La Sareb como ejemplo 

23 de junio de 2021

En un momento de su intervención  de Guindos, ha asegurado que Sareb fue un instrumento útil que ha ayudado a que a día de hoy no existan dudas sobre los bancos españoles y a que el país creciera por encima de la media. "Evidentemente fue fundamental",

Compartir en:

De Guindos ha subrayado que los 'bancos malos' fueron una fórmula que se aplicó en prácticamente todos los planes bancarios de Europa. El actual vicepresidente del BCE considera que su creación fue crucial para poder retirar los 200.000 activos tóxicos de las entidades con problemas, que se pagaron mediante bonos avalados por el Tesoro con unos 50.781 millones de euros, un precio que más tarde se determinó que estaba sobrevalorado. El exministro se ha limpiado de culpa y ha matizado que fue el Banco de España quien hizo las estimaciones.
Uno de los problemas más recientes es que Sareb se ha convertido en un lastre para las cuentas públicas del Estado. La agencia estadística europea, Eurostat, obligó a cargar dentro del balance público este compromiso, una nueva reclasificación que ahoga con casi 35.000 millones de deuda extraordinaria y algo más de 7.000 millones de euros de déficit. Esta nueva contabilidad provoca que la deuda sobre PIB de España se dispare y sobrepase el 120%, precisamente lo que se quería evitar con su creación. 
En cualquier caso, todavía le quedan siete años de vida teórica (que podría ampliarse) y Guindos confía en que si continúa aplicando sus planes de forma correcta y el sector inmobiliario español se mantiene, podrá reducir "muy notablemente" los 34.918 millones de euros de deuda pendiente. Hasta el momento, solamente se han devuelto 15.863 millones de euros, un 31,2% del volumen inicial. Además, ha recalcado que la nueva contabilización que afecta al Estado en realidad no supone gran inconveniente porque "no afecta a los planes del Tesoro al no requerir de nuevas emisiones". 


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda