Los sindicatos reclaman poner fin a los bajos salarios 

23 de junio de 2021

UGT y CCOO han reclamado al Gobierno que eleve con carácter retroactivo el salario mínimo interprofesional (SMI) un 2% en 2021, en contra de la opinión de los empresarios, a fin de cerrar una larga etapa, iniciada en 1980, y espoleada con la reforma laboral de 2012, marcada por la percepción de bajos salarios en nuestro país.

Compartir en:

Los sindicatos han exigido de nuevo la subida del SMI una vez conocidos los datos de la Encuesta de estructura salarial que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos resultados manifiestan que un gran porcentaje de la población carece de ingresos suficientes para vivir con dignidad en España, según aseguran la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), los dos principales sindicatos del país. La encuesta señala que el salario medio anual bruto subió en España un 1,6% en 2019 con respecto a un año atrás, hasta rozar los 24.400 euros. Una subida que CCOO inscribe dentro de un movimiento iniciado un año atrás, gracias al pacto entre los sindicatos y los empresarios, y sobre todo a la subida del 22% del salario mínimo interprofesional (SMI).
Estos dos acuerdos, continúa el sindicato, permitieron “romper la dinámica” iniciada en 2014, marcada por la “no participación” de los salarios en la riqueza generada. “El salario que se cobraba en 2017 por realizar el mismo trabajo que en 2008 era un 9,5% inferior en términos reales”, afirma el sindicato, que pone de relieve el proceso de la llamada devaluación salarial.

También UGT hace hincapié en esta circunstancia. Y pide que se derogue definitivamente la reforma laboral de 2012, el cambio normativo puesto en marcha precisamente para desencadenar la devaluación del factor trabajo, como método de superar la crisis iniciada en 2007, según vienen denunciando los sindicatos.
UGT califica de “moderado” el incremento del salario medio del 1,6% en 2019 respecto al año anterior; y recuerda que mientras tanto los precios subieron un 0,7%, lo que reduce a nueve décimas la ganancia del poder de compra del salario medio en 2019.
La central que encabeza Pepe Álvarez enfatiza las grandes diferencias que esconde la encuesta de estructura salarial que elabora el INE. Y en concreto, el hecho de que casi el 65% del total de los trabajadores presenta ingresos inferiores a dos veces el salario mínimo interprofesional (SMI), fijado en 2019 en 900 euros al mes por catorce pagas.
De ellos, un 18% de los trabajadores percibieron ingresos anuales por debajo del SMI; en parte como consecuencia de la subida del 22% de esa renta aquel año, desde unos 737 euros hasta los citados 900 euros.

Ambos sindicatos abogan por retomar cuanto antes las subidas del salario mínimo interprofesional (SMI), hasta alcanzar la cifra de casi 1.050 euros, en catorce pagas, fijada por los expertos de la comisión que analiza la evolución de esta renta.
Además, UGT y CCOO instan a los empresarios a negociar un nuevo acuerdo por el empleo y la negociación colectiva (AENC), tras el “paréntesis” de la pandemia, y acordar así un nuevo marco de recomendaciones que permita elevar los salarios; así como hacer realidad la meta de 1.000 euros de salario mínimo por convenio, plasmada en el anterior acuerdo. “No se puede excluir a los perceptores del SMI si no se quiere volver a la larga etapa de insuficiente crecimiento de esta salario que se produjo entre 1980 y 2016”, subraya CCOO. En esta línea, UGT reclama colocar “en el centro de la agenda política” el crecimiento de los salarios, y acabar de este modo con la situación “endémica” de bajos salarios en España.
“Hay que tener en cuenta que el salario más frecuente en 2019 fue tan solo de 18.490 euros brutos, un 24,2% inferior al salario medio”, enfatiza el sindicato.
CCOO, por su parte, reclama una subida del 2% del salario mínimo interprofesional (SMI) en 2021, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2021; habida cuanta del “importante boom económico” que se espera durante la segunda mitad del año, gracias a las vacunas, y como preludian los último datos conocidos de afiliación a la Seguridad Social, de la primera quincena de junio.

Finalmente, los sindicatos reclaman atención sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres; un 19,5%, si se tiene en cuenta la media anual de ingresos, no el salario por hora; que se traduce en un descenso cercano a 2 puntos respecto al año anterior, “pero aún muy elevada”, según UGT.
En 2019 los salarios de las mujeres aumentaron más que los de los hombres, un 3,2% en el primer caso, frente al 0,7% en el segundo, aunque lo cierto es que las mujeres ganaron de media unos 5.250 euros menos que los hombres durante aquel ejercicio.



 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda