Trabajo trata de regular la actividad de las subcontratas

30 de marzo de 2021

El Ministerio de Trabajo rebaja sus pretensiones en la regulación de las subcontratas y acepta que a estas empresas se las aplique el convenio del sector de la actividad ejecutada en la contrata o subcontrata. 

Compartir en:

Según el borrador que el ministerio ha presentado a sindicatos y empresarios, se modifica el artículo 15 del ET sobre contratos de obra y servicios y establece que una empresa que decida acudir a los servicios de una subcontrata deberá demostrar una causa objetiva, como en los contratos temporales, para poder hacerlo. Hasta ahora, por la vía de los hechos, las empresas no tenían que demostrar una necesidad de sobrecarga de trabajo, sino que valía alegar el interés de la subcontrata por su especialización.
Igualmente, el artículo 42 que regula las subcontratas se modificará para exigir que las empresas que acudan a una de estas empresas de servicios deberán comprobar que están al corriente del pago de las cuotas de la Seguridad Social. Además, tendrán responsabilidad subsidiaria de las obligaciones de la subcontratada de las obligaciones a la Seguridad Social durante el periodo de vigencia del contrato. Y responsabilidad solidaria en las obligaciones salariales de las que deberá responder durante el año siguiente a la finalización del contrato.

Con el fin de una mayor garantía para los empleados de las subcontratas, el Ministerio de Trabajo propone, según la información adelantada por ElEconomista, "las trabajadoras y trabajadores de las empresas contratistas y subcontratistas, cuando no tengan representación legal, tendrán derecho a formular a la representación legal de personas trabajadoras de la empresa principal cuestiones relativas a las condiciones de ejecución de la actividad laboral, mientras compartan centro de trabajo y carezcan de representación". Aunque matiza, que al margen de "lo dispuesto en el párrafo anterior no será de aplicación a las reclamaciones de la persona trabajadora respecto de la empresa de la que depende".

Cuando una empresa acuda a estas empresas de servicios, deberá informar a la representación legal de sus trabajadores sobre el nombre de la contratista, el objetivo y duración de la contrata, lugar de ejecución de la contrata, número de trabajadores que serán ocupados por la contrata en el centro de trabajo, medidas de coordinación de actividades desde el punto de la prevención de los riesgos laborales. Si la empresa principal, contratista o subcontratista compartan de forma continuada un mismo centro de trabajo, la primera deberá disponer de un libro registro en el que se refleje la información anterior respecto de todas las empresas citadas. Dicho libro estará a disposición de la representación legal de las personas trabajadoras.

Un segundo punto de negociación en esta primera fase de la reforma laboral abierta por el Gobierno estaba en la modificación del artículo 84 sobre la concurrencia entre los convenios de empresa y los sectoriales. El Gobierno acepta mantener la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, salvo en tres materias (las más relevantes) que se caerán de la actual redacción: El punto a, del artículo 84.2: La cuantía salarial base y de los complementos salariales, incluidos los vinculados a la situación y resultados de la empresas. El punto e, del artículo 84.2: La adaptación de los aspectos de las modalidades de contratación que se atribuyen por esta ley a los convenios de empresa. El punto g, del artículo 84.2: Aquellos otros que dispongan los acuerdos y convenios colectivos a que se refiere el artículo 83.2.

Junto con las subcontratas y la prevalencia del convenio de empresa, la tercera pata de esta primera parte de la Mesa de Modernización de las Relaciones Laborales que se conoce como la derogación de ciertos aspectos de la Reforma laboral de 2012, es la ultraactividad de los convenios que el PP limitó a un año.

Sin embargo, en este primer borrador de debate presentado por el Ministerio de Trabajo a los agentes sociales no se desvela sus intenciones. Se limita a anunciar que se modificará el artículo 86 del ET que lo regula, dando por hecho que sufirá cambios, pero el texto, de momento, está en blanco. Además, el primer paquete de negociación, que se organiza mediante un artículo único de "Modificación del texto refundido de la Ley del ET", se cierra con una disposición transitoria sobre la aplicación de la reforma aplicada a la prevalencia del convenio de empresa.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda