Los salarios en las grandes empresas ceden al impacto de Filomena 

10 de marzo de 2021

La tormenta Filomena y el avance del virus en enero truncaron la recuperación de los salarios en las grandes empresas. El salario medio subió un 1,1% respecto al año pasado. Dos décimas menos que un mes atrás. 

Compartir en:

Un frenazo en esta recuperación de los salarios tras el cual asoman la tormenta Filomena y un nuevo capítulo en la emergencia sanitaria, según la estadística de ventas de grandes empresas de la Agencia Tributaria Española (AEAT). El impulso perdido en el avance salarial tiene además algo de espejismo. En realidad la caída debería ser mayor. Pero la salida de los temporales, con peores sueldos, en el primer momento de la crisis, modera esta caída. De hecho, el volumen total de retribución perdida — no la media por trabajador – duplica el ritmo de caída, hasta el 2,3%, según la estadística publicada hoy miércoles.

Aun así, el empleo resistió mejor el paso de la tormenta Filomena y el azote de la tercera ola del virus. Otras variables, como el consumo, la inversión y las exportaciones, cayeron, muchas a dos dígitos, en este primer mes del año que sacudió también el negocio de las grandes empresas que facturan más de seis millones de euros y pagan impuestos en España.
Así, el empleo cedió un 3,5% con respecto a enero del año pasado. Es cierto que durante la primavera negra del año pasado, la caída llegó a rozar el 12%. Pero el pasado mes de enero, la recuperación del empleo podría haber mejorado el registro, según explican desde Hacienda, si Filomena y el virus no hubieran descargado su ira sobre la economía del país.

Volviendo a los salarios, la subida del 1,1% del pasado mes de enero, quiebra una racha ascendente —en agosto subían al 0,8%—, al descontar dos décimas al crecimiento del 1,3% registrado en diciembre, siempre en tasa interanual. Otras variables, sin embargo, sufrieron incluso más. Las ventas, por ejemplo, ahondaron su caída desde el 4,2% de diciembre, hasta el 7,2% de enero, con respecto a los mismos meses del año anterior, según esta estadística que descuenta de sus datos los efectos de la inflación, el calendario y la estación.
La mala evolución de las ventas tiene mucho que ver con el consumo. Con parte de la población encerrada en casa, debido a la pandemia y el temporal, el consumo cayó en enero 8,6% anual; frente al 3,7% del pasado diciembre.

Lo mismo pasó con la inversión, que, frente al avance del 2,2% de diciembre, volvió a números rojos y cayó un 5,6% anual el pasado mes de diciembre. El desplome cercano al 12% en construcción —muy dependiente del factor meteorológico— explica este hundimiento de las ventas interiores de capital. Por último las exportaciones descendieron un 11,1% enero; frente al 5,9% negativo de diciembre. La caída fue mayor en las ventas a terceros países — un 14,3%—, que a los socios de la Unión (UE), un 9,3%.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda