Calviño: admite las recomendaciones 

27 de mayo de 2021

Calviño, que ha agradecido las recomendaciones de la OCDE y el papel de Gurría en apoyo de España, ha aseverado que coincide con su análisis. "Es fundamental que no se retiren los estímulos económicos hasta que nuestros países consoliden la recuperación económica", ha sostenido.

Compartir en:

“Esperamos que el intenso crecimiento económico nos permita reducir el ratio de deuda pública y déficit sobre el PIB en 2021”, ha apuntado, sin embargo, confiando en que el rebote de la economía baste para comenzar a sanear las cuentas públicas sin entrar en medidas de consolidación propiamente dichas de momento. El objetivo, ha dicho Calviño, es “a finales de 2022 recuperar el nivel de PIB previo a la pandemia y en 2023 recuperar la senda de crecimiento en la que nos encontrábamos pero con un crecimiento más sostenible e inclusivo, para que en definitiva recuperemos en menos de tres años el impacto negativo de esta crisis en comparación con los 10 años que tardamos en recuperarnos de la crisis financiera anterior. En algunos ámbitos ni siquiera nos habíamos recuperado aún, como en desigualdad”.

Calviño ha despedido a Gurría agradeciendo su labor, que concluye en las próximas semanas al terminar su mandato, y deseando un pronto acuerdo de fiscalidad global, que incluye un tipo mínimo de Sociedades común.
En este sentido, Gurría se ha mostrado confiado a que entre junio y julio se logre un acuerdo internacional para imponer un tipo mínimo de Sociedades global, algo que la OCDE viene reclamando, junto con la posibilidad de gravar a las empresas digitales allá donde tienen su actividad en lugar de su sede, y que había sido bloqueado por la Administración de Donald Trump. La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, sin embargo, ha supuesto “un giro de 180 grados”, ha dicho Gurría, lo que podría propiciar un consenso en la reunión del G-20 de junio y un acuerdo en la de la OCDE en julio.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda