeta como la Amazonía brasileña.
Según el último balance del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), la selva amazónica perdió 13.235 kilómetros cuadrados de árboles entre el 1 de agosto de 2020 y el 31 de julio de 2021. Este valor representa un aumento del 21,97% en comparación con la tasa de deforestación calculada el año pasado, que fue de 10.851 kilómetros cuadrados para los nueve estados que conforman la Amazonía Legal brasileña (ALB).
La nueva normativa pretende dotar de herramientas a los 27 para avanzar hacia una economía circular y proteger la naturaleza, elevar los estándares medioambientales y fortalecer el Pacto Verde Europeo, una de las grandes apuestas del Ejecutivo comunitario. Por eso, llega acompañada de otras dos propuestas para hacer frente a los retos que plantean los residuos ilegales y su exportación a terceros países, así como una nueva estrategia para que todos los suelos europeos se rehabiliten, sean resilientes y estén adecuadamente protegidos de aquí a 2050.
La consulta pública abierta lanzada por la Comisión con relación a esta propuesta legislativa reunió más de 1.200.000 respuestas, lo que la convierte en la segunda más popular de la historia de la UE y muestra el apoyo abrumador de los ciudadanos europeos a la lucha contra la deforestación.

La COP, 26 un fracaso.

Medidas poco ambiciosas, compromisos vagos y esfuerzos insuficientes. Estas podrían ser las principales conclusiones a extraer tras la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26). Una cumbre que se inauguraba con, quizá, expectativas demasiado elevadas, pero que ha finalizado dejando un reguero de críticas tanto dentro como fuera del claustro y que ha generado una sensación decepcionante incluso a los organizadores. “Nuestro frágil planeta sigue pendiendo de un hilo. Seguimos llamando a la puerta de la catástrofe climática”, reconocía el secretario general de la ONU, António Guterres, al finalizar el encuentro.
El llamamiento urgente a frenar el petróleo y el carbón ha quedado reducido al mínimo y tanto la declaración final como los acuerdos parciales sobre el metano, la deforestación y el fin de los coches de combustión, resultan poco efectivos para hacer frente a una crisis climática cada vez más acuciante, cuyas consecuencias ya son más que evidentes en todo el mundo, especialmente en los países en desarrollo.

Un “paso importante pero insuficiente”

Tras más de dos semanas de negociaciones y la redacción de varios borradores, los casi 200 países participantes firmaron el Glasgow Climate Pact, un documento final basado en “mantener vivo” el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados que se fijó en el Acuerdo de Paris (2015).
Se trata de un acuerdo “imperfecto”, según Alok Sharma, presidente de la COP26, que recoge menos avances de los esperados y no es legalmente vinculante, pero que resulta “vital” para mantener el consenso. También puede servir como base para establecer una agenda global contra el cambio climático durante la próxima década. Su principal novedad reside en que pone de manifiesto la necesidad de reducir el uso de carbón y reconoce explícitamente su impacto destructivo como uno de los principales generadores de los gases de efecto invernadero.
En el texto original, los países firmantes se comprometían a “la eliminación de la energía de carbono no estabilizado y de los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles”, pero una enmienda de última hora introducida por India y China hizo que la organización cambiara la palabra “eliminación” por “reducción progresiva” del uso del carbón. Este hecho provocó una ola de críticas y malestar en varias delegaciones, ya que alteraba uno de los compromisos esenciales de la cumbre: alcanzar un acuerdo mundial para la eliminación de los combustibles fósiles y el carbón en el corto y medio plazo.
Sin embargo, fue aprobado por el resto de países, aunque de forma muy reticente, para evitar que las negociaciones se rompieran y se cosechase un fracaso de dimensiones históricas.
“Es un paso importante pero no es suficiente” que refleja “los intereses, las contradicciones y el estado de la voluntad política en el mundo actual”, admitía el secretario general de la ONU, quien también lamentaba no haber podido alcanzar otros objetivos más ambiciosos como poner un precio al carbono, proteger las comunidades vulnerables o cumplir el compromiso de aportar 100.000 millones de dólares para la adaptación y la mitigación del impacto del cambio climático de los países en desarrollo. Si bien es cierto que la declaración final recoge este último punto, se limita a urgir a los países desarrollados a, al menos, duplicar en 2025 su financiación respecto a 2019.
A pesar de todas las limitaciones contempladas, en la práctica el Pacto Climático contribuirá a acelerar la acción contra el calentamiento global. En el texto se reconoce que limitar el calentamiento a 1,5ºC requiere de “reducciones rápidas, profundas y sostenidas de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, incluida una disminución de las emisiones de dióxido de carbono del 45% para 2030 en relación al nivel de 2010”. Asimismo, pide a los países participantes que informen de sus avances hacia una mayor ambición climática el año que viene, en la COP27, que tendrá lugar en Egipto.

Un pacto para evitar los peores efectos

Más allá de la declaración final, la COP26 ha servido para generar alianzas que contribuyan a recortar las emisiones en determinados sectores.
Uno de los más destacados ha sido el Compromiso Mundial del Metano al que se han unido 103 países y 20 organizaciones filantrópicas con el objetivo común de reducir un 30% las emisiones de este gas para 2030. Según Estados Unidos y la Unión Europea, principales impulsores de la propuesta, cumplir este objetivo permitiría limitar el aumento de las temperaturas en 0,2ºC para 2050 y evitar 200.000 muertes prematuras, cientos de miles de ingresos hospitalarios de urgencia por asma y la pérdida de 20 millones de toneladas de cosechas al año.
Y es que, como recordaba Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, “en torno al 30% del calentamiento global desde la Revolución Industrial se debe a las emisiones de metano”.
Así, este pacto tiene una importancia fundamental para evitar los peores efectos del cambio climático, pero el porcentaje comprometido no es suficiente para conseguirlo. Según el Escenario de Desarrollo Sostenible elaborado por la Agencia Internacional de la Energía, para 2030 las emisiones de metano deberían ser alrededor de un 70% más bajas que en 2020.
Los gases de efecto invernadero también han aumentado debido a la tala indiscriminada de bosques, que según el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) absorben un 30% de las emisiones.
A pesar de los beneficios que aportan estos espacios naturales, un informe del Global Forest Watch advierte de que, sólo en 2020, el mundo perdió 258.000 kilómetros cuadrados de bosque, una superficie mayor que la del Reino Unido. Con estos datos sobre la mesa, los líderes de más de 120 países se comprometieron a detener y revertir la deforestación para 2030.
El compromiso, respaldado por 19.000 millones de dólares en fondos públicos y privados, abarca casi el 90% de los bosques de todo el mundo, lo que equivale a 3.700 millones de hectáreas de tierras, incluyendo las superficies tropicales de Brasil, la República Democrática del Congo e Indonesia.
En cuanto al transporte ecológico, más de 100 gobiernos, ciudades y grandes empresas firmaron la Declaración sobre coches y furgonetas con cero emisiones para poner fin a la venta de vehículos con motores de combustión en los principales mercados para 2035 y a nivel mundial para 2040. 

Un objetivo todavía no descartable

Los acuerdos alcanzados en Glasgow reflejan la toma de conciencia global sobre la necesidad de tomar medidas para evitar el desastre ambiental. De hecho, según Climate Action Tracker, si se cumplen todos los objetivos anunciados la subida de la temperatura a finales de siglo podría limitarse a 1,8º centígrados, no lejos del objetivo de 1,5º fijado en el Acuerdo de París. Sin embargo, es obvio que estos avances resultan insuficientes y contrastan con la falta de concreción de la declaración final, especialmente en determinados aspectos fundamentales a la hora de luchar contra el cambio climático.
El Economista.es.

 

-La Ley de Protección de los Derechos de los Animales se cierne sobre nuestras cabezas y amenaza la tranquilidad de todos y, muy especialmente, la de los pobres animales que dice proteger. Promete una lista “positiva” de individuos objeto de esos derechos, pero, de momento, solo se mencionan los perros, los gatos, los hurones, los équidos y algunas aves. Por cierto, los peces se excluyen especialmente.
Perros y gatos estarán protegidos, incluso aunque esa protección sea contraria a su naturaleza. Un husky siberiano o un labrador recibirían el mismo tratamiento que un caniche, y un galgo deberá cumplir con su trabajo (correr detrás de las liebres, entre otros) controlado por un veterinario que, también, opinará sobre su estado emocional.
No está demasiado claro el objeto legislativo y no sabemos por qué hay animalitos que preocupan obsesivamente al legislador y otros que no se mencionan
Lo de los équidos es aún más estrambótico; los caballos no podrán trabajar hasta los cuatro años, por lo que están más protegidos que las niñas dedicadas a la gimnasia rítmica. No sé si saben que los caballos necesitan empezar su entrenamiento mucho antes de esa edad y que nadie tiene intención de maltratarlos por placer, aunque solo sea por su precio. Un caballo de carreras corre ya con dos años y con cinco es considerado “viejo”. Para salto y doma se debe empezar a manejar con dos/tres años y la primera competición llegará con los cuatro, cinco años.
Por supuesto que cortar rabos a los perros por motivos estéticos o de adecuación al morfo tipo de la raza está prohibido, aunque la castración (hembras y machos) es recomendada. Si tan importante es el estado emocional del can y, rotundamente, estamos convencidos que es casi un ser humano ¿por qué, no le preguntamos que prefiere que le corten?
Las colonias de gatos son ya el sumun del despropósito. Animales medio salvajes y abandonados que componen estas colonias, deben ser objeto de mimo por parte de los vecinos. También hay que microchiparlos y, después hacerles un corte en la oreja (a ellos si se les puede cortar algo). Estas colonias pueden presentar un riesgo para todos y, muy especialmente, para los animalitos autóctonos de nuestras latitudes. Acaban con gorriones y otro tipo de especies.
El Gobierno no se atreve con las palomas y cotorras argentinas que están devastando nuestra flora y nuestra fauna propias
El Gobierno no se atreve con las palomas y cotorras argentinas que están devastando nuestra flora y nuestra fauna propias y se olvida que la naturaleza es sabia cuando la dejan y se equilibra sin dejar que ningún individuo se apodere del todo, siempre hay un depredador que controla. En esta ley los depredadores, aunque sean foráneos, son protegidos y las víctimas no, así no hay forma.
No sé si la Federación de Municipios sabe que los pueblos con más de cinco mil habitantes deben tener un refugio (“santuarios” los llaman) cuyo coste se incluirá en sus presupuestos. Chiringuitos, registros de todas clases y colores y un sinfín de disparates, es el resumen de este bodrio legislativo del que se pueden sacar tres conclusiones:
. La primera, ratificar la afición de la izquierda a prohibir cualquier cosa. Prohibir es fácil y barato. Lo difícil es educar en el respeto a nuestro entorno, sea vegetal o humano, y tener principios.
. En segundo lugar, esta filfa legislativa pretende hacer sujeto de derechos a quién por su condición de ser irracional no pueden ser objeto de obligaciones. Los derechos son exclusivos de la especie humana, toda vez que es, también, objeto de obligaciones. ¿Son incultos o, solamente, se lo han trabajado poco? Esperemos que los tribunales varios (Constitucional, de Derechos Humanos, etc.), nos puedan salvar de esta.
. Y, por último, el afán de desnaturalizar la naturaleza es también afición de esta gente que nos gobierna, que no comprende o no quiere comprender.
Pero lo peor es que es de imposible cumplimiento, salvo que uno tenga una vecina que quiera fastidiarle la vida y le denuncie por dar un azote al niño o al perro …. Y las sanciones no son menores, ojo.
A todo esto, los peces no se incluyen en el articulado. Parece que, al no chillar para nuestros oídos, la merluza no dispone de mecanismo emocionales que deban ser evaluados por un profesional, ni nadie se ocupará de inspeccionar los estanques, tantas veces sucios, donde malviven las pobres carpas japonesas sin microchipar.
Un escándalo… …
Carmen Martinez de Sola.

 

-El Plan Estratégico para la Política Agrícola Común (PAC) 2023-2027, que se encuentra en periodo de información pública hasta el 4 de febrero de 2022, contempla la creación de la Red Nacional de la PAC, una plataforma en la que participarán las administraciones (estatal, regional y local), organizaciones profesionales agrarias, agentes económicos y sociales, representantes de la sociedad civil, organismos dedicados a la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres y organizaciones no gubernamentales interesadas (entre ellas las organizaciones medioambientales), grupos de acción local (GAL), asesores, investigadores y otros agentes de innovación, así como otros agentes en el ámbito del sistema alimentario y el desarrollo rural a nivel nacional y regional.
Objetivos
Sus objetivos serán:
-Aumentar la participación de todas las partes interesadas pertinentes en la ejecución de los planes estratégicos de la PAC y, cuando proceda, en su concepción.
-Acompañar a las administraciones de los Estados miembros en la ejecución de los planes estratégicos de la PAC y en la transición hacia un modelo de aplicación basado en el rendimiento.
-Contribuir a mejorar la calidad de la ejecución de los planes estratégicos de la PAC.
-Contribuir a la información del público y los beneficiarios potenciales acerca de la PAC y las oportunidades de financiación
-Fomentar la innovación en la agricultura y el desarrollo rural y apoyar el aprendizaje entre iguales y la inclusión de todas las partes interesadas en el proceso de intercambio de conocimientos y construcción de conocimientos, así como la interacción entre ellas.
-Contribuir a la capacidad y a las actividades de seguimiento y evaluación.
-Contribuir a la difusión de los resultados de los planes estratégicos de la PAC.
La Red Nacional de la PAC desarrollará actividades específicas para contribuir al Objetivo Transversal de “Modernizar el sector a través del fomento y la puesta en común del conocimiento, la innovación y la digitalización en las zonas agrícolas y rurales y promover su adopción”.
Para ello, la Unidad de Gestión correspondiente de la Red garantizará que las actividades de innovación y los Sistemas de Conocimiento e Innovación Agrícolas formen parte de la planificación anual del trabajo de la Red. La Red organizará una serie de eventos y creará las plataformas necesarias para favorecer el intercambio y la creación del conocimiento dentro de los Sistemas de Conocimiento e Innovación Agrícolas.
En el marco de la Red se darán a conocer diferentes estructuras y proyectos financiados en materia de innovación para el sector agrario y el desarrollo rural y se difundirán sus principales resultados en un lenguaje sencillo y accesible para todos los agentes, pero especialmente dirigidos a asesores y al sector, con la intención de favorecer la aplicación práctica del conocimiento generado por los actores dedicados a la investigación.
Además, la Red Nacional de la PAC apoyará la cooperación entre grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación (AEI) tanto en el ámbito nacional y el transnacional.
Para ello, realizará actividades como la creación de redes entre grupos operativos y otras que faciliten el enlace de los mismos a otras estrategias o redes financiadas por la Unión, como los proyectos Horizonte Europa.
Asimismo, se prevé el apoyo al trabajo en red de los GAL y el apoyo a proyectos de cooperación entre los GAL (o estructuras similares de desarrollo local existentes), a nivel nacional y transfronterizo.
La Red Nacional de la PAC también contribuirá al desarrollo de la capacidad de los actores que participan en la ejecución de los planes estratégicos de la PAC, también por lo que respecta a los procesos de seguimiento y evaluación. Para ello, se desarrollarán actividades de difusión del nuevo modelo de aplicación de la PAC en general y del seguimiento y la evaluación del PEPAC en particular, se compartirán y difundirán los resultados del seguimiento y la evaluación del Plan, etc.
Futura red de la PAC de la UE
Además, la Red Nacional de la PAC colaborará con la futura red de la PAC de la UE para garantizar la coherencia con los enfoques y actividades de seguimiento y evaluación a nivel de la UE, entre otros aspectos. Esto se hará a través de la participación de la Red Nacional de la PAC en las actividades de la red europea de la PAC, contribuyendo a dichas actividades y difundiendo el conocimiento obtenido en las mismas.


Castilla-La Mancha ha conseguido, en la negociación nacional del plan estratégico de la nueva Política Agrícola Común (PAC) que regirá a partir de 2023, una ayuda que prioriza a la ganadería extensiva, lo que implicará rentabilidad para este modelo productivo.
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha indicado este viernes durante la jornada sobre el Plan Estratégico de la nueva PAC 2023-2027, organizada por Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, en Tomelloso.
Martínez Arroyo ha afirmado que le hubiera gustado que esta reforma de la PAC a nivel nacional hubiera sido “más valiente y más ambiciosa y hubiera tratado a todos agricultores y ganaderos del país por igual”, aunque, “sí se han conseguido mejoras muy importantes”.
Así se ha referido a que dentro del 15% de las ayudas acopladas, las ligadas a la producción, la región ha obtenido una ayuda especial. En concreto, se trata de la que se dedicará para ganaderos de ovino y caprino en extensivo que pastan las rastrojeras, que van a recibir 10,29 euros por cabeza de ganado, cuantía que es “el umbral de la rentabilidad para ese modelo productivo”, ha asegurado.
Agroclm.

 


-El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado en su página web el II Plan de Acción 2021-2023 de la Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario y del medio rural.
En este segundo plan se van a poner en marcha 21 actuaciones con un importe de 64 millones de euros para el período 2021-2023. El contenido recoge la experiencia adquirida en la ejecución del I Plan de Acción 2019-2020, y se apoya en un sólido contexto presupuestario, que se refleja en la naturaleza de las actuaciones y en una dotación presupuestaria de un mayor alcance.
Para el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “la transformación digital es una necesidad para mejorar la competitividad y sostenibilidad del sector agroalimentario”. Ha remarcado que el sector es un pilar básico de la economía española, por ello “debe mantenerse en la vanguardia europea de innovación y rentabilidad”. Por ello, ha añadido, la Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario tiene como objetivos la reducción de la brecha digital entre el medio urbano y el rural, promover el uso de datos en la agricultura y apoyar el desarrollo empresarial de nuevos modelos de negocio en el medio rural.
Este segundo plan se diseña en un contexto de desarrollo e impulso de nuevas políticas sectoriales y transversales como el Pacto Verde Europeo, la Estrategia de la Granja a la Mesa, la nueva Política Agraria Común (PAC), o el Programa Europa Digital y Espacio Europeo de Datos agrarios. A ellos se une la puesta en marcha de los fondos del Instrumento de Recuperación Europea (EU-Next Generation), lo que supone un gran respaldo a las políticas de digitalización del sector y tiene su reflejo en el propio plan, que tendrá un importante impacto transformador en la consolidación de la digitalización del sector agroalimentario y del medio rural.
El segundo plan se articula en cuatro bloques:
- Actuaciones ejecutadas por el MAPA, de alto impacto en el sector agroalimentario y carga presupuestaria. Incluye medidas de calado para el sector, ya que su ejecución supone un cambio en temas esenciales como la apertura de datos, la formación y asesoramiento en competencias digitales, la generación de información o la financiación al emprendimiento digital. Su presupuesto supone más del 87 % del presupuesto total del II Plan de Acción y el 70 % de este bloque se financia con fondos europeos de recuperación.
- Actuaciones que dan continuidad a otras iniciadas del I Plan de Acción que se considera que deben extenderse en el tiempo bien porque no están cerradas, o bien porque, debido a su impacto, se estima oportuna su continuidad.
- Actuaciones transversales, lideradas por otros ministerios, que contribuyen a la digitalización del sector agroalimentario y del medio rural, y de las que, en el marco de la colaboración y coordinación con otras Administraciones, el MAPA traslada el contexto del sector y a su vez difunde estas acciones a los potenciales beneficiarios de las mismas.
- Actuaciones de gobernanza y dinamización enfocadas principalmente a la divulgación en el ámbito de la digitalización en el sector agroalimentario y rural.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) contempla una serie de medidas para la ejecución de la estrategia de digitalización del sector agroalimentario del MAPA, dado el carácter estratégico de este sector para la economía española y el mandato de la Comisión Europea de impulsar y consolidar su transformación digital.
Además, el PRTR dentro del componente que gestiona el MAPA, contempla otras inversiones para apoyar la transformación digital de todo el sector agroalimentario, que forman parte de este segundo plan de acción. Entre ellas, se pueden destacar las siguientes:
· Nueva línea específica de apoyo al emprendimiento de base tecnológica dirigida a PYMES agroalimentarias (línea Agroinnpulso).
· Aprobar el programa de apoyo para la aplicación de la agricultura de precisión y tecnología 4.0 en el sector agrícola y ganadero.
· La creación de un Hub de innovación digital de tecnología interoperable (Fiware), que se constituye como un entorno experimental y de colaboración para facilitar que las empresas acometan desarrollos tecnológicos vinculados a los retos del sector.
· Una Plataforma de apoyo a los asesores del Sistema de Conocimiento e Innovación en la Agricultura (AKIS); que funcionará como una herramienta que refuerce el flujo de conocimiento e información entre los actores del AKIS;
· La creación de un Observatorio de digitalización del sector agroalimentario, que realizará un seguimiento y análisis continuado del grado de implantación y adopción de nuevas tecnologías en el sector, a nivel territorial y subsectorial, por tipologías.
Este segundo Plan de Acción representa parte del gran esfuerzo que se prevé realizar en los próximos años desde el Gobierno por la digitalización del sector, a través de mecanismos muy variados y que inciden en los objetivos clave de reducción de brecha digital, apertura y uso de datos y apoyo al sector empresarial agroalimentario, especialmente a las pymes.
La publicación de este II Plan de Acción se enmarca en la reforma C3. R5 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
MAPA.

 


-ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias de denuncian las imposiciones de AGROSEGURO a la hora de consensuar el sistema de seguros agrarios.
En el grupo de Trabajo de Cítricos, donde se deberían consensuar las nuevas condiciones de ésta línea del seguro, Agroseguro ha impuesto su criterio de forma unilateral eliminando la extensión de garantías para el riesgo pedrisco y suprimiendo la cobertura de daños de calidad por viento, algo que será aceptado por ENESA sin ni siquiera estudiar otras alternativas, a pesar del rechazo unánime del sector productor y de las Comunidades Autónoma
Las Organizaciones Agrarias y Cooperativas, recuerdan que el objeto del seguro agrario es contribuir a la estabilidad de las rentas de las explotaciones agrarias mediante su protección frente a las adversidades climáticas y otros riesgos naturales, y que esta es una política clave del Ministerio. Por lo tanto, el Ministerio a través de ENESA, tiene que ser capaz de garantizar que las diferentes herramientas dentro del seguro como son los instrumentos de apoyo y las tarifas y condiciones del seguro sean útiles para disminuir la vulnerabilidad del sector, sin imposiciones.
También queremos resaltar que esta imposición unilateral y muchas veces indiscriminada, aumenta la desconfianza y el malestar en el sector agrario, y sólo puede degenerar en descontento y abandono.
Durante los 43 años de implantación del Seguro Agrario Español, tanto la Administración Central como las Autonómicas, el pool asegurador, las Organizaciones Agrarias y Cooperativas Agroalimentarias, han trabajado, codo con codo, para implementar mejoras que han permitido dar respuesta aseguradora a las necesidades reales del campo y a la Administración minimizar las ayudas extraordinarias tras un gran siniestro.
Hay que recordar que el Seguro Agrario es la única herramienta de gestión de riesgos que está a disposición del sector que le permite mantener la renta agraria cuando ocurren eventos de origen climático no controlables por los asegurados, y que provocan importantes pérdidas económicas en las explotaciones.
Pero desde hace un tiempo, las Organizaciones Agrarias y Cooperativas Agroalimentarias, como colaboradores en la confección del Seguro Agrario, venimos denunciando la aplicación de decisiones unilaterales por parte de Agroseguro, sin oposición por parte de ENESA, en perjuicio de las necesidades del sector agropecuario.
Sirva como ejemplo la decisión de Agroseguro de eliminar la extensión de garantías en el seguro de frutales a pesar de la oposición rotunda del sector, o más recientemente la misma decisión para el seguro de cítricos. Esta no ha sido la primera vez que las decisiones en los grupos de la Comisión General de ENESA se toman siguiendo las directrices de Agroseguro, y en el futuro vendrán aún más, encaminadas a eliminar garantías, coberturas y sobre todo a un mayor coste del seguro por parte de los asegurados
No podemos obviar el gran número de propuestas que el sector ha lanzado para mejorar el nivel de aseguramiento en líneas tan importante como frutos secos u hortalizas, todas ellas rechazadas por Agroseguro, y que tampoco han contado con el respaldo de ENESA.
Desde nuestra posición exigimos a la Administración Central, en este caso a ENESA, que inste al pool asegurador a mantener las coberturas necesarias para garantizar la renta agraria. Agroseguro no debe seguir imponiendo su criterio dentro de los grupos de la Comisión General, ya que las decisiones en este órgano deben apoyarse en el acuerdo entre las partes. El principal objetivo de estos órganos de trabajo y decisión debe seguir siendo asegurar la renta agraria. De no ser así, nos enfrentamos a una crisis de credibilidad del conjunto del sistema.
ORGANIZACIONES AGRARIAS Y COOPERATIVAS.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda