Caídas importantes de empleo y paro y repunte del teletrabajo

29 de abril de 2021

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2021, al igual que en años anteriores, ha venido caracterizada por una pérdida de ocupación significativa, por factores tanto de tipo estacional habituales, pero también sigue dando señales de incidencia de la crisis del covid-19.

Compartir en:

El paro, por su parte, ha experimentado un descenso trimestral, que se une al medido también en el último trimestre de 2020. La ocupación descendió en 137.500 personas en el primer trimestre, el segundo  peor (el peor fue 2020T1) primer trimestre desde el año 2014. La cifra de ocupados quedó situada en  19,21 millones de personas, pero debe recordarse que dentro de esta cifra se contabilizan los  trabajadores que siguen afectados por ERTE y que, por tanto, no están pudiendo trabajar. El paro ha  descendido en 65.800 personas durante el trimestre, hasta los 3,65 millones, mientras que la  población inactiva creció en 195.300 personas. La tasa de paro descendió una décima, hasta el  15,98%. 
El comportamiento relativamente malo de la ocupación en el primer trimestre refleja el hecho de que a  lo largo de dichos meses se han producido tanto fenómenos meteorológicos (la borrasca Filomena) 
como rebrotes en los casos de contagios por covid-19 que han tenido efectos negativos en el mercado laboral. 
Como consecuencia, el número de ocupados se ha situado en 19,21 millones de personas, tras  medirse un descenso trimestral de 137.500 ocupados, mientras que en términos interanuales se ha aseguido atemperando la pérdida de ocupación, aunque todavía refleja una caída de un 2,41% (-474.500 ocupados). 
En cuanto a la evolución de la actividad, el descenso de 203.400 activos ha permitido que, pese a que  haya descendido el empleo también se hayan medido caídas en el número de parados. La tasa de  actividad ha perdido medio punto porcentual en el primer trimestre y se ha reducido hasta el 57,69%.  En términos interanuales la población activa cae un 0,58%. 

El descenso trimestral del empleo, en el sector privado, de carácter temporal y, sobre todo, a tiempo parcial El descenso de la ocupación en el primer trimestre se ha localizado tanto entre los trabajadores  asalariados (-137.300 asalariados, -0,85%) como entre los trabajadores por cuenta propia (-12.300, -0,40%). Dentro de los trabajadores por cuenta propia han aumentado trimestralmente el número de  los empleadores (+50.500, +5,86%), mientras que ha descendido el número de los trabajadores por 
cuenta propia sin trabajadores a su cargo. En términos interanuales descienden tanto el número de  empleadores como el de aquellos que no tienen trabajadores a su cargo. 
Entre los trabajadores asalariados, el primer trimestre del año se ha caracterizado por un descenso  que solo se ha producido entre aquellos que tienen contrato temporal (-168.600, -4,21%), mientras 
que ha crecido el de aquellos que tienen contratos indefinidos (+22.600, +2,5%). 

En términos interanuales caen ambos grupos de asalariados, pero la reducción es mucho más intensa en el caso de los que cuentan con contrato temporal (-310.400, -7,49%) frente a los que cuentan con un contrato indefinido (-145.400, -1,17%). La tasa de temporalidad se reduce ocho décimas respecto al trimestre 
anterior y queda situada en el 23,8%, lo que indica que más de 3 de cada 4 trabajadores asalariados  en España cuentan con un contrato indefinido.
La pérdida de empleo en el primer trimestre solo se produjo en el sector privado (-0,98%), ya que el empleo en el sector público volvió a crecer (+18.300, +0,54%) y alcanzó un nuevo récord histórico, 
con 3,40 millones de ocupados en el sector público. Los ocupados en el sector privado, por su parte, se sitúan en un nivel de 15,81 millones.
El empleo ha descendido en el primer trimestre en todas las franjas de edad comprendidas por debajo  de los 45 años, con especial incidencia en el segmento de 25 a 29 años (-43.100) y entre los 35 y los  44 años (-73.700). Por el contrario, ha crecido ligeramente entre los mayores de 45 años (+5.400  ocupados). 
Por sectores, en el primer trimestre ha aumentado la ocupación en el sector de Agricultura (+15.800), mientras que se ha perdido empleo en el resto de sectores: Industria (-51.500), Construcción (-
18.500) y Servicios (-83.400). En términos interanuales el empleo replica el mismo comportamiento, con aumentos en Agricultura (+1,68%) y caídas en Industria (-4,59%), Construcción (-1,25%) y 
Servicios (-2,32%), con una caída promedio del 2,41%. El descenso del empleo en el primer trimestre se ha producido en 14 de las 17 comunidades  autónomas y en Ceuta. El mayor aumento del empleo se ha medido en Madrid (+40.400). Las  mayores pérdidas de empleo fueron en Comunidad Valenciana (-40.200), Andalucía (-30.800) y Canarias (-27.400). En términos interanuales el empleo cae en todas las comunidades excepto en Castilla–La Mancha, Murcia y Melilla.

El paro medido a través de la EPA ha descendido en 65.800 personas en el primer trimestre del año y  la tasa de paro ha bajado hasta el 15,98%, lo que está lejos de reflejar la magnitud de la crisis en el  mercado laboral. El INE explica que los requisitos de la OIT para considerar a una persona como  parada son complicados de cumplir en un contexto de cierre empresarial y paralización de la actividad. 
Por esta razón, una parte importante de las personas que han perdido su empleo todavía siguen  contabilizadas como inactivas. El descenso trimestral del paro se ha producido en todos los segmentos  de edad excepto entre los mayores de 55 años, donde se ha producido un aumento de 10.900  parados.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda