Mas vacunas

11 de marzo de 2021

Tras las cuatro vacunas autorizadas hasta ahora, la EMA ya está revisando otras tres: la de Novavax y la de Curevac, que también forman parte de la cartera de reservas negociada por la Comisión Europea, y la rusa Sputnik V. 

Compartir en:

La Comisión reservó hasta 2.600 millones de dosis de potenciales vacunas con seis farmacéuticas. Con las cuatro autorizadas hasta ahora la reserva asciende a 1.860 millones. De Curevac, pendiente de autorización, tiene reservadas 405 millones. Y con Novavax, de momento, no se han cerrado las negociaciones. La vacuna rusa no forma parte de la cartera comunitaria, pero Hungría y Eslovaquia han permitido su uso en sus propios territorios mediante una autorización de emergencia. La Sputnik, sin embargo, apenas se utiliza de momento. Hungría ha recibido 146.000 dosis, pero solo ha utilizado 22.000, frente a más de 770.000 de BioNTech, según los datos del ECDC. Eslovaquia, según la misma fuente, no ha puesto ninguna vacuna rusa todavía.
Moscú busca desde hace meses alianzas con farmacéuticas occidentales para poder incrementar la producción de la Sputnik V, desarrollada por el Instituto epidemiológico Gamaleya (un centro público). La EMA inicio el 4 de marzo la revisión de la vacuna rusa tras una solicitud de autorización presentada por la compañía alemana R-Pharm. Y este martes, se hacía público un acuerdo entre el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), el fondo soberano que ha financiado la vacuna, con la empresa suiza Adienne para empezar a producir el fármaco en Italia a partir del tercer trimestre. El RDIF también anunciaba contactos con empresas en otros países europeos, entre ellos, España, donde negocia con el grupo de inversión IberAtlantic y con la biofarmacéutica gallega Zendal.

Zendal es la única compañía autorizada para la fabricación en España de vacunas de salud humana y ha sido la elegida por Novavax para fabricar su antígeno contra la covid-19, el cual puede recibir en abril el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).
IberAtlantic es una sociedad cuyo consejero delegado, Pedro Mouriño, es también cónsul honorario de la República de Rusia en Galicia. "Llevamos más de un año con este tema, fuimos de los pocos que creíamos que podría llegar esta vacuna a España". Según Mouriño, la vacuna rusa "está más cerca de España y de Europa que nunca", y resalta que países como Hungría, la República Checa y Eslovaquia ya se han fijado en ella porque el proceso de compra centralizado europeo tiene lagunas. Recuerda que habrá que pasar "un proceso regulatorio y no menor", y explica que hay dos posibilidades para que vacuna rusa llegue a España: la subcontratación de la producción o una transferencia de tecnología y patente.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda