FMI: la economía mundial cae un par de décimas

21 de enero de 2019

Según las cifras anunciadas, el FMI prevé ahora que la economía mundial crecerá este año un 3,5%, dos décimas menos de lo que estimaba en octubre. También recorta del 3,7% al 3,6% su previsión para 2020. En el caso de la Eurozona, el tijeretazo para este año va del 1,9% al 1,6%, en tanto que deja sin cambios, en el 1,7%, su pronóstico para el próximo año.

Compartir en:

Aunque todavía mayor es la rebaja que aplica a Alemania, del 1,9% al 1,3% en 2019, y a Italia, del 1% al 0,6%.  Hay excepciones, eso sí, como España, a la que salva de los recortes. El FMI mantiene su visión anterior, consistente en un crecimiento del 2,2% en 2019, el mismo proyectado desde el Gobierno de Pedro Sánchez, y del 1,9% en 2020. Tampoco cambia las previsiones para EEUU, del 2,5% en 2019 y del 1,8% en 2020, y para China, del 6,2% para los dos años. Y eleva dos décimas sus cifras para Japón en 2019 y 2020, hasta el 1,1% y el 0,5%, respectivamente.
Los recortes, sin embargo, son la pauta. El crecimiento previsto para el conjunto de las economías avanzadas pasa del 2,1% al 2% y el de las economías emergentes, del 4,7% al 4,5%.  El FMI, que recuerda que estos recortes se suman a los ya realizados en otoño, precisa que "la revisión adicional a la baja desde octubre refleja las consecuencias de una moderación del ímpetu en el segundo semestre de 2018 -como por ejemplo en Alemania, tras la adopción de nuevas normas sobre emisiones para vehículos de combustión, y en Italia, donde las preocupaciones en torno a los riesgos soberanos y financieros han constituido un lastre para la demanda interna-, pero también obedece a un debilitamiento de la actitud de los mercados financieros y a una contracción en Turquía que ahora se proyecta que será más profunda de lo previsto".
"Los riesgos para el crecimiento mundial se inclinan a la baja", constata el Fondo. Apoya su diagnóstico en los distintos riesgos existentes, que van desde las tensiones comerciales y unas condiciones financieras más restrictivas hasta el Brexit y el peligro de que China se desacelere más de lo previsto.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda