Algunos mitos sobre la declaración de la renta

06 de abril de 2022

Ha comenzado la campaña de la declaración de la renta 2021 y en ING queremos romper los mitos más extendidos para acabar con las dudas fiscales recurrentes y simplificar el ejercicio anual al declarar el IRPF.

Compartir en:

Mito 1: si haces la renta un año, tendrás que hacerla siempre

Presentar la declaración de la renta un ejercicio no te obliga a hacerlo los siguientes. La obligación de presentar el IRPF es independiente en cada ejercicio, ya que las circunstancias de cada uno pueden cambiar de un año a otro.

Mito 2: si pides el borrador, debes presentar la renta

Este es uno de los mitos de la renta más extendidos, pero obtener el borrador no obliga a presentarlo.

Mito 3: lo que ponga el borrador es lo correcto

Uno de los errores más habituales al hacer la renta es confirmar el borrador sin mirarlo. Esta información no tiene por qué ser ni completa ni correcta. Por eso es muy importante revisar y, si es necesario, modificar el borrador antes de confirmarlo.

Mito 4: si Hacienda no lo sabe, mejor no decírselo

Esto en realidad es fraude y puede tener consecuencias en forma de declaraciones paralelas, sanciones y recargos cuando la AEAT termine detectándolo (recuerda que tiene cuatro años para hacerlo).

Mito 5: mejor no hacer la declaración si no estás obligado

Detrás de esta falsa creencia se esconde también la pereza de tener que enfrentarse a la declaración de la renta. Sin embargo, presentar la declaración es muy sencillo y da sorpresas agradables, como cuando sale a devolver. Y si sale a pagar y no estás obligado, simplemente basta con no presentarla.

Mito 6: si has trabajado para más de una empresa, vas a pagar más

Tener dos pagadores no hará que pagues más en la declaración de la renta, incluso si se cambia de tramo fiscal.

Mito 7: si estás en paro, no hay que hacer la renta

El paro no está exento de tributar en la declaración de la renta. Para el IRPF, el paro es lo mismo que el salario: ambos son una renta del trabajo.

Mito 8: si has estado en ERTE, tienes que hacer la declaración

No necesariamente. Si has estado en ERTE es más probable que estés obligado a presentar la renta, porque el SEPE se considera un segundo pagador, lo que reduce el límite para no estar obligado a hacer la declaración de la renta, pero si no se supera el umbral de salario establecido no es obligatorio presentar la declaración.

Mito 9: si ganas menos de 22.000 €, no tienes que declarar

Esto no siempre es así. Lo más habitual es tener más de un pagador y haber cobrado más de 1.500€ del segundo y siguientes pagadores, en cuyo caso el límite se reduce a 14.000€. Además, hay otros ingresos a considerar, como los rendimientos del capital mobiliario, ganancias y pérdidas patrimoniales superiores a 1.600€, o si has obtenido más de 1.000€ de rentas inmobiliarias imputadas, subvenciones, actividades económicas, etc.

Mito 10: los menores no hacen la renta

La edad no es un impedimento para hacer el IRPF. Los menores de edad tienen que presentar la declaración de la renta cuando sus ingresos llegan a los mínimos establecidos.

Si el menor ha obtenido rentas inferiores a 8000 € y se incluye en una declaración conjunta, esas rentas deben incorporarse a la declaración. No obstante, mientras gane menos de esa cantidad, los hijos dan derecho a aplicar el mínimo por descendientes hasta los 25 años, aunque no se haga declaración conjunta.

Lo único que hay que tener en cuenta es que, si hace la renta por su cuenta y sus ingresos superan los 1.800€, no podrás incluirlo dentro de la unidad familiar ni aplicar el mínimo por descendientes.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda