2021: los impuestos no serán los mismos 

25 de marzo de 2021

La mayoría de los principales impuestos españoles registrarán cambios o incrementos en el año 2021, ya que subirá el IRPF a las rentas altas, se limitará la exención sobre dividendos o plusvalías de filiales en Sociedades, se elevará un 1% Patrimonio, aumentará del 10% al 21% el IVA de bebidas edulcoradas, se reducirán las desgravaciones de los planes de pensiones y se incrementarán las primas de seguros.

Compartir en:

A ello se sumará a lo largo del año las tasas 'Google' y 'Tobin', un nuevo impuesto a los envases de plástico de un solo uso y otro a los residuos, así como un tipo del 15% a beneficios no distribuidos de las 'socimi', entre otros.
Estos son algunos de los principales cambios y subidas de impuestos recogidos en los Presupuestos de 2021 o previstos al margen de las cuentas públicas por el Ejecutivo para el nuevo ejercicio, como primer paso de la futura reforma fiscal en profundidad que planea realizar una vez que un comité de expertos revise todas la fiscalidad.
Desde el Gobierno han defendido constantemente que los cambios e incrementos aprobados se dirigen a "rentas altas y grandes empresas" y son de "limitado alcance", dejando al margen a la clase media y trabajadora, sin perjuicio de que un comité de expertos se encargará de revisar las figuras para acometer en el futuro una reforma tributaria integral y reducir la brecha de recaudación de unos 7 puntos que calcula respecto a la media europea.

La ministra de Hacienda, Montero, ha defendido en reiteradas ocasiones la necesidad de un sistema "progresivo" con "justicia fiscal", que "el que más tiene, pague más, y se reciba según las necesidades".
Entre las novedades fiscales de 2021 se incluye un aumento de dos puntos el IRPF para las rentas del trabajo de más de 300.000 euros, elevando el tipo marginal dos puntos al 47%, y tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros, hasta el 26%, lo que afectará a un número "reducido" de 36.194 contribuyentes (0,17%), con un impacto de 491,4 millones de euros (144 millones en 2021 y 346 millones en 2022).
Además, se reducirán las desgravaciones de planes de pensiones privados individuales a 2.000 euros la aportación máxima, mientras se eleva el límite conjunto de reducción (partícipe y empresa) de 8.000 a 10.000 euros en los planes de empresa, con lo que se potencian las aportaciones empresariales y se corrige la "regresividad" de estos beneficios. La medida aportará una recaudación de 580 millones en 2022.

Igualmente, se prorrogan los límites vigentes del régimen de módulos de autónomos para la aplicación de la estimación objetiva en el IRPF y en el IVA.También sube un 1% el impuesto para patrimonios de más de 10 millones, hasta un tipo del 3,5%; y se limita la exención en el Impuesto de Sociedades sobre dividendos y plusvalías en filiales al 95%, que afecta a 1.739 empresas (0,12%), exceptuando a las empresas con facturación inferior a 40 millones durante los tres primeros años. La limitación aportará 473 millones en 2021 y 1.047 millones en 2022.

A su vez, se incrementa del 6% al 8% el impuesto sobre las primas de seguros, aunque seguirá en el tramo bajo de la UE. Para el seguro a terceros de un automóvil supondrá 6,20 euros más al año y para el seguro del hogar, unos 3,98 euros al año. Además, se subirá al 21% el IVA de bebidas azucaradas y edulcoradas al ser un "compromiso social para racionalizar el consumo responsable en la población infantil y juvenil" y combatir las dietas poco saludables, aunque se exceptúa a los lácteos. El alza de la tributación afecta a la venta de estos productos en supermercados, si bien la consumición en bares y restaurantes seguirá tributando al 10% para no perjudicar a la restauración.
Igualmente, se prorrogan los límites para aplicación del régimen simplificado y especial de agricultura, ganadería y pesca en el IVA.

Con todos estos cambios, el Gobierno prevé recaudar 1.862 millones en 2021, el 0,8% del total de ingresos, y prevé 2.135 millones en 2022.
Por su parte, durante la tramitación de los Presupuestos en el Congreso se descartó la reducción la bonificación del diésel para equipara su fiscalidad a la de la gasolina, si bien subirá el impuesto de matriculación, ya que finaliza la moratoria de 2018 del WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para el Ensayo de Vehículos Ligeros), un sistema que determina las cifras de emisiones y consumo de los vehículos, lo que repercutirá en el precio de los vehículos nuevos y previsiblemente pagarán más por el impuesto de matriculación al mostrar más emisiones.
Por el contrario, finalmente no se aplicará tampoco el impuesto sobre los hidrocarburos que planeaba el Ejecutivo y que habría afectado sobre todo a vehículos diésel, con unos 2,3 euros por depósito.

A estas subidas y modificaciones se sumarán a lo largo de 2021 cambios recogidos en otras leyes, con 4.223 millones más de ingresos tributarios, como las tasas 'Google', cuya liquidación comenzará el 30 de abril sobre el primer trimestre, y 'Tobin', con inicio de liquidación desde el 22 de febrero a realizar de manera mensual en torno al día 20 de cada mes. Ambos impuestos entrarán en vigor el 18 de enero.
También se contempla la creación de un nuevo impuesto a envases de plástico de un solo uso y otro nuevo sobre residuos, que se deriva de la modificación de una directiva que insta a que en 2035 solo el 10% de residuos municipales generados acaben en vertederos y hay un "problema" en España por la variedad de impuestos autonómicos y el turismo de residuos, por lo que se garantizará una estrategia nacional en diálogo con CCAA sobre su gestión y recaudación.

Entrarán en vigor también en 2021 las medidas de la ley de lucha contra el fraude ya aprobada, que aportará 828 millones y que incluye la prohibición de las amnistías fiscales, la limitación a 1.000 euros de los pagos en efectivo para determinadas actividades económicas entre profesionales y empresas, disminuye a 600.000 euros el umbral para entrar el la lista de 'morosos' o recoge un mayor control sobre el uso de nuevas tecnologías, como las criptomonedas o la prohibición del software de doble uso.

A su vez, sobre las 'sicav' se establecerán requisitos adicionales para beneficiarse de su régimen especial, como exigir a accionistas una participación mínima de 2.500 euros y se otorga a la AEAT competencia para comprobar el requisito. Para las 'socimi' se establecerá un gravamen del 15% para beneficios no distribuidos. En 2022, las nuevas medidas aportarán 50 millones.
Con todas estas medidas Hacienda augura que crecerá la recaudación de todas las figuras: IRPF (+7,8%) por la recuperación de las rentas del hogar y la actividad económica; Sociedades (+20,7%) por la recuperación de los beneficios empresariales; IVA (+13,9%) gracias a la mejora del consumo interno y el aumento de las transacciones de vivienda; e Impuestos Especiales (+12,4%) por el consumo.

La previsión del Gobierno es que los ingresos tributarios cedieron un 7,6% en 2020, hasta los 196.537 millones de euros, la mayor caída en once años, pero se elevarán un 13% en 2021, hasta los 222.107 millones.
En cualquier caso, el Gobierno proyecta una reforma fiscal "en profundidad" conforme a la recuperación económica, en paralelo a los trabajos técnicos que buscan un consenso multilateral aplazados a mediados de 2021.

En paralelo, prevé abordar la reforma del sistema de financiación autonómica, y ya ha avanzado su intención de acometer una armonización fiscal que podría producirse en impuestos como Sucesiones y Donaciones, Patrimonio o Actos Jurídicos Documentados.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda