PRECIOS DE LA ENERGIA: COMPORTAMIENTO DISPAR

El gas cae. Mientras que combustible y luz suben

08 de septiembre de 2022

Los precios del gas natural en Europa caen a su valor más bajo en casi un mes, tras los anuncios de la Comisión Europea sobre su intención de intervenir en el mercado regional con límites a los valores de la luz y el gas. El precio del gas TTF en Holanda, de referencia en el mercado europeo, cae a comienzos de la jornada más de un 7% y perfora los 200 euros por megavatio-hora por primera vez desde el 10 de agosto.

Compartir en:

El descenso de esta jornada confirma la tendencia a la baja que comenzó el martes, después de que los precios se dispararan el lunes con un aumento del 17% como primera reacción al cierre indefinido del gasoducto Nord Stream, que suministra gas ruso a Alemania. Actualmente, el suministro solo llega a través de Ucrania y no se descarta que Moscú pueda interrumpirlo totalmente si los países de la Unión Europea acuerdan valores máximos para los hidrocarburos rusos.
A la espera de medidas comunes, los países del bloque europeo ya han comenzado a desarrollar sus propias iniciativas para dar alivio a sus empresas energéticas con problemas de liquidez. El gobierno sueco ha propuesto hoy un plan para dar liquidez a las empresas eléctricas para que permitan que los consumidores paguen las facturas de electricidad a plazos. Países como Alemania y Finlandia ya han anunciado esta semana sus planes para asistir a compañías locales afectadas por la volatilidad de los mercados. El ministro de Industria alemán, Robert Habeck, ha confirmado hoy que extenderán amplias ayudas al sector privado.


El precio de la luz vuelve a subir

El precio promedio de la luz para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista subirá este viernes un 1,35% con respecto a este jueves, hasta los 245,93 euros por megavatio hora (MWh), según los datos provisionales del Operador del Mercado Ibérico de Energía.

Este precio es el resultado de sumar el promedio de la subasta en el mercado mayorista a la compensación que pagará la demanda a las centrales de ciclo combinado por la aplicación de la 'excepción ibérica' para topar el precio del gas para la generación de electricidad. De esta manera, y a pesar de que el precio sigue siendo elevado, se mantiene lejos de los niveles máximos de la semana pasada, cuando llegó a alcanzar los 486,21 euros por MWh de media, el valor más alto desde la entrada en vigor de la 'excepción ibérica' y el segundo precio más alto de la historia para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista, solo por detrás del récord de 544,98 euros por MWh registrado el pasado 8 de marzo, antes de la aplicación del 'tope al gas'.

En la subasta, el precio medio de la luz en el mercado mayorista -el denominado 'pool'- se situará para este viernes en 159,73 euros por MWh. El precio máximo se registrará entre las 21:00 y las 22:00 horas, con 250 euros por MWh, mientras que el mínimo para la jornada, de 118 euros por MWh, se dará entre las 13:00 horas y las 14:00 horas. A este precio del 'pool' se suma la compensación de 86,2 euros por MWh a las gasistas que tiene que ser abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada.


El precio del diésel sube un 2% y la gasolina baja un 0,83%


El litro de diésel cuesta 1,921 euros, mientras el precio medio del litro de gasolina ha retomado las bajadas, se ha situado en los 1,779 euros. El precio medio de la diésel ha subido por tercera semana consecutiva, consolidando así el fin de su tendencia bajista de los dos últimos meses, mientras que el de la gasolina ha retrocedido un 0,83%.

En concreto, el precio medio del litro de diésel ha subido esta semana un 2,07%, para elevarse hasta los 1,921 euros, aunque de momento se mantiene a distancia de los máximos de finales de junio, cuando alcanzó los 2,141 euros por litro.
Por su parte, el precio medio del litro de gasolina ha retomado las bajadas, interrumpidas la semana pasada tras encadenar nueve seguidas de descensos, y se ha abaratado un 0,83%, hasta situarse en los 1,779 euros, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.
De este modo, el precio medio del litro de diésel en España se mantiene por cuarta semana consecutiva por encima del de la gasolina.
Este importe medio de ambos carburantes incluye los impuestos, pero no refleja el descuento que entró en vigor desde el pasado 1 de abril de al menos 20 céntimos por litro, ya que hay rebajas superiores, dependiendo de la petrolera y de las promociones a los clientes fidelizados.
Contando con esa subvención, el precio del litro de gasolina sería de 1,579 euros, mientras que el del gasóleo se situaría en los 1,721 euros, en ambos casos inferior a los que marcaba a finales de marzo, antes de la entrada en vigor de la ayuda –1,818 euros litro en el caso de la gasolina y 1,837 euros para el gasoil–.
A pesar del abaratamiento registrado a lo largo del verano, los carburantes siguen con un precio especialmente alto con respecto a los últimos años a estas alturas año.

Un 25% y casi un 52% más caro que hace un año

De esta manera, con respecto a la misma semana de hace un año, el precio medio del litro de gasolina es un 25% más caro, mientras que en el caso del gasóleo se ha encarecido casi un 52%, aunque sin tener en cuenta la bonificación vigente actualmente.
Recogiendo la subvención, el precio del litro de gasolina es un 11,11% más caro que en la segunda semana de septiembre de 2021, mientras que en el caso del gasóleo el precio es un 36,04% superior.
Estas cifras se registran en un entorno de precios elevados del crudo en el actual contexto, marcado por la guerra en Ucrania. No obstante, este jueves el barril de Brent, de referencia en Europa, cotizaba ligeramente por encima de los 88 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba en torno a 82 dólares.
El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos. Además, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de los carburantes, sino que lo hace con un decalaje temporal.
Niveles de la UE
Con estos niveles, el precio de la gasolina sin plomo de 95 se mantiene en España por debajo de la media de la Unión Europea, situada en 1,821 euros el litro, y de la eurozona, con un precio medio de 1,899 euros.
En el caso del diésel, el precio en España es superior al de la media de la UE, que es de 1,908 euros, pero inferior al de la zona euro, con un precio de 1,945 euros.
No obstante, incluyendo la bonificación de al menos 20 céntimos por litro el precio de ambos carburantes en España estaría por debajo de la media europea

Compartir en:

Crónica económica te recomienda