Las bajas laborales se han incrementado por la pandemia 

10 de febrero de 2021

La pandemia ha multiplicado por tres el número de bajas laborales que se producen en España en un año. Más de tres millones de trabajadores se dieron de baja en algún momento del pasado ejercicio (3.006.856) -con datos hasta el mes de noviembre-, mientras que a cierre de 2019 se contabilizaban en los registros 709.285 procedimientos de incapacidad temporal en nuestro país.

Compartir en:

Es decir, al margen de la devastación para el empleo causada por la crisis sanitaria que deja 3,9 millones de personas en el desempleo (710.500 más solo en el último año), el Covid ha trastocado los planes y el día a día en las empresas, obligadas a adaptarse a estas ausencias de trabajadores causadas por el virus. De hecho, según las cifras que aporta la Seguridad Social hasta el mes de noviembre, de las 3.006.856 bajas acumuladas, un 75% de ellas se deben directamente al Covid. Concretamente, en el desglose se atribuyen al virus 2.262.947 bajas del total de las registradas en el año, de modo que las ausencias por incapacidad temporal por causas ajenas al Covid es de 743.909 bajas. De modo que el virus fue responsable directa o indirectamente de tres de cada cuatro bajas de trabajadores en España el pasado año.

Cabe recordar en este punto, que esta baja laboral por Covid fue reconocida por el Gobierno como enfermedad profesional, de modo que desde el primer al último día que se cause baja, se cobrará el 75% del salario habitual. De lo contrario, en las bajas por enfermedad común, no se cobra en los tres primeros días, mientras que entre el cuarto y el vigésimo día se cobra el 60% y a partir de ahí el 75%.
En este sentido, según desliza la información presupuestaria de la Seguridad Social hasta el mes de octubre del pasado año, las 1,9 millones de bajas por Covid registradas habían supuesto para el Estado un coste aproximado de 1.000 millones de euros. Cifra que, una vez se recoja el saldo total de 2020 se podría acercar a los 1.354 millones de euros solo en el pasado ejercicio, según se recoge en el Plan de Estabilidad remitido recientemente a Bruselas
Más allá, habida cuenta del avance de la pandemia en las primeras semanas de 2021, con un fuerte aumento de los contagios tras las fiestas navideñas, y un repunte de los fallecimientos hasta los niveles de abril del pasado año, en los peores momentos de la pandemia, anticipan un nuevo repunte de las bajas en los primeros meses del años, las cuales llevarán asociados mayores costes para el Sistema. Cabe recordar, que estas personas pasan por un aislamiento de 10 días antes de poder volver al trabajo, siempre que hayan remitido todos los síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, una de las cuestiones que saltó a la palestra con la aprobación de los Presupuestos Generales de 2021 es la ausencia, precisamente, de una dotaciónn económica para hacer frente a este incremento de bajas por incapacidad temporal. Una cuestión que desde el Ejecutivo argumentan por la dificultad de poder llevar a cabo previsiones precisas sobre la materia.

Estas cifras, se confirman también en el IX Informe Adecco sobre Empresa saludable y gestión del Absentismo publicado recientemente, donde se refleja como si a finales de 2019 la tasa de absentismo se situó en el 5,5%, su mayor nivel de los últimos 20 años, la pandemia la disparó en el segundo trimestre del pasado año al 8,9%, un máximo histórico que se debe, "en gran parte", al aumento de las horas perdidas por incapacidad temporal y a "la brusca" caída de las horas pactadas efectivas por el incremento de los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) en el momento más duro del confinamiento.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda