UCRANIA CANDIDATO UE

La inflación de la UE, disparada

17 de junio de 2022

Según los datos confirmado por Eurostat, la inflación de la zona euro, volvió a superar todos los niveles y se situó en mayo en el 8,1%. La tasa, que representa el mayor encarecimiento de los precios de toda la serie histórica, es además cuatro veces más que la subida del 2% registrada en el mismo mes del año pasado.

Compartir en:

En toda la Unión Europea (UE), el Índice de Precios de Consumo (IPC) fue del 8,8% en mayo de 2022, frente al 8,1% de abril. Un año antes, la tasa era 2,3%. Por países, las tasas anuales más bajas se registraron en Francia, Malta (ambos 5,8%) y Finlandia (7,1%), mientras que la tasa anual más alta se registró en Estonia (20,1%), Lituania (18,5%) y Letonia (16,8%). Comparado con abril, la inflación cayó en un Estado miembro y aumentó en 26.

En cuanto a los componentes, la mayor contribución a la tasa de inflación interanual de la zona euro provino de la energía (+3,87 puntos porcentuales), con una subida interanual del 39,1%. Por detrás se colocan la alimentación, alcohol y tabaco (+1,59 puntos), servicios (+1,46 puntos) y bienes industriales no energéticos (+1,13 puntos).

Por su parte, la tasa de inflación subyacente de la eurozona alcanzó un máximo histórico del 3,8% en mayo.

El Banco Central Europeo (BCE), en sus proyecciones macroeconómicas de junio, ha revisado significativamente al alza su proyección de inflación. Ahora, espera que sea del 6,8% en 2022, lo que supone un incremento de 1,7 puntos porcentuales respecto a la proyección base de marzo.

 

En este contexto, Lagarde ha de afrontar ademas el reto de evitar que las primas de riesgo de los países más endeudados –aún más tras el covid-19– se desboquen a medida que van subiendo los tipos de interés. Lagarde se reunió ayer con los ministros de finanzas de los países de la zona euro, apenas unas horas después de la reunión extraordinaria que mantuvo el Consejo de Gobierno del BCE y en la que se decidió la creación, acelerada, de una nueva herramienta con la que evitar futuras crisis de deuda. Con la que, en definitiva, volver a comprar deuda de Italia o España si sus primas riesgo entran en zona de peligro. La presidenta del BCE no concretó detalles ante el Eurogrupo pero sí advirtió del riesgo “serio” de fragmentación financiera y de la voluntad firme del BCE de actuar frente a ello. Inició así el debate sobre el diseño de una nueva herramienta de política monetaria que va a tener también una importante dimensión política. No en vano, su diseño estaría asociado a cierta condicionalidad, por la que los países beneficiados deberían comprometerse a determinadas reformas, aunque no mucho más estrictas de los compromisos que ahora se piden para acceder a los fondos Next Generation, según fuentes financieras.

El regreso a la disciplina fiscal, con la que garantizar esa sostenibilidad de la deuda, estuvo ayer en el centro del debate del Eurogrupo. Y Alemania volvió a poner el foco en el control de las cuentas públicas, solo poco después de que Bruselas haya propuesto a los países de la UE la prórroga de la suspensión de las reglas fiscales de deuda y déficit público durante un año más, hasta 2024.

El ministro alemán de finanzas, Christian Lindner, aseguró que si bien el BCE tiene la “responsabilidad de luchar contra la inflación”, la de los gobiernos, “incluido el alemán”, es “reducir los déficit presupuestarios y volver a una senda fiable de reducción de deuda” para “salvaguardar la confianza de los mercados y la estabilidad fiscal”. Linder además quitó hierro al alza de las primas de los últimos días. “No hay necesidad de que nadie se ponga nervioso”, añadió. El ministro de finanzas de Austria, Magnus Brunner, también instó a los países más endeudados a “poner sus cuentas en orden” y sí reconoció estar “muy preocupado” por el incremento de las primas de riesgo.

La ministra española de economía, Calviño, sí calificó de “buena noticia” que el BCE haya actuado “con tanta determinación y eficacia” para garantizar “la estabilidad financiera” en la eurozona y “evitar cualquier episodio de fragmentación en los mercados de deuda pública”, algo que”debe ser una prioridad en este momento”, marcado por la “incertidumbre y la volatilidad” de la guerra de Ucrania. Y mucho más explícito fue el titular de Inclusión, Escrivá, que ayer descartó rotundamente que el nuevo mecanismo que prepara el BCE vaya a llevar aparejadas nuevas y exigentes condiciones a los países que accedan a esta futura herramienta. Apostó claramente por un tipo de condicionalidad blanda que podría estar vinculada al actual Plan de Recuperación y Resiliencia que ya recoge las reformas estructurales que deben cumplir los Estados que se benefician de él. “No entiendo qué otra condicionalidad podría haber”, aseguró Escrivá, quien años atrás fue jefe de la división de política monetaria del BCE.

Fuentes del ejecutivo español añaden que España está cumpliendo de forma efectiva con los requisitos para recibir los fondos Next Generation y defienden que la prima de riesgo española, pese a su ascenso, no ha alcanzado un nivel de peligro. Desde Italia, el gobernador de su banco central, Ignazio Visco, defendía ayer que la italiana debería estar en los 150 puntos por los fundamentales de su economía y que el castigo es exagerado.

La CE confiere a Ucrania la categoría de “candidato”

La Comisión Europea ha recomendado este viernes a los Veintisiete conceder primero a Ucrania una "perspectiva europea" y, en segundo lugar, que le dé el estatus de "candidato" para entrar en el club comunitario, si el país lleva a cabo "importantes reformas".

Así lo ha anunciado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una rueda de prensa para comunicar los resultados del informe realizado de forma acelerada después de que Kiev solicitara formalmente su adhesión a la Unión Europea (UE).

En concreto, las recomendaciones de la Comisión Europea servirán de base para el debate entre jefes de Estado y de Gobierno de la cumbre que se celebrará los próximos 23 y 24 de junio, en el que el bloque comunitario decidirá la entrada a la Unión Europea de Ucrania, así como la de Georgia y Moldavia.

De acuerdo con el presidente frances, Emmanuel Macron, será en este debate a finales de junio donde se perfilen las "condiciones" para que Ucrania pase a ser parte del club, una decisión que debe contar con la unanimidad de los Veintisiete para salir adelante,

Bruselas ha elaborado su dictamen en tiempo récord, realizando en un mes una opinión que suele llevar casi un año. Ucrania solicitó su adhesión al club comunitario pocas semanas después de la invasión rusa ordenada por Vladimir Putin el pasado 24 de febrero.

Ligera caida mensual de la deuda publica española

El saldo de la deuda de las Administraciones Públicas alcanzó los 1.445.000 millones de euros en abril de 2022, lo que supone un crecimiento del 4% en términos interanuales. Sin embargo, frente al mes anterior registra un descenso del 0,6%, lo que representa su primera caída mensual en lo que va de año, según los datos del Banco de España.

El saldo de la deuda del Estado se elevó a 1.264.291 millones de euros, con un incremento interanual del 5,1% y un 0,9% menos respecto al mes anterior, mientras que para las Otras Unidades de la Administración Central el saldo fue de 48.000 millones, lo que representa una disminución del 16,4% respecto al dato del año anterior. Por su parte, el saldo de deuda de las Administraciones de Seguridad Social se situó en 99.185 millones de euros, un 16,2% más que un año antes.

Respecto a las administraciones territoriales, la deuda de las CCAA creció hasta los 310.655 millones de euros en abril de 2022, con una variación interanual del -0,1%, mientras que la deuda de las Corporaciones Locales se situó en 22.455 millones de euros en este mes, lo que supone un 1,1% menos que el saldo registrado en abril de 2021.

Por otro lado, la consolidación en el conjunto de las Administraciones Públicas -es decir, la deuda en poder de los diferentes subsectores que componen dicho sector- aumentó un 3,5% respecto al año anterior, hasta los 299.000 millones de euros.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda