jpmorgan

Morgan Stanley: la variante Delta puede restar hasta un 2,5% al PIB 

04 de julio de 2021

La variante Delta del coronavirus es ahora la gran preocupación en los mercados y fuera de ellos. Morgan Stanley reconoce que este verano podría repetirse en Europa lo que ocurrió el pasado con la variante Alpha, es decir, que Delta lleve a que las altas expectativas puestas en la temporada estival defrauden porque acabe obligando a imponer nuevas restricciones, retrasando así la recuperación económica.

Compartir en:

El banco estadounidense asume que esto podría ocurrir y avisa de que habrá que estar muy pendiente de la evolución de Reino Unido para anticipar lo que pueda acabar pasando en Europa. Allí, Delta está al menos un mes más avanzada en su propagación en comparación con el Viejo Continente, y el Gobierno está planteando levantar todas las restricciones el 19 de julio. Las cifras, sin embargo, hacen complicado que esas medidas se relajen, con un crecimiento de los casos por encima del 40% de media en el último mes. "Con el índice de hospitalización actual en el 4%, las admisiones a mediados de julio podrían estar en el nivel en el que el Gobierno británico reimpuso las restricciones en noviembre de 2020", calcula el banco.
Con todo, Morgan Stanley ve riesgos en su escenario base- según el cual habrá una rápida recuperación económica en Europa-, espera que algunas restricciones sigan en vigor y advierte del impacto de la situación especialmente en el turismo de los países del Sur de Europa, entre los que se encuentra España.

Incluso en el escenario más benigno, Morgan Stanley prevé más restricciones a los viajes internacionales para tratar de contener la variante Delta del Covid, y esto "afectaría al sector turístico, crucial para el Sur de Europa, por segundo verano consecutivo", anticipa.
"La carrera entre las vacunas y las variantes vuelve a estar en pleno apogeo"
En el "escenario 1", el menos grave, la entidad plantea una reducción del 30% de las pernoctaciones extranjeras y una caída del 10% en las pernoctaciones nacionales en julio y agosto, antes de rebajarse a la mitad en septiembre. El impacto estimado de este panorama en las economías del Sur oscila entre el -0,5% del PIB de Italia y algo menos del -1% en el PIB de España y Grecia. "Este escenario seguiría siendo ligeramente mejor que el del año pasado", precisa Morgan.

En el "escenario 2", estos expertos suponen una reducción del 70% de las pernoctaciones extranjeras, con un descenso del 50% de las estancias nacionales, lo que aumentaría significativamente el impacto hasta el -1,5% en Italia y entre el -2,5% y el -2,3% en España y Grecia. "Es importante señalar que seguimos esperando un crecimiento en el tercer trimestre en estas economías, pero a un ritmo mucho más débil. Este escenario sería coherente con un aumento significativo de las restricciones, tanto en el ámbito nacional como en el fronterizo", concluyen.

Bank of America cree que el impacto de la variante Delta no se limitará al verano, sino que "el otoño también podría ser más complicado ahora". El banco explica que "la carrera entre las vacunas y las variantes vuelve a estar en pleno apogeo" y que, "aunque la vacunación debilita el vínculo entre los casos y las hospitalizaciones, no lo rompe del todo". "Habría que ajustar la combinación de políticas: quizás un PEPP (programa de compras de emergencia para la pandemia) más largo por parte del Banco Central Europeo, lo que no es fácil, pero es la reacción natural", indican desde la firma.

BofA reconoce que Delta aumenta los riesgos a la baja en su escenario de recuperación. "Nos pone nerviosos", declaran. "La incidencia está aumentando de forma importante en Reino Unido, la hospitalización está empezando a repuntar, aunque desde niveles bajos. En el continente, la incidencia ha aumentado en Portugal, donde Delta ya es dominante, y está empezando a aumentar en España, sobre todo en Cataluña. Por tanto, estos son los países que se observan de cerca como guía para el resto de Europa. Esperamos que los avances en la vacunación sean suficientes para contener la presión sobre el sector sanitario. Pero el riesgo es que, aunque la relación entre hospitalizaciones y nuevas infecciones sea ahora menor, al final el sector sanitario se vea desbordado", afirman.

Las bolsas europeas han vivido momentos delicados esta semana precisamente por el temor al impacto de la variante Delta en la temporada turística de verano y, por ende, en la recuperación económica. El Ibex cayó con fuerza el lunes por el derrumbe de todos los valores turísticos debido a las medidas restrictivas que están anunciando distintos países para frenar al Covid. España ha dicho que exigirá vacuna completa o PCR negativa a los turistas de Reino Unido.



 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda