Semana del 26 de septiembre al 3 de octubre de 2021.

Esa locura llamada tarifa eléctrica

07 de octubre de 2021

El Gobierno reconoce que el precio de la luz será cada vez más volátil por las renovables y cambiará la tarifa regulada. Ribera ha pedido a los principales agentes del sector, desde empresas a consumidores, que les trasladen sus opiniones sobre cómo debería llevarse a cabo la reforma en un plazo de 21 días.

Compartir en:

El Gobierno advierte de que viene más volatilidad en el mercado eléctrico como consecuencia del proceso de descarbonización en el que está inmerso el país. El Gobierno advierte de que viene más volatilidad en el mercado eléctrico como consecuencia del proceso de descarbonización en el que está inmerso el país. La progresiva entrada de energías renovables en el mercado hundirá según sus cálculos el coste del megavatio hora en las horas del día con mayor recurso eólico y solar, pero éste se disparará cuando no haya viento y sol al tener que utilizar los ciclos combinados de gas para producir la electricidad. El resultado será un tobogán de precios que, según el Ejecutivo, genera alarmismo entre la ciudadanía y dificulta la comprensión del recibo eléctrico por parte de las familias.Esta crisis de volatilidad comenzó el pasado mes de agosto y se ha materializado ya en la concatenación de una veintena de récords en el precio diario de la electricidad en el mercado mayorista. Este mercado tiene un impacto directo en la factura doméstica, especialmente para los 10,6 millones de hogares abonados al denominado Precio Voluntario Para el Pequeño Consumidor (PVPC). Para el resto, que tienen firmado el suministro en el mercado liberalizado, el precio se actualiza periódicamente en función del comportamiento esperado del precio de la luz.
El Ministerio de Transición Ecológica busca ahora extrapolar esta fórmula de forma escalonada al PVPC suprimiendo la indexación de éste al mercado mayorista. El resultado será una mayor estabilidad y visibilidad en la factura y, de paso, un ahorro del coste político para un Gobierno que viene sufriendo desde el pasado mes de agosto un impacto reputacional casi a diario por los récords del mercado. Lo que es más complicado de calcular es el efecto de la medida a nivel de coste, ya que establecer un precio fijo suele llevar aparejado un recargo financiero.El Gobierno argumenta que la evolución de la electricidad observada en los tres últimos meses ha motivado la apertura de un periodo de reflexión acerca de su actual configuración del PVPC, que pueda desembocar en un nuevo desarrollo reglamentario para modificar su estructura. "Si bien es cierto que las variaciones de los precios mayoristas del mercado eléctrico, cuando se sostienen en el tiempo lo suficiente, acaban trasladándose a todos los consumidores de electricidad, desde distintos ámbitos de la sociedad (empresas del sector, asociaciones de consumidores) se viene apuntado que es paradójico que sean los consumidores con menor consumo los que estén expuestos a una mayor volatilidad en el precio de su consumo eléctrico, aunque esta mayor volatilidad no se traduzca en mayores precios en el largo plazo", destaca el texto que recoge la consulta.La idea del Ejecutivo es que la desvinculación se haga de forma escalonada y el coste quede vinculado a cestas con precios de futuros más estables y a las subastas de precio fijo que tendrán que realizar las eléctricas para fomentar la competencia, como ya adelantó EL MUNDO. El departamento que dirige Teresa Ribera ha pedido a los principales agentes del sector, desde empresas a consumidores, que les trasladen sus opiniones sobre cómo debería llevarse a cabo la reforma en un plazo de 21 días.La reforma del recibo se produce después de que el Gobierno haya asestado un hachazo de 2.600 millones de euros a las grandes eléctricas para contener la factura de la luz. La medida está teniendo ya sus primeras repercusiones en el precio del mercado, ya que instalaciones renovables solares y eólicas están dejando de funcionar en algunos periodos del día para evitar el recorte de sus ingresos contemplado en la regulación

V.Martínez. EL Mundo.

-El director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, ha participado hoy, 29 de septiembre, en la inauguración del noveno Punto de Encuentro sobre Desperdicio Alimentario organizado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, AECOC, que se celebra en Madrid con motivo del día internacional de concienciación sobre el desperdicio alimentario, y que ha reunido a más de 150 profesionales de la cadena alimentaria. José Miguel Herrero ha señalado la importancia de concienciar a la población de que los productos que salen del campo no pueden ir a la basura. Ha recordado que actualmente se encuentra en proceso de elaboración el proyecto de ley sobre prevención de las pérdidas y del desperdicio alimentario, que se ha acometido con un espíritu de colaboración con los distintos agentes del sector y con el que se pretende conseguir un cambio de actitudes sociales. Entre las actuaciones que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) desarrolla en este ámbito, ha destacado la creación, dentro del “Estudio del Consumo Alimentario en España”, de un panel específico que muestra los datos del desperdicio generado en los hogares españoles que permite medir mensualmente las cantidades de alimentos que se desperdician. Asimismo, se ha referido a la gran repercusión de la campaña de publicidad “Aquí no se tira nada” realizada por el MAPA en 2021 y ha anunciado que tendrá su continuidad en el próximo año.La ONU ha marcado el reto de reducir a la mitad el desperdicio alimentario en el mundo para el año 2030.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, han solicitado a la Comisión Europea la consideración de los cítricos como producto “muy sensible” frente a las importaciones de países terceros, instando a que no haya concesiones adicionales. Ante la próxima revisión del acuerdo de asociación económica entre la Unión Europea (UE) y la comunidad para el desarrollo del África Meridional, entre los que se encuentra la República de Sudáfrica, ambos ministros han dirigido una carta conjunta a los comisarios de Agricultura, Janusz Wojciechowski; comercio, Valdis Dombrovskis, y de Sanidad, Stella Kyriakides. En la misiva Planas y Maroto han recordado que la producción española está sujeta al exigente modelo comunitario de producción y que, debido a la ausencia de reciprocidad en los acuerdos comerciales, “la próxima revisión del acuerdo no debe ofrecer concesiones adicionales a las importaciones de cítricos”.La producción y la exportación española de cítricos tienen una importancia crucial para el sector agroalimentario en su conjunto e incide de manera directa en las economías rurales de las zonas de producción. Desde la firma del acuerdo, Sudáfrica ha incrementado notablemente sus exportaciones a la UE, además ha aumentado su potencial productivo citrícola y ampliado su periodo de producción, situación que pone en riesgo la complementariedad en la comercialización que le otorgaba su ubicación en el hemisferio sur. Con motivo del dictamen reciente de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), el ministro Planas dirigió también a primeros de este mes una carta a la comisaria Kyriakides solicitando a la Comisión que se mantuviera vigilante con las condiciones fitosanitarias para introducir cítricos en el territorio de la UE. En la misiva el ministro señala que, a tenor del resultado científico del informe de la EFSA, las medidas establecidas por Sudáfrica para prevenir la entrada de la polilla del naranjo (Thaumatotibia leucotreta) “no son suficientes y, además, no se aplican correctamente”. Pide a la CE que revise el sistema de control y se sustituya por un sistema basado en el tratamiento de frío como requisito para las importaciones de cítricos desde países en donde se encuentre la plaga. El sector citrícola de España representa, con 2.500 millones de euros anuales de media, el 4,9 % de la producción de la rama agraria en España y el 32,5 % de la de fruta. Los citricultores españoles cosechan el 60 % de la producción total comunitaria, lo que sitúa a España como principal productora de cítricos de la UE y quinta del mundo.


El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha resaltado hoy que la nueva Política Agraria Común (PAC) que se va a aplicar en España dará un apoyo decidido a la agricultura profesional y familiar para llevar a cabo una actividad agraria rentable, al mismo tiempo que responde a los retos de sostenibilidad. Durante una reunión con las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA, el ministro ha informado hoy de los últimos progresos en la elaboración del Plan Estratégico Nacional para la aplicación de la PAC en España, que debe enviarse antes del 31 de diciembre a la Comisión Europea, a quien compete su aprobación definitiva en los primeros meses del 2022. Planas ha explicado que los grupos de trabajo temáticos creados entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y las comunidades autónomas han avanzado en los aspectos fundamentales del primer pilar (ayudas directas) de la PAC. Ha remarcado el apoyo de la PAC a los agricultores y ganaderos profesionales más dependientes de la actividad. También ha destacado que, en España, por primera vez, se aplicará el pago redistributivo para apoyar a las pequeñas y medianas explotaciones, de carácter más familiar. Respecto a la definición del agricultor profesional, Planas ha explicado que los criterios para tener derecho a ayuda serán estar dado de alta como autónomo en la rama agraria de la Seguridad Social, que el 25 % de la renta anual proceda de la actividad agrícola o ganadera, o ser perceptor de una ayuda de la PAC que no sobrepase los 5.000 euros. En cuanto a la arquitectura ambiental, el ministro ha explicado que los ecoesquemas son la “gran novedad” de esta PAC y también una oportunidad para el sector agrario. El objetivo es que todos los agricultores y ganaderos puedan tener acceso al pago por este concepto, una retribución por las prácticas en beneficio del medio ambiente que realicen las explotaciones más allá de las exigidas como condición para tener derecho a las ayudas directas. Los eco-esquemas suponen el 23 % del presupuesto total de las ayudas del primer pilar de la PAC, 1.107 millones de euros anuales. Girarán sobre dos ejes, con varias opciones cada una: una agricultura y ganadería baja en carbono y la agroecología. “Se harán atractivas y sencillas” para que cada beneficiario tenga al menos una a su disposición. Planas ha reiterado que el objetivo del ministerio es garantizar que estas medidas sean la punta de lanza para avanzar hacia modelos de producción más sostenibles. La transición agroambiental hacia prácticas más beneficiosas para el clima y el medioambiente será compatible con el mantenimiento de la rentabilidad de las explotaciones. El ministro ha recalcado que la PAC es una magnífica oportunidad para el sector agrario que debe aprovechar, porque a los 47.724 millones de euros de las ayudas de la PAC hay que sumar otros 2.000 millones de euros de los que se van a disponer de los fondos europeos enmarcados en el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia. Además de las referencias al carácter redistributivo y la arquitectura ambiental, Planas ha destacado otras características de la nueva PAC como el impulso al relevo generacional con más fondos que nunca para apoyar la incorporación de jóvenes (3 % del total de las ayudas directas), los incentivos por primera vez para la participación de las mujeres, el incremento hasta el 15 % del presupuesto de las ayudas asociadas que están destinadas a los sectores más vulnerables o la introducción del enfoque social. Octubre, nueva cita con las comunidades autónomas

Sobre el calendario a seguir para cerrar el Plan Estratégico, el ministro ha señalado que con la serie de reuniones técnicas producidas desde la Conferencia Sectorial del 14 de julio las intervenciones del primer pilar van a quedar con un nivel de detalle próximo al borrador final. A lo largo del mes de octubre se celebrará una nueva Conferencia Sectorial para analizar esta propuesta y dar a conocer el resultado de los trabajos del grupo de trabajo sobre eco-esquemas. Respecto a las actuaciones de desarrollo rural (segundo pilar), el ministerio y las comunidades autónomas acordaron que durante el mes de octubre éstas remitirán sus propuestas de intervenciones regionales y que durante el mes de noviembre se engarzarán en un plan coherente. El ministro ha destacado que la aportación del Estado a la cofinanciación de los fondos de desarrollo rural se va a incrementar en un 28 % con respecto al anterior periodo (2014-2020), hasta 1.087 millones de euros para el próximo periodo de programación. Planas ha aludido al esfuerzo que supone acordar el Plan Estratégico entre 17 comunidades autónomas, con realidades agronómicas muy diferentes. Ha apuntado que España debe presentar un plan nacional, único y común para todos, que sea coherente y refleje la diversa realidad del sector agrario español. Planas ha señalado que durante esta fase final el ministerio mantendrá su propósito de trabajar con las comunidades autónomas y las organizaciones profesionales con espíritu de colaboración y transparencia, como ha hecho desde que se inició el proceso de reforma de la PAC hace tres años. Ley de la cadena alimentaria

Por otro lado, el ministro ha valorado el acuerdo alcanzado ayer en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados sobre la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, “un paso adelante muy positivo y significativo”. Ha resaltado que “estamos defendiendo en común algo que es muy evidente, que nuestros agricultores y ganaderos tengan una retribución digna por su trabajo” y que la cadena de valor sea un modelo de competitividad y de transparencia. La Ley ahora debe verse en el Senado, antes de la aprobación definitiva en el Congreso.Planas ha destacado el tratamiento específico que dentro de esta ley se ha acordado para el plátano de Canarias y ha reiterado que el Gobierno dará respaldo a las explotaciones plataneras de la isla de La Palma afectadas por el volcán. 

MAPA.
-En un clima de tensión y de movilizaciones, con una acampada ante las puertas del MAPA y protestas convocadas para la próxima semana, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, convocará la próxima semana al comité asesor agrario, en el que están representadas las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, para detallarles los avances en la elaboración del Plan Estratégico Nacional de la nueva Política Agrícola Común (PAC).El encuentro será el jueves próximo y en el transcurso del mismo les presentará el documento que tiene que remitirse a la Comisión Europea para su aprobación antes del 31 de diciembre, según ha indicado el Ministerio en un comunicado este jueves.El ministro detallará los avances logrados como consecuencia de las reuniones técnicas mantenidas entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y las comunidades autónomas desde la celebración de la Conferencia Sectorial del pasado 14 de julio.En estos encuentros se han tratado de forma monográfica la definición de los eco-esquemas, «el instrumento más novedoso de la reforma de la PAC», además de las ayudas asociadas, la renta básica y pago redistributivo y las acciones de desarrollo rural.Una vez concluidas estas reuniones, el ministro convocará una nueva Conferencia Sectorial a lo largo del mes de octubre que es la que, en teoría, deberá dar.el empujón final al Plan Estratégico. Y aunque con las OPAs ya hay un clima de tensión y de movilizaciones, las CCAA ya están dejando muy claro que no les gusta la propuesta del ministro y se prevé un debate bastante intenso. Pese a ello, Luis Planas ha destacado esta misma semana que el Plan «se aprobará sí o sí en fecha» y que «no se trata de 17 planes estructurales sino de uno solo que garantiza que las necesidades queden cubiertas»,El Ministerio ha propiciado que la elaboración del plan para la aplicación de la reforma de la PAC en España siga un proceso de diálogo «permanente, abierto y transparente, y en dos años y medio se han celebrado más de 200 reuniones».

Agroinformación.

-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha apuntado hoy que España entregará “a tiempo” su Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) a la Comisión Europea, es decir, antes del 31 de diciembre, con la confianza de que esté aprobado en el primer cuatrimestre de 2022.Planas ha participado, por videoconferencia, en la Cumbre sobre el Futuro de la Alimentación y la Agricultura 2021, organizada por el medio de comunicación Político bajo el lema “Plantando las semillas de la recuperación y resiliencia de Europa”, en la que ha pasado revista a los principales desafíos para la agricultura española del futuro, la situación del Plan Estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España, y aspectos comerciales relacionados con el sector agroalimentario. Ha señalado que el ministerio ha hecho un “trabajo exhaustivo” de análisis del sector agroalimentario español, un diagnóstico amplio y completo de todas las realidades agronómicas españolas. Un “proceso complejo” para que España pueda llevar a cabo las medidas necesarias y cumplir con los nuevos desafíos a las que la agricultura española tendrá que hacer frente para emprender la necesaria transición hacia un modelo medioambientalmente más sostenible. Ha recordado que ha mantenido más de 200 reuniones con las comunidades autónomas, representantes del sector, organizaciones ecologistas y otros representantes de la sociedad civil. El sector agroalimentario se va a enfrentar en los próximos años a nuevos retos y desafíos, a los que debe dar respuesta para no perder competitividad y seguir siendo un elemento vertebrador del medio rural. Los eco-fesquemas, ha comentado, son una de las grandes novedades de la nueva PAC, que contribuirán a mejorar el balance de carbono de la agricultura y que impulsará prácticas con una contribución ambiental clara. Planas ha mostrado la intención del ministerio de que todos los agricultores y ganaderos puedan acceder al pago por ecoesquemas. Por otra parte, ha recalcado que el sector agroalimentario español tiene una clara vocación exportadora, por lo que las cuestiones relacionadas con los acuerdos comerciales con terceros países despiertan gran interés para nuestro país. A este respecto, el ministro entiende que la UE debería aprovechar los acuerdos comerciales para extender su modelo productivo, y que las importaciones desde países terceros cumplan los mismos estándares sanitarios, sociolaborales y medioambientales que se exigen a los productores europeos.Según ha subrayado, las exigentes condiciones productivas de la UE no pueden dejar en desventaja a nuestros productores, que realizan un gran esfuerzo para dar respuesta a las demandas de los consumidores europeos.

MAPA.
-Las negociaciones sobre el Plan Estratégico nacional, que llevan a cabo las delegaciones del Ministerio de Agricultura y de las consejerías de las comunidades autónomas, se han estancado en un punto muy importante, el de los eco-esquemas. No es un tema menor, porque a través de este instrumento se va a repartir cada año entre una cuarta parte y un tercio del dinero que llegará a España en concepto de ayudas. Esto es lo que se ha puesto de manifiesto en las negociaciones de técnicas que se han desarrollado en las últimas semanas.A la vista de la situación, la reunión de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural en la que se debería cerrar el acuerdo sobre el Plan Estratégico no será hasta la segunda quincena de octubre, más bien a finales, lo que supone un retraso sobre las fechas iniciales avanzadas por el ministro de Agricultura, Luis Planas, que la situaban en las últimas jornadas de septiembre o las primeras de octubre.Por otro lado, el Ministerio remitió a las consejerías su propuesta sobre el número de regiones productivas que habrá en España a efectos del reparto de las ayudas directas de la PAC, en concreto de la ayuda básica a la renta para la sostenibilidad. Finalmente, serán veinte, muy lejos de las cincuenta actuales, pero también de las entre siete y diez que avanzó Planas meses atrás. Se diferenciarán las superficies dedicadas a pastos permanentes, cultivos herbáceos de secano, cultivos herbáceos de regadío y cultivos permanentes.

Por otro lado, no habrá un incremento de la superficie con derecho a percibir esas ayudas; incluso se registrará un ligero recorte, pasando de los 19,60 millones actuales a 19,23 millones. Eso supone que Planas incumplirá otra de las promesas que ha venido haciendo a lo largo de los últimos meses, cuando ha viajado por las diferentes regiones, especialmente las mediterráneas, como Cataluña, la Valenciana, Murcia o Andalucía, en las que anunció que los sectores de frutas y hortalizas y de viñedo entrarían dentro del sistema de ayudas directas. A la vista de su propuesta, eso será imposible de forma directa, porque no se aumenta la superficie; la única posibilidad será que los productores de esos sectores acudan a la llamada reserva nacional, siempre y cuando haya disponibilidad en la misma.

Finalmente se mantiene el sistema de derechos de ayuda, a pesar de que algunas comunidades autónomas como Aragón, entre otras, habían pedido que se eliminase.

La Razón. C. Lumbreras.

-Los últimos meses la sociedad española está haciendo frente a un sinfín de catástrofes, de carácter meteorológico, sanitario e incluso geológico. Las imágenes de inundaciones, temporales, granizadas, olas de calor extremo, destructivos incendios forestales o tremendas heladas se acumulan en nuestra retina y en nuestra memoria colectiva. La terrible erupción del volcán de La Palma es la gota que colma el vaso de la desesperación del campo.Los expertos son claros: la intensidad y frecuencia de estos fenómenos –con la excepción, claro está, de la erupción volcánica– es atribuible al cambio climático. El calentamiento global, sobre cuyos efectos los científicos vienen advirtiendo desde hace décadas, es una realidad cada día más patente, y la humanidad debe prepararse para mitigar sus efectos.Los agricultores y ganaderos somos las principales víctimas del calentamiento global, pero también seremos el primer frente de combate en esta batalla. Nuestra actividad está tan íntimamente relacionada con el devenir de la meteorología como cabe imaginarse. Estamos concienciados, preparados y formados para producir alimentos en contextos complejos. ¿Qué es la agricultura sino la adaptación de las fuerzas de la naturaleza para garantizarnos un suministro estable de alimentos? Sin embargo, debemos reconocer que en los últimos meses la situación pasa de castaño oscuro.Los agricultores y ganaderos necesitamos algo más que las palmaditas en la espalda que recibimos durante el confinamiento al seguir produciendo alimentos a pesar de la pandemia. Necesitamos, sobre todo, precios justos para nuestros productos, también comprensión y respeto de las Administraciones y del resto de la cadena alimentaria, y herramientas que nos permitan hacer frente a la incertidumbre y a los terribles fenómenos climáticos, meteorológicos y naturales que se suceden cada año con más frecuencia. Esas herramientas deben ser los seguros agrarios.Estos días nos reuníamos en Madrid compañeros de todas las Uniones Territoriales de UPA expertos en seguros para el campo. Ellos y ellas me contaban cómo los agricultores y ganaderos son cada día más conscientes de lo imprescindibles que son ya los seguros para garantizar el futuro de una explotación agrícola.

Coincidían también en señalar el alto coste que tienen las pólizas, en especial por las dificultades de repercutir ese coste en el precio final del producto. No se entiende que los agricultores y ganaderos debamos siempre echar sobre nuestras espaldas todos los costes sin obtener después una remuneración justa. Es injusto e ilógico.

Es urgente que todas las Administraciones públicas, tanto el Gobierno central, como especialmente las Comunidades Autónomas, se conciencen de la necesidad de apoyar la contratación de seguros para el campo. Cada euro invertido en apoyar los seguros redundará en mayor confianza, mayor solvencia y mayor estabilidad para el sector primario en todo el país.El seguro es imprescindible. Eso lo tenemos claro. Como claro tenemos también que los seguros deben modernizarse y reforzarse, contemplando la inmensa variedad de riesgos y siniestros que podemos sufrir los productores de alimentos. Y todo ello con precios asequibles y asumibles para todas las explotaciones agrícolas y ganaderas, sea cual sea su sector y condición.

La agricultura y ganadería familiar es la que más necesita los seguros. Porque nuestras explotaciones están vinculadas de forma estrecha a nuestras tierras y a nuestros pueblos. Porque nuestras raíces son profundas en nuestra tierra y no podemos –ni queremos– “deslocalizarnos” como hacen las grandes corporaciones si no les salen las cuentas.

Por todo ello trabajamos y luchamos en UPA cada día. Y lo hacemos con un diálogo constante con ENESA y Agroseguro, un diálogo constructivo y exigente, como el que hemos celebrado esta semana en Madrid. Somos muy conscientes de que la naturaleza no nos dará tregua, de que cada campaña será un poco más difícil e incierta que la anterior. Por todo ello animamos a contratar seguros, pero también pedimos reformas valientes que adapten el seguro a lo que necesita el campo. Porque el seguro agrario solo tendrá futuro si los agricultores y ganaderos confían en él y lo contratan de forma mayoritaria.

L.Ramos. UPA
-Los medios llevamos cuatro años dando espacio a una aparente corriente de pensamiento: hay gente que está decidiendo no tener hijos por el cambio climático. Esas personas existen y algunas hasta escriben columnas dedicándoselas a los hijos que nunca tendrán por este motivo. El mayor rugido hasta la fecha del movimiento es la Birth Strike o huelga de partos, una comunidad internacional de mujeres que, pese a querer tener hijos, decidieron juntarse y renunciar a su maternidad para que sus niños no presenciaran el inminente “colapso de la civilización”. En 2019 el grupo rondaba las 300 personas. Hay aquí y allá multitud de artículos con entrevistas a estas y otras personas de diferentes rincones del planeta que alegan sumarse a esa procreación negativa. Lo que nos preguntábamos hasta ahora es cuánto de fenómeno periodístico hay y cuánto de realidad. Cómo miran a esa preocupación. Algunos estudios ampliamente difundidos en los círculos ecologistas afirman que la mayor reducción de huella de carbono que puedes hacer en tu vida es decidir no tener progenie, ya que los individuos, con nuestros movimientos y consumos, somos la principal causa del calentamiento global (matices sobre esta cuestión aquí). Pero no es esto lo que más inquieta a la mayoría de los encuestados: si bien el 60% de ellos dijo que le importaba la huella de carbono por natalidad, un 96,5% dijo que le preocupaba lo calamitoso que sería el mundo que verían en el futuro sus hijos. Es decir, hay menos inquietud centrada en la salud del “planeta” que en el bienestar vital de sus potenciales niños.Pesimismo. Según una reciente carta abierta firmada por 1.000 psicólogos clínicos, estamos ante un "trauma agudo y a escala planetaria" por culpa del clima, y otro grupo de psiquiatras británicos contó hace poco que veía cómo el futuro medioambiental estaba provocando angustia en más de la mitad de los pacientes niños y adolescentes que acuden a sus consultas. En este país, así como en EE.UU y Finlandia, ya se hacen talleres de gestión emocional para eliminar esos pensamientos negativos.

Puede pensarse que hay una conexión entre el papel difusor de los medios sobre la cuestión climática y este aumento de la ansiedad. Buscando la encomiable concienciación ciudadana, esos miles de artículos del tipo "se derrite la Antártida", que informan sobre todos los frentes abiertos en esta crisis, pueden hacer que parezca inevitable un futuro aciago. En los encuestados del estudio, hay quien decía que el mundo de nuestros hijos “rivalizará con la primera guerra mundial en su nivel de terror”. Otro: "siento que, si quiero ser responsable, no debería traer a este mundo a un niño al que voy a obligar a intentar sobrevivir en lo que pueden ser condiciones apocalípticas"… …

E.M.Trula. MAGNET.

-Mucho Pacto Verde en la PAC pero detectan por tercer año cítricos importados en los supermercados con pesticidas prohibidos.LA UNIÓ de Llauradors ha detectado, por tercer año consecutivo, la presencia de materias activas de pesticidas en cítricos (naranjas y limones) procedentes de Sudáfrica cuyo uso está prohibido en la Unión Europea, tal y como reflejan las analíticas efectuadas en un laboratorio homologado. La organización ha comprado en varios de los supermercados e hipermercados con mayor implantación en la Comunitat Valenciana cítricos procedentes de Sudáfrica -que son los que actualmente se pueden encontrar de forma generalizada- y los ha llevado a analizar a un laboratorio homologado de la Comunitat Valenciana. Las pruebas analíticas son contundentes y concluyentes y se vuelven a detectar materias activas cuyo empleo está prohibido en la Unión Europea. Entre otras sustancias se encuentra la carbendazima, cuyo uso se encuentra prohibido en la UE desde junio de 2016; y el propiconazol, cuyo periodo de gracia para su prohibición definitiva expiró también en marzo del pasado año. Todo ello ante la pasividad de las autoridades comunitarias que no hacen nada por evitarlo.

Cabe destacar asimismo que en muestras de naranjas Valencia Late analizadas en el laboratorio hay hasta 8 materias activas de pesticidas, lo que pone de manifiesto que son menos sostenibles desde el punto de vista medioambiental que los nuestros.LA UNIÓ reitera la necesidad de exigir el tratamiento de frío para los cítricos importados porque el elevado uso de fungicidas es como consecuencia de que no quieren usarlo, ya que les supone un sobrecoste y para mantener la fruta en buen estado durante el transporte emplean más fungicidas que además no garantizan que no entren las plagas. El uso de fungicida en poscosecha no significa matar la plaga durante el transporte, esto solo lo puede hacer el tratamiento en frío o cold treatmentApela LA UNIÓ por tanto a la reciprocidad en los estándares de producción y uso de productos de fitosanitarios. “Nosotros cultivamos con las normas más estrictas a nivel mundial, mientras otros ni son tan sostenibles ni seguros”, dice Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ. “No podemos consentir que entren cítricos importados de países terceros con materias activas cuyo uso tenemos prohibido en la Unión Europea. No sé cómo lo tengo que decir ya para qué se entienda que estamos ante una situación de competencia desleal, discriminación y pérdida de competitividad para nuestros productores y también de fraude y burla para nuestros consumidores”, asevera Peris.

La organización insta así mismo a las empresas importadoras -la mayor parte de ellas de gran prestigio en el sector citrícola- y a las cadenas de distribución a que rechacen aquellos cítricos de sus proveedores que contengan materias activas de pesticidas que no se pueden emplear en el ámbito de la Unión Europea. Tanto los importadores como la distribución darían muestra de sensibilidad hacia los agricultores valencianos, pero sobre todo ante los consumidores, “ya que ahora se les engaña”. LA UNIÓ pide a las cadenas de distribución que apuesten por el producto de proximidad una vez ya iniciada la campaña de aquí, “porque se garantiza fruta de más calidad y con mayor seguridad alimentaria que la de fuera”.LA UNIÓ insiste en que con unas simples analíticas de un laboratorio homologado se descubre de forma fácil la presencia de sustancias activas prohibidas aquí, “mientras que ni en frontera las autoridades europeas o las de los Estados miembros se dan cuenta o no se quieren dar, lo que demuestra falta de inspección y el coladero que hay, así como tampoco se detecta en los controles internos de importadores y supermercados”.

Unió de LLauradors.

-Los consejeros de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco; de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo; de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez, y de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia, Ángeles Vázquez, (que aglutinan el 95% de las manadas de lobos) han anunciado este martes 28 la presentación de los correspondientes recursos judiciales necesarios para solicitar la suspensión cautelar de la inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies de Protección Especial (LESPRE) por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Para ello, han presentado a través de sus respectivos servicios jurídicos autonómicos del recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional, “oponiéndonos a la inclusión del lobo ibérico en el LESPRE y solicitando a los jueces que ordenen la suspensión cautelar para la orden que regula la especial protección de la especie hasta que haya sentencia firme de los contenciosos que se presentan”.

Asimismo, han anunciado la decisión conjunta de solicitar una entrevista al comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, para exponerle la situación del lobo ibérico en España y lo que supone “este ataque del Gobierno de España hacia las políticas medioambientales de la Unión Europea”.PIDEN A LA MINISTRA QUE NO TENGA MIEDO Y QUE DIALOGUE CON LAS CCA MÁS AFECTADAS Asimismo, han apelado a la ministra para Transición Ecológica, Teresa Ribera, a que «no tenga miedo» y dialogue con estas regiones sobre esa decisión.

Los consejeros de las cuatro autonomías, que aglutinan el 95% de las manadas de lobos, han escenificado su unión en una rueda de prensa en Santander junto a representantes de las organizaciones profesionales agrarias Asaja, UPA y COAG, que han afirmado sentirse «engañadas» y han advertido de que se movilizarán en las calles. Las autonomías, que han solicitado medidas cautelares para suspender la eficacia de la norma durante la tramitación del procedimiento, consideran que la orden del Gobierno central que sitúa al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), está «repleta de incoherencias», «falta de motivación científica» e, incluso, va «en sentido contrario» de la normativa europea.

Agroinformación.
-El sector agrario andaluz, representado por Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, convoca a todos los agricultores y ganaderos de la región a una caravana, el próximo 14 de octubre en Sevilla, en defensa de una PAC justa para los agricultores y ganaderos de Andalucía y en protesta ante el incumplimiento de Luis Planas con la realidad y la diversidad productiva del campo andaluz. De no modificarse el Plan Estratégico Nacional, esta protesta que será la primera de un periodo de movilización permanente que no se paralizará hasta que se atienda y se reconozca el esfuerzo de nuestra región. Cuando se cumple un año de la firma de la Declaración Institucional de Andalucía sobre el Futuro de la PAC (28 de septiembre de 2020), los objetivos y las reivindicaciones recogidos en este acuerdo siguen plenamente vigentes y la defensa de un modelo inclusivo (que tenga en cuenta la actividad agraria real), diverso (que contemple el mayor número de regiones posibles), paulatino (que evite los impactos bruscos), coherente (que vincule los ecoesquemas y las ayudas directas a las regiones productivas) y respetuoso con la realidad agraria de cada una de las regiones productivas sigue constituyendo la base de la unidad de acción que lleva a las organizaciones representativas del sector agrario andaluz a sacar, una vez más, los tractores a la calle.

El Ministerio de Agricultura está diseñando un modelo productivo a través del Plan Estratégico Nacional de la PAC que no refleja nuestro potencial productivo, ya que no puede olvidarse que una parte muy importante del presupuesto para la PAC en España es fruto del trabajo de los agricultores y los ganaderos andaluces y, por tanto, en clara respuesta a su relevancia agraria en el conjunto de España. Por este motivo, el sector agrario insiste en que, si el Plan Estratégico Nacional no reconoce la situación estratégica de Andalucía, los agricultores y los ganaderos andaluces se manifestarán sine die.

La última propuesta del Ministerio de Agricultura establece un máximo de 20 regiones, lo que penaliza la diversidad productiva de Andalucía. Si bien el panorama planteado en los primeros borradores era menos halagüeño para la comunidad, una vez conocido el planteamiento de la distribución comarcal de cada una de ellas, así como los importes medios, las organizaciones representativas del sector agrario andaluz exigen cambios sustanciales para conseguir el necesario equilibrio territorial y productivo, minimizando el impacto real y las pérdidas que de estas nuevas regiones se derivarían para miles de agricultores y ganaderos andaluces.

Eco-esquemas.La propuesta de eco-esquemas recogida en el Plan Estratégico Nacional supone una clara pérdida de renta para el campo andaluz al desvincular las nuevas prácticas medioambientales de las regiones productivas en las que se van a implantar. Además, la propuesta impide aplicar más de un ecoesquema por explotación, lo que desincentiva a los agricultores dispuestos a ir más allá en materia de sostenibilidad. Si el departamento de Luis Planas persiste en desvincular ecoesquemas y regiones productivas la consecuencia inmediata sería la pérdida, sólo por este concepto, de más de 50 millones de euros anuales en Andalucía.

Agricultura activa

Asimismo, las organizaciones representativas del sector agrario andaluz mantienen que las ayudas directas deben dirigirse a los agricultores y ganaderos que realicen una actividad agraria real y efectiva. El Plan Estratégico Nacional no debe introducir criterios que dejen fuera a agricultores y ganaderos pluriactivos, con otras actividades económicas, pero para los que la actividad agraria supone un complemento de renta. Nuevo Pacto Verde

Las nuevas estrategias medioambientales de la Comisión Europea -“De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030”-, tal y como reconocen los propios informes de la Comisión Europea y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, van a dar lugar a descensos considerables de la producción, al aumento de costes, a la pérdida de competitividad y en definitiva al empobrecimiento del sector productivo. Por lo que el sector agrario andaluz exige la oposición frontal del Ministerio de Agricultura a estas iniciativas políticas.
Todas estas cuestiones, supondrían pérdidas de más de 100 millones de euros anuales para los agricultores y ganaderos de Andalucía. Sin olvidar que más de 50.000 perceptores podrían quedar fuera del sistema de ayudas si se endurece la propuesta en la línea demandada por algunas comunidades autónomas. Por todo ello, un año después y a la vista de la deriva de las negociaciones para la reforma, las organizaciones firmantes de la Declaración Institucional de Andalucía sobre el Futuro de la PAC se reafirman en su compromiso de mantener la unidad de acción y las protestas frente a cualquier propuesta que merme la rentabilidad del campo andaluz y convocan una caravana de protesta (tractores y coches) el próximo 14 de octubre en Sevilla.

Las organizaciones firmantes sostienen que en el último año los agricultores y ganaderos andaluces han salido ya a la calle en una decena de ocasiones en defensa de una PAC justa. En concreto en Sevilla se manifestaron en la Plaza de España el pasado 15 de abril con el objetivo de que el Plan Estratégico Nacional que finalmente presente en Bruselas el Gobierno de España sea fruto del consenso, la colaboración y el reconocimiento del peso estratégico que tiene Andalucía en el conjunto de la agricultura y la ganadería españolas. Como recuerdan las organizaciones agrarias y las cooperativas, una PAC favorable a los agricultores y los ganaderos andaluces se traducirá en crecimiento para toda la comunidad autónoma. En este sentido, recuerdan que el complejo agroalimentario es un motor socioeconómico fundamental para la región, que dinamiza el medio rural, genera más del 10% del empleo de la región y supera los 18.000 millones de euros de negocio. Asimismo, equilibra la balanza comercial (con un saldo positivo cercano a los 6.500 millones de euros), contribuye a la conservación del medio ambiente y fija población al territorio.

Valencia Fruits.

-El Tribunal europeo anula los acuerdos agrarios con Marruecos, pero la UE ya busca alternativas para saltarse la sentencia.El Tribunal General de la Unión Europea estimó este miércoles 29 los recursos del Frente Polisario contra el acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos que mantuvo preferencias arancelarias comunitarias a los productos de origen agrarios marroquís. Sin embargo, la Unión Europea y Marruecos anunciaban pocas horas después que tomarán «las medidas necesarias» a fin de «asegurar el marco legal que garantice la continuación y estabilidad de sus relaciones comerciales», después de la decisión hoy del Tribunal General de la UE sobre los acuerdos agrarios y de pesca entre ambos. En una declaración conjunta, el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Naser Burita, responden de esta manera al fallo del tribunal, que estima los recursos del Frente Polisario pidiendo la anulación los acuerdos agrarios por incluir en ellos el Sahara Occidental.

«Seguimos plenamente movilizados para continuar la cooperación entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos, en un clima de serenidad y compromiso», indica el comunicado conjunto, con el fin, añade, de «consolidar la asociación de prosperidad compartida euro-marroquí, lanzada en junio de 2019».Para ello, anuncia que la UE y Marruecos continuarán trabajando «para desarrollar las múltiples dimensiones de esta alianza estratégica» y lo harán «en el mismo espíritu de movilización, de coherencia y de solidaridad».Borrell y Burita afirman que esta «asociación igualitaria» está asentada «en una sólida relación bilateral, basada en la confianza y el respeto mutuo, entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea».La nota conjunta se produce después de que el tribunal europeo estimara los recursos del Polisario contra los acuerdos agrarios entre la UE y Marruecos que mantuvo preferencias arancelarias comunitarias a los productos de origen marroquí, y contra su acuerdo de colaboración de pesca sostenible.Sin embargo, la corte decidió mantener los efectos de esas decisiones durante «un cierto período de tiempo», con el fin de «preservar la acción exterior de la Unión y la seguridad jurídica de sus compromisos internacionales».

El tribunal consideró que en la medida en que los acuerdos se aplican al Sahara Occidental, así como a las aguas adyacentes a este, afectan al pueblo de dicho territorio y requerían que se obtuviera su consentimiento.

COAG EXIGE LA PARALIZACIÓN INMEDIATA DE LOS ACUERDOS AGRÍCOLAS ENTRE MARRUEOS Y LA UE Por su parte, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha exigido a las instituciones comunitarias la paralización inmediata del acuerdo agrícola UE-Marruecos hasta que se asegure que las producciones procedentes del Sáhara Occidental no quedan camufladas como importaciones marroquíes. Se trata de evitar que se introduzcan en el mercado comunitario productos agrícolas cultivados en los territorios del Sáhara Occidental como si fueran de Marruecos, tal y como se realiza hasta el momento. COAG ha denunciado en reiteradas ocasiones que el Acuerdo de libre comercio agrícola UE-Marruecos vulneraba la legislación europea sobre comercialización de frutas y hortalizas frescas al limitar la capacidad de los consumidores para discernir claramente si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este Reino, o bien procede del Sáhara Occidental.

De hecho, recientemente se presentaba un informe de investigación[1] por la ONG Mundubat y COAG en el que se desvelaba cómo cinco grandes grupos empresariales, algunos participados por Mohamed VI y el futuro presidentes del país y hasta ahora ministro de Agricultura de Marruecos, explotan tierra fértil de los territorios ocupados del Sáhara Occidental para crear uno de los mayores centros de producción de tomate a nivel mundial, a costa de los saharauis y los agricultores del sudeste español

.Agroinformación.
-Después del agua el café es la bebida más consumida del mundo con unas cifras que rondan entre las 1.600 millones y 2.000 millones de tazas consumidas al día. Seguramente se deba a sus múltiples beneficios para la salud de las personas. La fruta del café, llamada cereza, es como una aceituna que se recolecta cuando cambia del color verde al rojo. Luego se seca: en los países más secos directamente y en los más húmedos tras lavarlo para separar el grano de la pulpa. En Costa Rica crearon un proceso intermedio, llamado honey, en el que los granos se despulpan sin agua y luego se secan con restos de ella. Hubo un momento en los años 60 en el que el café empezó a ser penalizado o culpado por sus contraindicaciones para la salud, que también las tiene sí. Por ello, a partir de esa época se relacionó con los accidentes cardiovasculares, sobre todo por su capacidad para elevar la presión arterial. El pero de este punto de vista es que es injusto ya que no toma en consideración el efecto conjunto del café en un consumo habitual en base a otras sustancias beneficiosas para la salud como los compuestos fenólicos, diterpenos etc. El café es conocido sobre todo por su compuesto principal que es la cafeína, beneficiosa para la salud de las personas en función de su dosis. La propiedad más conocida sin duda es su poder estimulante del sistema nervioso central haciendo así que aumente el estado de alerta y agitación. Sin embargo, el café también relaja el músculo liso y estimula el cardíaco y, debido a ello, puede ser útil contra algunos dolores de cabeza. Más allá de la cafeína, el café también destaca por aportar numerosas sustancias de carácter fenólico. Entre ellas los ácidos cafeilquínicos cuyo miembro más conocido es el ácido clorogénico, relacionado en algunos estudios con una cierta capacidad para inhibir el cáncer.Dicho esto, el café también guarda una mala fama social ya que suele ser acompañado por bollería o productos altamente azucarados, sobre todo, durante el desayuno, y estos no son beneficiosos para la salud como puede ser el café solo. Además, todavía se está estudiando el efecto que puede tener la cafeína que ingieren mujeres embarazadas en el peso de su bebé. Por ello en Libertad Digital hemos decidido presentar los beneficios de beber café cada día el día internacional del café porque

¿Qué mejor momento para hablar de él?:

• Ayuda a disminuir el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer como los de vejiga, hígado y endometrio

• Ayuda a prevenir la cirrosis y las demás enfermedades del hígado

• Ayuda a prevenir el Parkinson• Ayuda a disminuir los problemas relacionados con el corazón y los procesos inflamatorios relacionados con el sistema cardiovascular

• Reduce los cálculos biliares y las enfermedades relacionadas con la vesícula biliar

• Ralentiza el proceso de envejecimiento celular• Disminuye el riesgo de padecer diabetes tipo II entre un 15 y un 60%• Protege la visión• Protege de los ruidos en la cabeza o "tinnitus"

• Facilita la utilización de la grasa como fuente de energía• Aumenta la energía y la resistencia física ya que incrementa la formación de adrenalina

• Reduce los dolores musculares y ayuda a prevenir las agujetas• Ayuda a la quema de grasa

• Disminuye el cansancio físico y mental y estimula el estado de vigilancia y la concentración• Aumenta la líbido• Actúa como laxante natural• Es fuente de antioxidantes, vitamina B2, B5, magnesio y potasio

Belén Lázaro. Libertad Digital.

- El 60% de los españoles opina que el capitalismo "hace más mal que bien" El porcentaje es aún más alto en Francia e Italia, donde alcanza el 69% y el 61%.
Antes del surgimiento del capitalismo, la mayoría de la población mundial vivía en la pobreza extrema. En 1820, esta era la circunstancia característica del día a día del 90% de la población del planeta. Hoy, este mismo indicador es inferior al 10%. En las últimas décadas, desde el fin del comunismo en China y otros países, la disminución de la pobreza se ha acelerado a un ritmo incomparable en cualquier otro periodo de la historia. En 1981, la tasa de pobreza ascendía al 42,7%, mientras que en 2000 había caído al 27,8%. En 2021, esta ratio es solo del 9,3%.Pero hay más buenas noticias: el número de niños trabajadores ha disminuido significativamente, pasando de 246 millones en el 2000 a 160 millones en el 2020. Y todo esto a pesar de que la población mundial aumentó de 6.100 a 7.800 millones de personas durante este periodo. A pesar de estos hechos, a la mayoría de la gente no le gusta el capitalismo. 

Según el Edelman Trust Barometer 2020, una encuesta que se realiza en 28 países, concluye que, en promedio, el 56% de los ciudadanos sondeados opina que "el capitalismo, tal y como existe hoy, hace más mal que bien al mundo". En Europa, los franceses son más propensos a respaldar esta afirmación (69%), seguidos de los italianos (61%) y los españoles (60%). El porcentaje es del 55% en Alemania y del 53% en Reino Unido. En Estados Unidos y Canadá, esta evaluación crítica del capitalismo es avalada por el 47% de los sondeados.
El anticapitalismo es casi una religión política. En las confesiones clásicas, el diablo es la expresión prototípica del mal en el mundo. Pues bien, en la religión política del anticapitalismo, el mercado asume el papel de encarnar el mal. En consecuencia, el capitalismo no solo es responsable de todos los males de la sociedad, sino que también es el factor que explica muchos de los problemas individuales de las personas. Así, mucha gente culpa al capitalismo del hambre, la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, la contaminación, la guerra, la alienación, el fascismo, el racismo, la desigualdad de género, la esclavitud, el colonialismo, la corrupción, el crimen, las enfermedades mentales o la decadencia cultural.

Las guerras fueron más frecuentes en la época pre-capitalista que en el período transcurrido desde que nació el capitalismo. Numerosos estudios científicos sobre la "paz capitalista" han demostrado que el libre comercio y el capitalismo han reducido la probabilidad de que estallen conflictos militares. También hay numerosos estudios que muestran que los estándares ambientales son mejores en los países capitalistas que en los no capitalistas. Y, como ya dijimos anteriormente, el capitalismo ha reducido de forma histórica la incidencia del hambre y la pobreza. Entonces, ¿por qué la mayoría de la gente no quiere aceptar estos hechos?Una de las razones es que cuando se trata de temas como el hambre, la pobreza, el cambio climático y la guerra, es muy difícil entablar una discusión basada en datos. Cuanto más emocionalmente cargado es un tema, menos dispuestas están las personas que debaten sobre él a reconocer los hechos, especialmente si estos hechos contradicen sus propias opiniones personales. Los científicos se han encontrado con este fenómeno en todo tipo de experimentos y estudios.En numerosas encuestas representativas y casi idénticas que se han realizado a lo largo de las últimas décadas en distintos países, a los encuestados se les algún tipo de polémica inventada, refiriendo temas tan dispares como la ingeniería genética, el cambio climático, la energía nuclear o la polución.

En todos los casos, se describía el mismo tipo de situación: los expertos estaban comentando el estado de las investigaciones sobre estas cuestiones, pero un miembro de la audiencia les interrumpió gritando y exigiendo que "dejen de hablar de cifras y estadísticas" y de "comentar con frialdad" algo tan "crudo para la supervivencia del planeta". Pues bien, durante tres décadas se hizo siempre la misma pregunta y, de media, un 55% de los encuestados tendió a respaldar al "follonero" de turno y solo un 23% opinó que lo apropiado era guardar silencio, escuchar los hechos y mantener un debate menos apasionado y más racional.
Los anticapitalistas no van a cambiar de opinión por mucho que se les exponga la evidencia. Si hay pobreza, el capitalismo tiene la culpa. Si hay abundancia material, el capitalismo tiene la culpa. Si hay hambre, el capitalismo tiene la culpa. Si impera la obesidad, el capitalismo tiene la culpa.

La autora estadounidense Eula Biss, ampliamente celebrada por sus novelas, ha publicado en 2020 un libro que lleva por título "Tener y ser tenido" en el que habla sobre el sentido de la propiedad, el capitalismo y el valor de las cosas. Bliss cuenta, por ejemplo, una conversación con su marido en la cual éste le habría preguntado lo siguiente: "¿qué nos dice sobre el capitalismo el hecho de que, bajo un sistema así, tenemos dinero y queremos gastarlo, pero no podemos encontrar nada que valga la pena comprar?". Posteriormente, Bliss refiere una charla con su madre, quien le pregunta si considera que el capitalismo es bueno o malo: "estoy tentado a pensar que es malo, pero realmente ni siquiera sabría responder a esta pregunta". Para muchas personas, el anticapitalismo es un tema emocional. Es, más bien, un sentimiento difuso de protesta contra el orden existente. No hay maldad, ni en la sociedad ni en mi vida personal, se dicen los anticapitalistas, que no se pueda achacar al "sistema" de libre mercado.

Artículo de Rainer Zitelmann, autor de "El capitalismo no es el problema, es la solución" (Unión Editorial, 2021). Considerado uno de los liberales más influyentes de Alemania, es doctor en Sociología e Historia, empresario de éxito y columnista habitual en medios como City AM, Frankfurter Allgemeine Zeitung, Le Point o Forbes.


-Máxima tensión en el mercado energético. La luz, el gas, los derechos de emisión del CO2 o el petróleo siguen marcando récords sin dar tregua y sin que todavía haya llegado el invierno. Este miércoles, el precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) alcanzará los 189,9 euros el megavatio hora, lo que implica el octavo máximo histórico en lo que va de septiembre.Así, el precio de hoy se sitúa como el más alto registrado en la serie e, incluso, en determinados tramos horarios llegará a romper la onerosa barrera de los 200 euros la hora. Por ejemplo, entre las 21:00 y las 22:00 horas, los cerca de 11 millones de hogares españoles que tienen contratada una tarifa regulada o PVPC pagarán por la electricidad la friolera de 208,47 euros.
Con esta nueva subida, el precio de la luz multiplicó por más de tres el que tenía este mismo bien el año pasado (49,15 euros). Para mañana jueves, se espera un precio medio similar, aunque en las horas más caras (entre las 9 y las 10 de la noche) la luz llegará hasta los 221 euros, lo que pone todavía más en entredicho la promesa de Pedro Sánchez de que todos los españoles acaben pagando a finales de 2021 por la luz "una cuantía similar" a lo que pagaron en 2018.Alerta de quiebras Hay que recordar que, mientras que hay 11 millones de consumidores afectados por los vaivenes de la tarifa regulada, alrededor de otros 18 millones restantes pertenecen al mercado libre, donde el precio de la energía lo fija de antemano la eléctrica estableciendo una especie de tarifa plana que permite al consumidor saber lo que va a pagar por la energía que consuma en el futuro y que se calcula con precios pasados —por ejemplo, los de 2020—.Tradicionalmente, estas tarifas planas resultaban más caras a cambio de más seguridad en el precio, tal y como explica el Banco de España en este informe, pero durante los primeros meses del año han permitido blindar a sus clientes de la subida del precio de la luz. Eso sí, como ya explicamos en Libre Mercado será por poco tiempo, debido a que las compañías eléctricas difícilmente podrán absorber una subida de la electricidad, que apunta que va para largo."Las grandes podrán soportarlo, pero habrá comercializadoras pequeñas que no aguanten y tengan hasta que romper contratos... o quebrar" advertía otra fuente del sector. Esta semana, la presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), Cani Fernández, venía a confirmar estos augurios. "Nos tememos que haya muchas pequeñas comercializadoras que puedan quebrar", avisó. Otra grave derivada es que haya empresas de todo tipo de sectores que se vean obligadas a cerrar porque con los altos precios de la energía no les compensa seguir produciendo sus productos, como ya está sucediendo en Reino Unido.El gas y los conflictos internacionales

El elevado precio del gas y el incremento del precio de los derechos de emisión de CO2 —que ejercen como un impuesto encubierto a nivel europeo y cuyos ingresos recauda la Hacienda de cada país—, están detrás de este encarecimiento sin precedentes del precio de la luz. Además, no hay que olvidar que, en España, al recibo de la luz también hay que sumarle abultados costes políticos y fiscales. En el caso del gas natural, los precios siguen desbocados y este miércoles han alcanzado los 78,99 euros por megavatio hora, cuando hace justo un año apenas llegaban a los 13 euros, un ascenso que supone multiplicar por seis su valor. A esta tormenta gasista se le une que la semana pasada Rusia decidía cerrar el suministro de gas que envía a Europa por Ucrania y que la reciente ruptura de relaciones entre Argelia y Marruecos podría poner en riesgo la entrada del gas que Argelia manda a España por el gasoducto Magreb-Europa, que atraviesa Marruecos. Argelia es el principal país proveedor de gas natural de nuestro país. Estas tensiones internacionales unidas al aumento de la demanda de gas en Asia, contribuirán a inflar todavía más los precios del gas en el Viejo Continente.

Los impuestos del gas siguen contribuyendo mes a mes a llenar las arcas del Estado sin que Hacienda se haya planteado rebajarlos del 21% de IVA como hiciera con la luz. En pleno encendido de las calefacciones en los hogares el encarecimiento del gas podría ser fatal para los bolsillos de los ciudadanos. Lo único que ha hecho el Gobierno para evitar este golpe del gas en las familias es poner un tope a la subida del gas de los próximos meses, pero generando una deuda que después tendrán que seguir pagando los consumidores en sus próximas facturas, aunque el sector duda de cómo recuperará ese dinero en 2022. Según los futuros, no será hasta entonces cuando se prevé que se frene el precio del gas. La inflación al alza El elevado precio de la energía ha provocado que la inflación se dispare hasta el 4% en septiembre y alcance su tasa más alta en 13 años. Según Estadística, en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor este mes que en septiembre del año pasado.

También influye, aunque en menor medida, el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales y el hecho de que los precios de los paquetes turísticos bajaron menos en septiembre de este año de lo que lo hicieron en igual mes de 2020. Tampoco hay que olvidar que en estas últimas jornadas el barril de petróleo ha rozado los 80 dólares.Aunque el Gobierno siga restándole importancia al repunte de la inflación, las dudas sobre su carácter transitorio cada vez son mayores. Y es que, si tenemos en cuenta el último dato de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), que hemos conocido hoy, este indicador aumentó en septiembre hasta el 1%, cuando en abril la tasa interanual de la subyacente era 0%.

B.García. Libre Mercado.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda