Millones de personas deberán procurarse un empleo

18 de febrero de 2021

La pandemia de Covid-19 ha acelerado los cambios en los hábitos de los consumidores y en los modelos de negocio de las empresas con un impacto duradero en el tiempo, lo que intensificará la redistribución del empleo durante la próxima década, forzando a millones de trabajadores de todo el mundo a buscar nuevas ocupaciones.

Compartir en:

Estos nuevos puestos exigirán mayor cualificación por la esperada destrucción masiva de empleos en las escalas salariales más bajas, según el estudio 'El futuro del trabajo después de la Covid-19', elaborado por McKinsey Global Institute (MGI). El estudio, que analiza los cambios hasta 2030 en economías como China, Francia, Alemania, India, Japón, España, Reino Unido y los Estados Unidos, que en conjunto representan alrededor de la mitad de la población mundial y el 62% del PIB, afirma que los efectos de la Covid-19 sobre la fuerza laboral y los lugares de trabajo en estos países seguirán presentes una vez que la pandemia haya quedado atrás.
En este sentido, los autores sostienen que la pandemia ha acelerado tres grandes cambios en el comportamiento de los consumidores y en los modelos de negocio de las empresas, incluyendo el aumento del teletrabajo, la adopción generalizada del comercio electrónico y de interacciones virtuales, así como un despliegue más rápido de las tecnologías de automatización e inteligencia artificial.

La Covid-19 ha puesto de manifiesto también la importancia de la proximidad física en el trabajo, causando mayores alteraciones inmediatas en ocupaciones que requerían trabajar estrechamente con los clientes y los compañeros en espacios físicos concurridos, por lo que trabajos que requieren mayor proximidad física, como cajeros de supermercados, camareros y cocineros de restaurantes, o recepcionistas de hoteles, pueden experimentar la mayor alteración después de la pandemia, debido a los cambios que se producirán en la conducta de los clientes y de las empresas. "En los ocho países del estudio, 107 millones de trabajadores, o 1 de cada 16, necesitarán encontrar una ocupación diferente para 2030 en nuestro escenario posterior al Covid-19. Esto es un 12% más en todos los países de lo que estimamos antes de la pandemia, y hasta un 25% más en las economías avanzadas", señala el estudio.



 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda