COVID 19

La liberalización de las patentes arruina a las farmacéuticas

06 de mayo de 2021

Europa y Estados Unidos están abiertos a levantar las patentes de las vacunas contra el coronavirus, una propuesta que varios países han presentado en la Organización Mundial del Comercio.  

Compartir en:

Tras el anuncio de Biden su  representante de Comercio Exterior de EE UU, Katherine Tai, explicó que Washington cree "firmemente" en la protección de la propiedad intelectual, pero considera necesario aumentar la producción de vacunas para acabar con la pandemia en todo el mundo.

Y a esta propuesta, se ha sumado la Comisión Europea. La presidenta, von der Leyen, ha apuntado que "la UE está lista para discutir cualquier propuesta que afronte la crisis de una forma pragmática y eficaz", indicó en una conferencia virtual en Florencia, Italia. "Por esto estamos listos a debatir cómo la propuesta estadounidense para una excención puede lograr ese objetivo. La presidenta añadió no obstante que en el corto plazo, todos los países deben permitir la exportación de antídotos y evitar "medidas que rompan las cadenas de suministro". La decisión de Biden se produce después de días del intenso debate dentro del Gobierno, que ha sufrido la presión de algunos grupos empresariales y gigantes farmacéuticos de EE UU. "Esta es una crisis de salud global y las circunstancias extraordinarias de la pandemia del Covid-19 exigen medidas extraordinarias", argumentó por su parte Tai.

El sector farmacéutico se opone a la suspensión temporal de patentes porque considera que podría dañar su modelo de negocio. Además, alega que no solucionará los problemas de distribución a corto plazo porque se necesitan medios y conocimientos técnicos muy específicos para producir las vacunas anticovid. Entretanto, legisladores del ala progresista del partido de Biden, el Demócrata, han presionado a la Casa Blanca para que apoyara la suspensión de patentes en la OMC. El problema es que la simple posibilidad de una exención sobre la protección de la propiedad intelectual para las vacunas del Covid-19 está castigando a las farmacéuticas en Bolsa. Los títulos de los laboratorios farmacéuticos Rovi se desploman el 4,5%, mientras que Reig Jofre y PharmaMar registran descensos superiores al 3,5%. La farmacéutica catalana Almirall retrocede un 1,2%.
En Asia, ha habido resultados mixtos. La farmacéutica Sino Biopharmaceutical perdió un 5,83%, mientras que otras compañías del sector, como CSPC Pharmaceutical Group o WuXi Biologics, reaccionaron con subidas del 1,27% y el 2,9%, respectivamente.
En Estados Unidos, el anuncio de Biden fue acogido con fuertes caídas. Moderna cerró ayer con una caída del 6,19%, mientras que Novavax perdió un 4,94% y BionTech, un 3,45%. Pfizer también cayó, pero logró acabar la sesión plana.

Actualmente, los miembros de la OMC están evaluando una nueva propuesta de la India y Sudáfrica, cuyo contenido exacto no se ha desvelado, pero con la que esperan captar el apoyo de los países hasta ahora reticentes. En concreto, esa propuesta podría incluir unos límites temporales estrictos sobre el periodo en el que las patentes estarían suspendidas, explicó hoy en rueda de prensa el portavoz de la OMC Keith Rockwell. Se espera que esa propuesta sea presentada antes de la próxima reunión del Consejo General de la OMC, el próximo mes de junio.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda