El camino hacia el almacenamiento de datos

07 de febrero de 2022

Las últimas semanas de 2021 se alejan y aquí en Scality, hemos aprovechado este tiempo para reflexionar sobre lo que hemos visto en el almacenamiento de datos en el último año y lo que está por venir este año que empieza. Esto es lo que no cambiará: La proliferación de datos continuará explotando, y casi todas las organizaciones de todos los sectores necesitan tener una estrategia definida para lidiar con todos estos datos.

Compartir en:

¿Qué nos depara este año 2022?

El aumento de los ciberataques exige la incorporación de sofisticadas ciberprotecciones
No es una hipérbole decir que el ransomware ha alcanzado proporciones épicas en los últimos dos años. Los ciberdelincuentes son conscientes del valor que tienen los datos de las empresas y hacen todo lo posible para hacerse con ellos. Esto significa que las soluciones de almacenamiento comerciales tendrán que diseñarse con mecanismos más sofisticados e integrados para detectar, prevenir y, en última instancia, recuperar antes los ataques que borran, modifican o cifran los datos almacenados.
En el caso de las soluciones de almacenamiento de datos, las capacidades de detección temprana pueden venir en forma de nuevas técnicas basadas en IA/ML que analicen patrones de acceso anómalos, o que se centren en determinados datos. La detección de estas condiciones puede proporcionar a los administradores una advertencia temprana, antes de que se produzcan daños importantes.
La LA AI/MLOPS se convertirá en una parte estándar de los productos de almacenamiento para empresas y de gama media
Además del crecimiento masivo de los datos, el sector del almacenamiento de datos sigue lidiando con una escasez de competencias. Se calcula que los administradores de almacenamiento tendrán que gestionar 50 veces más datos en la próxima década, con un aumento de sólo 1,5 veces en el número de personal cualificado.
MLOps puede supervisar y proporcionar análisis predictivos sobre tareas manuales comunes (es decir, utilización de la capacidad, fallos de componentes pendientes y eficiencia del almacenamiento). Las tareas de mayor valor pueden incluir la determinación de patrones de IO (input/output) y rendimiento de las aplicaciones para ajustar automáticamente la calidad del servicio (QoS) y los recursos subyacentes para ofrecer los niveles de servicio necesarios. Estas innovaciones no serían posibles sin la aplicación de técnicas de ML y su capacidad para consumir y "entrenar" a partir de registros del sistema extremadamente granulares y datos de eventos durante las operaciones en tiempo real.
La preocupación por la soberanía digital impulsará una industria de proveedores de servicios regionales
En Europa se discute mucho sobre la dependencia de los fabricantes de semiconductores con sede en Estados Unidos y Asia, los proveedores de infraestructuras y los tres grandes proveedores de la nube: AWS, Microsoft Azure y Google. La creciente preocupación por esta dependencia ha impulsado la introducción de nuevas políticas destinadas a reforzar la autonomía estratégica del continente (y de cada país) en el ámbito digital. Pero la soberanía digital no es sólo una cuestión europea. En Estados Unidos, la creciente dependencia de China para ciertas tecnologías, especialmente la fabricación de chips de silicio, entre otras, ha suscitado preocupaciones similares.
Los datos son un activo empresarial muy valorado en la economía digital actual y prevemos la creación de nuevos servicios localizados para hacer frente a las crecientes preocupaciones en torno a la independencia de los datos soberanos. Las empresas se esfuerzan por seguir la pista de la ubicación de sus datos en medio del crecimiento de los mayores actores mundiales de la nube, por no hablar del estado de cumplimiento de las normativas locales sobre soberanía de datos a las que están sometidas. Externalizar y delegar los servicios de TI en proveedores de servicios en la nube globales en aras de la economía, la agilidad y la flexibilidad no les exime de sus obligaciones de cumplimiento. Hacer la vista gorda a sus problemas de soberanía de datos no es una opción. Por lo tanto, esto marcará el comienzo de una industria de proveedores de servicios locales/regionales que ofrecerán servicios en la nube soberanos a los mercados cautivos, garantizando que los datos permanezcan dentro de las fronteras especificadas.
Los centros de datos locales seguirán siendo una prioridad para las empresas en el futuro inmediato
La descentralización de los servicios de TI, las aplicaciones y los datos ha sido una tendencia constante durante la última década. Hace tiempo que las aplicaciones y los datos se desplazan de los centros de datos corporativos a las nubes públicas. Sin embargo, el centro de datos empresarial está lejos de estar muerto. Predecimos que las empresas mantendrán sus inversiones en infraestructura de centros de datos corporativos en las instalaciones, incluso cuando la adopción de la nube continúe por razones de control, rendimiento y rentabilidad. Y esperamos que esto continúe en el futuro inmediato.
Esto conducirá a un nuevo nivel de capacidades sofisticadas de gestión de TI para optimizar las soluciones de gestión de datos y aplicaciones en múltiples centros de datos y nubes. El almacenamiento y la gestión de datos es un problema de TI híbrida multisitio.
Las redes 5G permitirán aumentar la captura de datos en el EDGE y la movilidad, eliminando la preocupación por la gravedad de los datos
Las empresas están desplegando cada vez más aplicaciones en el EDGE; es decir, fuera de un centro de datos centralizado tradicional o de la nube. No se trata sólo de áreas como las oficinas remotas/sucursales, sino que también se está expandiendo a centros de TI no tradicionales como los locales comerciales, aeropuertos, estadios deportivos y vehículos conectados/inteligentes. Es probable que muchos de estos lugares se conviertan en mini centros de datos en la nube, que requerirán servicios de TI completos con servidores, conectividad de alta velocidad y almacenamiento de datos local para ofrecer estos nuevos y ricos servicios.
De hecho, los analistas han pronosticado que para 2025, tres cuartas partes de los datos generados por las empresas se crearán y procesarán en el borde. La opinión general es que la movilización de estos datos en el borde será lenta, ineficiente y costosa; por ejemplo, una vez capturados en una ubicación del EDGE, los datos pueden necesitar ser transferidos a un centro de datos central para su análisis u otro procesamiento. Prevemos que la nueva generación de conectividad de red 5G tendrá un impacto directo en la aparición de aplicaciones ricas en datos desplegadas en el EDGE, especialmente para los dispositivos móviles conectados.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda