NOS COSTARÁ 3/4 AÑOS

España la última en recuperarse

31 de mayo de 2021

La OCDE considera que España será la segunda economía avanzada a la que más tiempo le llevará recuperar los niveles de bienestar anteriores a la pandemia, sólo por detrás de Islandia. El informe de previsiones económicas globales del organismo internacional, que se ha difundido este lunes, prevé que España no recuperará el nivel de renta per cápita anterior a la crisis hasta bien entrado 2023, al contrario de lo que ocurrirá en otras economías avanzadas. 

Compartir en:

Suecia, Polonia o Alemania lo recuperarán ya este mismo año; Grecia, Italia o Reino Unido volverán al escenario anterior a la pandemia en términos de PIB per cápita a mediados de 2022; y Francia lo hará alrededor del tercer trimestre del próximo año.A España le llevará por tanto tres años y medio volver al nivel de PIB per cápita que acreditaba antes de la irrupción de la Covid, lo que sitúa al país a la cola de las economías avanzadas y sólo por delante de países como México o Argentina para los que la OCDE augura una travesía de entre cinco y siete años para recuperar sus niveles de bienestar anteriores a la Covid.
Y ello a pesar de que la OCDE espera de España en los próximos dos años una recuperación sensiblemente más vigoroso que la del resto de economías del euro. De hecho, según las proyecciones elaboradas por los analistas del organismo internacional será el país de la zona euro con el mayor crecimiento este año y todavía más en 2022, por el doble efecto benéfico esperado del ritmo actual de vacunación y de los fondos europeos que deben empezar a llegar en los próximos meses.

En su informe de perspectivas publicado este lunes, calculan que el PIB español subirá un 5,9 % en 2021, lo que significa dos décimas más de lo que había anticipado a comienzos de marzo. Para el próximo ejercicio, la revisión es todavía mucho mayor, de 1,5 puntos, hasta el 6,3 %, porque será entonces cuando se harán sentir plenamente en la actividad económica el impacto de la vacunación en sectores que han estado cerrados por la pandemia como el turismo, así como el dinero europeo.

El relato gubernamental sobre la crisis ha hecho bandera de la capacidad que "esta vez", se subraya, han tenido las autoridades para impedir una sangría de puestos de trabajo como la acaecida en la gran crisis financiera, gracias al despliegue de los ERTE y del resto de medidas del escudo social. La OCDE ha difundido este lunes una fotografía más amplia de lo sucedido con el empleo en las principales economías desarrolladas y la imagen que plasma tampoco deja a España en un buen lugar. Los datos del Instituto Nacional de Estadística revelan que desde el inicio de la crisis alrededor de 760.000 trabajadores han perdido su puesto de trabajo en España - llegaron a ser cerca de 800.000 - y el Gobierno presume de haber evitado la destrucción de al menos un millón de puestos de trabajo más con los ERTE. Lo que dice la comparación internacional realizada por la OCDE es que España es la sexta economía avanzada que ha destruido más empleo entre 2019 y 2020 y la primera con bastante diferencia si del análisis se excluyen países como Chile, México o Estados Unidos y se busca la referencia de las economías más avanzada de la Eurozona o de la Unión Europea.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda