Además, la recaudación tributaria. patina

10 de junio de 2021

A la espera de ver si el calendario de cumbres internacionales para fijar un tipo mínimo de Sociedades global da margen al Gobierno para impulsar esta medida en España ya desde 2022, el alza del tributo incluida en las cuentas de 2021 apenas ha dado frutos por ahora. 

Compartir en:



En concreto, el aumento de la presión fiscal sobre dividendos de filiales no aporta de momento ni el 1% de su objetivo anual, si bien el fisco confía en reconducir la cifra a lo largo del ejercicio. En total, en todo caso, el conjunto de novedades tributarias del Presupuestos de 2021 solo deja hasta abril la mitad de los ingresos esperados.
En el caso de Sociedades, la principal novedad fue la rebaja del 100% al 95% en las exenciones sobre dividendos y plusvalías de participaciones de empresas españolas en filiales, lo que supone comenzar a gravar al 25% de tipo nominal del tributo (30% en el caso de banca y petroleras) ese 5% no exento. La medida, que durante tres años no afecta a firmas con facturación inferior a 40 millones de euros, supone pagar 1,25 euros (o 1,3) por cada 100 recibidos y su objetivo es recaudar 473 millones este año (y 1.047 el próximo). Hasta abril, sin embargo, la Agencia Tributaria solo ha registrado cuatro millones de ingresos por esta vía, el 0,8% de lo esperado para el año, tras el primer pago fraccionado del impuesto.
Así, el alza del IRPF para rentas altas ha aportado 37 millones en cuatro meses de los 144 estimados para el conjunto del año (de seguir así quedaría en 111); la subida del IVA sobre bebidas edulcoradas deja 34 millones de los 340 que se espera ingresar en el ejercicio (va hacia 102); y el incremento del gravamen sobre seguros arroja 133 millones de 455 para todo 2021 (se dirige a 399). Se trata, eso sí, de datos preliminares. La liquidación de cada impuesto y la reactivación económica podrían elevar estas cifras.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda