FUNCAS: El empleo efectivo se acelera en mayo 

02 de junio de 2021

El empleo efectivo -afiliados a la Seguridad Social menos trabajadores en ERTE y autónomos con prestación- aumentó en mayo, en términos desestacionalizados, en 106.000 personas, lo que supone una aceleración respecto a marzo y abril, meses en los que el incremento fue de en torno a 75.000, como consecuencia del final del estado de alarma.

Compartir en:


El número de afiliados aumentó en 211.923 (36.000 en términos desestacionalizados por Funcas), en línea con el incremento habitual en un mes de mayo antes de la pandemia. La cifra bruta alcanza ya el nivel de febrero de 2020, aunque todavía es inferior en 175.000 a la de mayo de 2019, e incluye a 573.000 trabajadores que siguen en ERTE y 458.000 autónomos que reciben prestación.
El paro registrado cayó en 129.378 personas, el mayor descenso en un mes de mayo. Por su parte, el gasto en prestaciones por desempleo bajó en abril a 2.500 millones de euros, la mitad que en el mismo mes de 2020, aunque un 70% por encima del mismo mes de 2019. De esa cifra, 632 millones corresponden a prestaciones por ERTE.

El final del estado de alarma acelera el empleo efectivo
El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 211.923 en mayo, en línea con el incremento habitual en este mes antes de la pandemia. La cifra bruta alcanza ya el nivel de febrero de 2020, aunque todavía es inferior en 175.000 a la de mayo de 2019, e incluye a 573.000 trabajadores que aún siguen en situación de ERTE y 458.000 autónomos que reciben prestación.
En términos corregidos de estacionalidad, el incremento de mayo equivale a un ascenso de 36.000 (cifras desestacionalizadas por Funcas), a lo que se suman 73.800 trabajadores recuperados de los ERTEs (media mensual). Así, el empleo efectivo, que resulta de excluir de la cifra total de afiliados los que están en ERTE y también los autónomos con prestación, aumenta en 106.000 en términos desestacionalizados, lo que supone una aceleración con respecto a los meses de marzo y abril, en los que el incremento fue en torno a 75.000.
Una parte importante del incremento de 36.000 afiliados ha tenido lugar en los servicios de no mercado, de modo que el aumento de la afiliación en el sector privado no agrícola ha sido de 16.000 en términos desestacionalizados. Destaca la positiva evolución en la industria, con 9.600 afiliados más en términos desestacionalizados, así como en la construcción, donde el empleo efectivo supera ya la cifra anterior a la pandemia (solo 6.100 trabajadores se mantienen en situación de ERTE). En línea con lo esperado, el incremento de la afiliación en los servicios de mercado ha sido muy moderado debido a que estos sectores están recuperando empleados de los ERTE (solo en la hostelería han retornado unos 40.000 en mayo).

El número de desempleados registrados descendió en 129.378, que equivale a una caída de 33.000 en términos desestacionalizados. La cifra de contratos registrados sigue creciendo, y en mayo fue un 81,7% superior a la de hace un año, aunque aún era inferior a la cifra de 2019, especialmente en el caso de los temporales.
El número de beneficiarios de prestaciones se reduce
El gasto en prestaciones por desempleo en abril ascendió a 2.500 millones de euros, la mitad que en el mismo mes del pasado año, aunque un 70% por encima del mismo mes de 2019. De dicha cifra, 632 millones corresponden a prestaciones por ERTE. El número de beneficiarios se reduce en un 53%, aunque es un 23% superior a la de 2019. La tasa de cobertura de desempleo se redujo hasta un 59,55%

Compartir en:

Crónica económica te recomienda