La concesión de hipotecas en marzo alcanza el récord de la decada

12 de mayo de 2021

La financiación para la compra de inmuebles alcanzó en marzo récords de la última década. Las entidades que operan en nuestro país prestaron 5.729 millones de euros durante ese mes, cifra que supone el mayor volumen concedido en un mes durante los últimos diez años. De hecho, la última vez que se superó esta cuantía fue en diciembre de 2010, cuando entonces las entidades prestaron un nivel muy superior, de 9.712 M€.

Compartir en:

Asimismo, la concesión de hipotecas del pasado marzo también supuso un incremento diferencial frente al mismo mes de un año antes. Concretamente, un 92% más. No obstante, cabe recordar que en marzo del ejercicio pasado fue cuando estalló la crisis sanitaria en nuestro país con el inicio del confinamiento total a partir de la segunda quincena, lo que tumbó la demanda de financiación. Esta caída se reflejó de forma más cruda en abril de 2020, cuando la concesión de financiación en el segmento hipotecario se hundió un 50% frente al mismo mes del ejercicio previo. No fue hasta finales del año pasado cuando la actividad cogió ripio, para después arrancar un 2021 acelerado.

La mayoría de entidades bancarias que han presentado resultados del primer trimestre del año coincide en destacar un repunte (en ocasiones marcando récord mensuales) en la producción de hipotecas en el mes de marzo. De hecho, seis entidades (Santander, Sabadell, Bankinter, Unicaja, Liberbank y Kutxabank) superaron en el conjunto del primer trimestre la nueva producción que hacía de estos créditos inmobiliarios antes del estallido de la pandemia.
Desde el sector financiero aseguran que esperan que la producción de hipotecas continúe con este buen ritmo, al menos, durante el segundo y el tercer trimestre del año. El volumen prestado en marzo consolida así el que ya fue un buen dato en febrero, cuando las entidades concedieron 4.462 millones de euros para hipotecas, cerrando el mejor mes de febrero de los últimos once años.

El Banco de España, por su parte, señaló este martes que observa indicios de un cierto endurecimiento de los criterios de aprobación y de algunas condiciones aplicadas a los préstamos para vivienda por la pandemia y la peor solvencia de las familias. Sin embargo, la opinión de las entidades, según refleja la última Encuesta de Préstamos Bancarios, es que la demanda de financiación para vivienda por parte de los hogares aumentará en los próximos meses.
A pesar de estos incrementos, el volumen de financiación aún está muy lejos de alcanzar al de los años del boom inmobiliario. Por ejemplo, las entidades prestaban de media 12.800 millones de euros al mes en 2005 y hasta 14.200 millones de euros en 2006. De hecho, hubo meses en dichos años en los que la concesión de hipotecas llegó a superar los 17.000 millones de euros.

Bajo estas cifras, un ejecutivo de uno de los grandes bancos del país reconoce a este diario que, a pesar de la buena marcha en la concesión de estos créditos, aún se está lejos de lograr que el saldo vivo hipotecario alcance un punto de inflexión en el que comience a crecer.
Concretamente, la cartera de hipotecas del global de las entidades que operan en España se situó en 487.855 millones de euros a cierre del año pasado, según los datos del Banco de España. El saldo lleva diez años de caída consecutiva desde 2010, periodo en el que se situaba en los 632.449 millones de euros y volumen máximo alcanzado. De momento, aún siguen pesando más las amortizaciones de estos préstamos en la cartera de crédito hipotecario que la nueva producción de crédito.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda