Las jubilaciones de funcionarios se disparan

15 de julio de 2021

Ante un futuro mas que complejo, los funcionarios han decidido anticipar su jubilación y durante el primer semestre de 2021 se han jubilado 9.160 funcionarios antes de los 65 años, frente a los 6.486 del mismo periodo del año pasado Según datos del Ministerio solo entre los meses de enero y junio se han retirado 9.160 efectivos antes de cumplir 65 años, frente a los apenas 6.486 que lo hicieron en el mismo periodo de 2020 y los 7.175 de 2019

Compartir en:

 Mientras, el número de altas globales han aumentado casi un 30%. Esta tendencia se podría mantener e incluso acelerarse en los últimos seis meses del años, un tramo en el que las jubilaciones se duplican -como se observa durante los últimos años-, sobre todo por el aumento de los retiros de los docentes tras el final de curso.

Así, durante el último semestre de 2020 se produjeron 30.435 retiros -frente a los 13.111 de los seis primeros meses de 2021- y dos de cada tres -20.668- tuvieron lugar antes de los 65 años. El parón de muchos servicios públicos durante la pandemia no ha tenido apenas incidencia en la tramitación de expedientes de jubilación entre los funcionarios de clases pasivas, ya que en el año de la Covid se produjeron 2.800 altas más -un 7,5%- que en el ejercicio precedente. Desde el 1 de julio de 2020 hasta el 30 de junio de 2021, 29.828 funcionarios han optado por el retiro voluntario, frente a los 24.842 que lo hicieron durante el último semestre de 2019 y el primero de 2020.  
El envejecimiento de la plantilla pública, en la que más de un millón de efectivos -de los 2,6 millones actuales- tiene entre 50 y 59 años y en la que áreas como la Seguridad Social cuentan con trabajadores que de media tienen 56 años, también está contribuyendo al incremento progresivo de los retiros. Las administraciones perderán hasta 2025 casi 331.000 efectivos tras llegar a la edad de jubilación y cerca de 900.000 en la próxima década, la mayoría funcionarios que entraron masivamente en la Administración en los años 80 y 90 por el desarrollo del Estado de las Autonomías y la mejora del bienestar social.

La Subdirección General de la Gestión de Clases Pasivas, dependiente de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, muestra que la edad media de retiro de los funcionarios de clases pasivas se situó en 61,97 años en 202o, casi dos años y medio menos que los trabajadores vinculados a los regímenes de la Seguridad Social. Desde 2018, la edad media de jubilación entre los funcionarios ha subido solo tres meses, una evolución que previsiblemente variará poco tras el espaldarazo de los representantes de PSOE y Partido Popular en la Comisión del Pacto de Toledo a este colectivo y su singular jubilación. 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda