¿Ha dejado España de ser un país de propietarios? 

05 de julio de 2021

La tradicional idea de que comprar es mejor que alquilar empieza a desvanecerse. Al menos en materia de vivienda, ya que cada vez son menos los que admiten que quieren ser propietarios. Entre los que deciden hipotecarse, la compra de vivienda como inversión es el principal motivo.

Compartir en:

El 28% tiene intención de compra de una vivienda en España, un porcentaje mayor que la media europea y por encima de países como Reino Unido, Alemania y Holanda. Sin embargo, solo al 23% le gustaría dejar de estar de alquiler y convertirse en propietario. Así se refleja en la encuesta sobre hipotecas y vivienda realizada por TFI Consumer Research de ING en ocho países europeos. De ella también se saca que el 25% de los españoles quiere mudarse a una casa mejor. Para el 15% el cambio viene motivado por la decisión de independizarse y para el 10% por la necesidad de dejar su casa habitual que ya no se pueden permitir.

En cuanto a la forma de compra, el 77% tiene intención de contratar una hipoteca y, precisamente, esta es una de las variables que más influyen en los españoles a la hora de dar este paso. Así, para el 50% el precio de la hipoteca es decisivo en el momento de la compra. La situación más común de los españoles en cuanto a vivienda es la propiedad con hipoteca (35%), seguido de la propiedad sin hipoteca (31%) y el alquiler (21%). Entre los que tienen hipoteca, sólo un 13% afirma encontrar dificultades a la hora de pagar las cuotas y el 35% está pensando en amortizar de manera anticipada en el futuro y de estos, el 51% dice que lo hará recurriendo a sus ahorros.
En cuanto al coste de la vivienda, tres de cada cuatro creen que el precio, tanto de compra como de alquiler, está por encima de su valor y, además, el 58% considera que los precios seguirán subiendo en el próximo año. También, el acceso de los jóvenes a una vivienda es un aspecto que preocupa a siete de cada diez españoles que señalan que en los próximos tres años será más difícil para este colectivo comprar.

Según los último datos del Instituto Nacional de Estadística , el número de hipotecas constituidas sobre viviendas se disparó un 32,1% en abril respecto al mismo mes de 2020, hasta sumar 31.909 préstamos. Con este avance, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena dos meses de ascensos interanuales. "El mercado hipotecario avanza en el año ofreciendo señales de cierta recuperación de parte del terreno perdido en 2020", apuntan desde la asociación de consumidores Asufin, cuyo último barómetro señalan que este cambio de tendencia "se nota, aunque ligeramente, en las decisiones de los consumidores, con una percepción mayor de oportunidad de compra y un cierto descenso del pesimismo sobre la situación económica futura".

El número de encuestados que declara tener intención de pedir una hipoteca sube ligeramente con respecto al barómetro de 2020, pasando a representar del 1,9% al 2,4%. Este mayor optimismo también se refleja en la caída del porcentaje de los que deciden dar marcha atrás en su decisión de hipotecarse. Hace un año, el 9,7% de los encuestados señalaba que tenía intención de pedir una hipoteca y había cambiado de idea; ahora desciende al 4,1%. En el lado contrario, los que no iban a pedir una hipoteca y ahora deciden hacerlo, alcanzan el 1,8%, frente al 1,1%, registrado en 2020. La compra de vivienda como inversión es el principal motivo para los que deciden hipotecarse (54,5%).
Entre las motivaciones, la situación económica (59,3%) sigue siendo el principal freno para pedir una hipoteca, seguido de la disminución de los ingresos (22,1%). Para los que deciden abordar esta compra, la razón principal es creer que van a encontrar mejores precios (43%), incluso por encima de que pueda ser una buena oportunidad de inversión (38,1%).
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda