El mercado laboral sigue recuperándose, pero muy despacio

05 de mayo de 2021

De la mejoría dan buena cuenta los datos del mes de abril publicados por la Seguridad Social y el Ministerio de Trabajo, que dejan 134.396 afiliados más y 39.012 desempleados menos que el mes de marzo. De la lentitud, la comparación del largo plazo.

Compartir en:

Así, este mes de abril resulta especialmente interesante para este fin, porque es el primero que tanto en 2020 como en 2021 ha transcurrido íntegramente bajo las excepcionales circunstancias de la pandemia. Por eso resulta lógico que la variación del paro registrado, en términos interanuales, se esté reduciendo: 3.910.628 personas que se encontraban en esta situación en abril de 2021, lo que supone un 2,07% más que los 3.831.203 de abril de 2020.

 

Ese porcentaje de variación interanual es el que tiene que cambiar de signo pronto porque el objetivo de verdad está mucho más lejos: si retrocedemos dos años atrás, en abril de 2019 había en España 3,1 millones de personas desempleadas inscritas en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Y regresar a esa lejana cota sólo significaría alcanzar el punto cero previo a la pandemia. Es previsible que el intenso incremento del ritmo de vacunación y las menores restricciones del escenario posterior al fin del estado de alarma supongan también un impulso a la actividad económica y la creación de empleo. Será esta comparación a dos años vista la que nos diga, en los próximos meses, si el desempleo empieza a reducirse a la velocidad necesaria. Porque la diferencia de casi 750.000 desempleados más que antes de la pandemia es importante. Pero reducir los restantes 3,1 millones de parados también.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda