Madrid  solo un tercio de los citados  acudió a vacunarse

09 de abril de 2021

Las primeras consecuencias del cambio de criterio con la vacunación de AstraZeneca ya se han reflejado hoy mismo.  en los datos, de vacunación con AstraZeneca en la región: De las 29.000 citas programadas en el hospital Zendal y en el Wanda Metropolitano, solo acudió un tercio, 10.800 personas, según ha informado el Gobierno autónomo. 

Compartir en:

Además, , solo habían confirmado que acudirían el 45% de los 32.000 convocados este viernes a esos dos centros y al WiZink Center, que se ha sumado al proceso. El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha ofrecido las cifras en la rueda de prensa de los viernes y las ha atribuido al “cortejo de confusión” que según él ha generado el Gobierno central, al aplicar restricciones de edad en la aplicación de las dosis de la farmacéutica británica “sin un criterio técnico”.
Según los datos aportados por Zapatero, antes del cambio de criterio, existía una media de en torno al 2% y 3% de personas que rechazaban la vacuna de AstraZeneca, pero tras el “episodio del miércoles”, en referencia a la decisión tomada entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, la media se ha elevado a un 60% de personas. Las dudas se han dejado sentir también en las citas para el viernes. Hasta las nueve de la noche del jueves, solo habían confirmado que este viernes acudirían a vacunarse el 45% de las personas citadas en Madrid: 8.486 en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, 4.297 en el Wanda Metropolitano y 2.092 en el WiZink Center.

El viceconsejero ha pedido un “criterio” para establecer los tramos en la inyección de esta vacuna y los “datos de evidencia” que emplea el Ejecutivo central para cuestionarla. Zapatero ha recordado que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyó el miércoles que “se añadiría como efecto secundario muy poco frecuente la aparición de trombos” por el uso de AstraZeneca. “Eso fue lo que dijo, no dijo en ningún momento detener la vacunación ni limitarla por grupos de años”, ha añadido.

De esa manera ha justificado el viceconsejero de Madrid la oposición del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a que el Ministerio de Sanidad decidiera restringir su uso a personas de entre 60 y 65 años, edad que elevó después a los 69: “No nos parece bien no porque queramos llevar la contraria, sino porque tenemos evidencias científicas de lo que está ocurriendo en Reino Unido y en otros países, donde se muere menos gente e ingresa menos gente en el hospital”. De hecho, ha recordado que “de 20 millones de dosis que se han puesto en Reino Unido, solo han muerto 19 personas”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda