PMI: febrero buen mes para la industria

01 de marzo de 2021

La actividad de la industria española se expandió en febrero a su ritmo más rápido en siete meses, a medida que aumenta la demanda del mercado dentro y fuera de España.

Compartir en:

El índice de gerentes de compras (PMI) de IHS Markit del sector manufacturero subió a 52,9 puntos en febrero desde los 49,3 en enero, situandose por encima de la línea de 50 puntos que separa la contracción del crecimiento. La cifra de febrero fue la más alta desde julio pasado, cuando la economía salía de uno de sus confinamientos más estrictos. "Beneficiándose de un repunte general de la demanda, especialmente de bienes intermedios, la economía manufacturera de España disfrutó de un notable retorno al crecimiento durante febrero", dijo Paul Smith, economista de IHS Markit.


La actividad del sector manufacturero en España registró el pasado mes de febrero una sustancial mejoría, según refleja el índice de gestores de compras (PMI), que subió hasta los 51,9 puntos desde los 49.3 del mes anterior, lo que representa la mejora lectura del dato desde julio de 2020, informó IHS Markit. "Beneficiándose de un repunte en general de la demanda, especialmente en el subsector de bienes intermedios, la economía manufacturera española disfrutó de un notable retorno al crecimiento en febrero", indicó Paul Smith, economista de IHS Markit, quien subrayó que las empresas españolas "prevén una fuerte reactivación de la actividad económica una vez que la pandemia esté completamente bajo control". Los precios en el pago a proveedores se disparan al nivel más alto en una década
No todo son buenas noticias para las fábricas europeas. En las encuestas, los productores han alertado de un rápido crecimiento de los precios en los insumos y un alargamiento en los plazos de entrega por parte de los proveedores. El miedo que refleja el mercado a una inflación descontrolada ya está apareciendo en la cadena de suministro de las fábricas europeas. Los productores están pagando por las materias primas para sus bienes finales, la cifra más elevada en una década.

Según la encuesta de los PMI, las últimas cifras muestran el segundo mayor deterioro de los plazos de entrega desde que los datos estuvieron disponibles por primera vez hace casi 24 años. Las empresas de manufacturas apuntan a que hay retrasos y dificultades en el abastecimiento de insumos debido a un incremento de la demanda global. Las fábricas alertan de un aumento drástico de los costes de los insumos consecuentemente.
La presión de los costes fue especialmente fuerte entre los fabricantes alemanes, holandeses y austriacos, pero gracias a la mejora de la demanda del mercado, las empresas en general pudieron repercutir una parte del aumento de sus costes a los clientes incrementando sus tarifas cobradas. La encuesta de febrero mostró que los precios de venta de los fabricantes de la zona euro aumentaron al ritmo más fuerte desde abril de 2018.
"Este escenario apunta a nuevos aumentos en la inflación de los precios al consumidor en los próximos meses, al menos hasta que la oferta y la demanda se equilibren", señala Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit. En medio de una situación de recuperación inercial, la oferta no satisface la demanda de insumos, provocando retrasos en las entregas y escasez en materias primas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda