AUNQUE CALVIÑO INSISTE EN ELLO

Funcas ve «muy difícil» que la economía pueda crecer al 6%

04 de octubre de 2021

La Fundación de las Cajas de Ahorros ve «muy difícil» que la economía española crezca más de un 6% este año, tras conocer la revisión a la baja del Instituto Nacional de Estadística (INE) en relación al crecimiento observado en el segundo trimestre del año, que pasó de un 2,8% intertrimestral en la publicación del avance previo a un 1,1%, en la nueva estimación.

Compartir en:

La economista sénior de Funcas, Fernández, ha señalado que esta revisión de la cifra de PIB del segundo trimestre supone un vuelco «muy importante» al escenario que Funcas estaba manejando con respecto a la recuperación de la economía a lo largo de este año. Así, Fernández ve «muy difícil» que el crecimiento en el conjunto del año alcance si quiera el 6%, incluso aunque se revise al alza las previsiones para el tercer trimestre bajo la premisa de que el rebote económico que la Contabilidad Nacional no ha reflejado en el segundo trimestre lo haga en el tercero. «Muy probablemente habrá que realizar revisiones sustanciales a la baja en las previsiones de crecimiento», ha alertado. Según ha explicado en un vídeo publicado por la Fundación, la revisión del INE viene a indicar que el crecimiento del consumo, aunque fue intenso y notable, ha sido bastante menor de lo que se estimó inicialmente. Además, ha apuntado que ese incremento del consumo se ha dirigido básicamente a importaciones y no ha generado PIB dentro de la economía nacional.

Si se analizan con más detalle las cifras del INE, se observa que el incremento del PIB procede fundamentalmente de la actividad de las administraciones públicas, mientras que la economía privada apenas aporta crecimiento. Según ha señalado Fernández, se perciben descensos en el valor añadido de la industria, de la construcción, de los servicios ligados a la hostelería, los transportes y comercio. Ante la brusca revisión por parte del INE, su presidente ya ha trasladado al Gobierno la intención de crear un grupo de trabajo técnico con otras instituciones para analizar el encaje de los indicadores extraordinarios utilizados durante la pandemia, con el objetivo de mejorar las metodologías y la capacidad colectiva de prever qué es lo que va a suceder con la economía.

Desde Funcas han advertido de que el margen para revisar al alza las previsiones para la segunda mitad del año es muy limita debido a que el crecimiento de la inflación puede ralentizar la recuperación del consumo. Además, ha alertado de la lentitud en la ejecución de las inversiones recogidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado con fondos europeos. «A estas alturas del año está muy claro que las cifras que manejábamos como hipótesis en unos escenarios para el crecimiento de este año en cuanto a la cuantía de las inversiones del Plan de Recuperación no se van a cumplir y las inversiones van a estar muy por debajo de lo que se suponía», ha asegurado la economista sénior de Funcas.

Tras el ajuste del INE, organismos como el Banco de España ya han confirmado que tendrán que actualizar sus previsiones macroeconómicas para el conjunto del año. Cabe recordar que la semana pasada el Banco de España elevó su previsión de crecimiento de la economía española al 6,3% para este año, una décima más que en sus anteriores estimaciones de junio, y mejoró al 5,9% la previsión para 2022 y al 2% para 2023. Ahora, una vez se analicen las implicaciones de la profunda revisión a la baja del INE para el segundo trimestre del año, el organismo tendrá que corregir sus perspectivas para la economía española. No obstante, el propio gobernador del Banco de España ha afirmado que más allá de las cifras concretas de crecimiento para este año, que se verán afectadas por esta revisión, «se mantendrá una progresiva normalización de la actividad en los próximos trimestres, bajo el supuesto de que continuará el proceso de mejora de la situación epidemiológica». Sin embargo, también ha reconocido que las previsiones siguen rodeadas de un grado de incertidumbre «elevado» y que el dinamismo de la actividad «sigue muy condicionado por el impulso que se espera que continúen aportando las políticas económica».

Y frente a estas revisiones, el Gobierno descarta corregir sus previsiones macroeconómicas, defendiendo que están marcadas por la «prudencia». «Ya que no revisamos al alza nuestras previsiones cuando hay noticias positivas u organismos, incluso el INE, revisan al alza sus cifras, pues tampoco procede revisar cuando hay otro tipo de ajustes», explicó la vicepresidenta ante la Comisión Mixta en el Congreso de los Diputados para la Unión Europea el mismo día en que el INE publicó su revisión.
El Gobierno sostiene en el 6,5% su previsión de crecimiento para este año y en el 7% la de 2022, de acuerdo con la actualización del cuadro macroeconómico que acompañará a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año. La realidad, según Calviño, es que la recuperación está en marcha y es muy intensa. «Esto trasciende de la volatilidad de los indicadores económicos o de las previsiones generadas en el entorno anómalo de la pandemia», remarcó la vicepresidenta primera, tras asegurar que el año 2021 está yendo «de menos a más».

Compartir en:

Crónica económica te recomienda