El mercado laboral europeo se calienta

18 de julio de 2021

Los expertos de Oxford Economics, estiman que si la contratación sigue creciendo al ritmo actual se crearán alrededor de 2 millones de puestos de trabajo de aquí a final de año, con lo que se recuperarían casi dos tercios de los empleos perdidos en la Eurozona desde que comenzó la pandemia de Covid-19. 

Compartir en:

"El empleo debería volver a los niveles anteriores a la crisis en el segundo semestre de 2022", dicen los analistas de esta firma, que recuerdan que eso supondría un rendimiento "notablemente superior" al esperado hace solo unos meses. Y es que, resaltan, "el mercado de trabajo se ha comportado mejor de lo previsto, ya que las medidas de emergencia introducidas durante la pandemia", incluidos los planes de suspensión como los ERTE en España, "evitaron los despidos masivos".
De hecho, en Oxford Economics estiman que estas medidas, que para finales de año se habrán retirado ya en buena parte de la zona euro, "salvaron 55 millones de puestos de trabajo en todo el bloque en 2020". "Esperamos que el empleo se recupere mucho más rápido que después de la crisis financiera global", añaden estos estrategas.

Aunque también dicen que el mercado laboral estará "a prueba" en lo que resta de 2021. "A medida que se levanten las medidas de contención en toda la Eurozona, los regímenes de permisos excepcionales se retirarán progresivamente hasta finales de este año. Esto pondrá a prueba al mercado laboral porque la recuperación económica aún no es completa, especialmente en los sectores más afectados por la pandemia", remarcan.

Los trabajadores en ERTE o cualquier otro sistema especial "disminuirán de forma constante desde ahora hasta el cuarto trimestre", y volverán a la media anterior a la crisis para el primer trimestre de 2022. Son las estimaciones de Oxford Economics, que cree que "esto hará que la resistencia relativa del mercado laboral se desvanezca gradualmente y vuelva a darse una relación procíclica entre el empleo y el PIB", de forma que el crecimiento económico "superará la recuperación del empleo, invirtiendo la tendencia observada a lo largo de la crisis" del coronavirus.

No obstante, los analistas de esta firma insisten en que el mercado laboral "seguirá recuperándose de forma sostenida incluso después de que finalicen las medidas excepcionales" acordadas por los países para proteger el empleo. "Las últimas encuestas muestran una fuerte confianza en la recuperación del mercado laboral", inciden, destacando que las expectativas de desempleo de los hogares "están ahora cerca de mínimos históricos" mientras que las intenciones de contratación de las empresas "son elevadas en todos los sectores" pero, sobre todo, en el servicios.

"Por lo tanto, esperamos que la fortaleza del mercado laboral continúe el próximo año. En particular, las intenciones de contratación en los sectores más afectados -el comercio minorista, la hostelería y el turismo- son ahora extremadamente altas", resaltan. ¿A qué se debe su optimismo? Pues a que "históricamente las expectativas de desempleo han mostrado una fuerte correlación con la variación real de la tasa de desempleo", lo que significa que "si la relación se mantiene, la tasa de desempleo de la zona euro debería caer 0,5 puntos interanuales en junio, hasta el 7,4%, que es el nivel anterior a la crisis".

Como dicen, los bajos temores de desempleo también refuerzan su opinión de que "los consumidores están dispuestos a gastar los ahorros acumulados durante los cierres, lo que será un motor esencial de la recuperación". Eso sí, resaltan, "mientras la demanda se mantenga".

En cualquier caso, desde Oxford Economics destacan que hasta hora las medidas de apoyo han evitado un aumento de las insolvencias empresariales, por lo que ahora "existe el riesgo de que las quiebras aumenten una vez que se levanten estas iniciativas, especialmente en los sectores más afectados, como la hostelería, el comercio minorista y el transporte".
Sin embargo, no se debe olvidar que estos sectores muestran una equilibrio en la tasa de creación/destrucción de empresas, lo que sugiere que "aunque se materialice un aumento de la insolvencia, podría compensarse con la creación de nuevas empresas en estos sectores si hay demanda". El mejor ejemplo de ello, dicen los expertos de esta firma, está en España, donde prevén una recuperación del empleo "más rápida que en las otras grandes economías de la Eurozona, ya que depende en mayor medida del turismo".

Por último, estos estrategas piden a los políticos que "mantengan el apoyo al mercado laboral más allá del fin de las restricciones", porque las intenciones de contratación positivas en los sectores más afectados podrían estar impulsadas por la perspectiva de un verano fuerte, pero "corren el riesgo de desinflarse rápidamente una vez que haya terminado la temporada de vacaciones". Y esto es algo que ya ocurrió el año pasado en países como Francia. "La condición crucial para que el mercado laboral se recupere de forma sostenible es que el repunte de la demanda sea duradero, especialmente en los sectores más afectados. En este sentido, es esencial que el apoyo fiscal pase progresivamente de evitar los despidos a través de los planes de suspensión hacia el apoyo al empleo, dirigiéndose activamente a los sectores más vulnerables durante más tiempo", aseveran.

Pero no se pueden olvidar los riesgos para las perspectivas del mercado laboral, ya que el impacto "podría ser sustancial si se materializan", dice Oxford Economics. Identifica dos:

•    La crisis sanitaria no ha desaparecido y la amenaza de la variante Delta aumenta. Si las vacunas resultan ineficaces contra la nueva cepa del coronavirus, eso "provocaría nuevos de cierres" y entonces las estimaciones de la firma cambiarían radicalmente. En este escenario, explica, esperarían 2 millones de puestos de trabajo menos en la Eurozona a finales de 2024, en comparación con el escenario de referencia.
•    Existe el riesgo de que los consumidores no se comporten como se espera y decidan mantener sus ahorros por precaución, en lugar de aumentar su gasto. En este caso, estiman que que el empleo volvería a los niveles anteriores a la crisis a mediados de 2023, un año más tarde que en su escenario base.

"A pesar de las perspectivas relativamente positivas para el mercado laboral, el choque del Covid-19 podría dejar cicatrices a largo plazo", comentan estos analistas. La tasa de desempleo de la zona euro no solo se mantendrá por encima de los niveles anteriores a la crisis hasta 2024, sino que la tendencia a la baja registrada por algunos países como España, Italia y Francia en los últimos años "se ha interrumpido claramente y será difícil de retomar".

Del mismo modo, los cierres se tradujeron en una caída de las tasas de participación, con millones de personas que abandonaron el mercado laboral al no poder trabajar o buscar un empleo. Los grupos que presentan una situación laboral más precaria y que ya tenían las tasas de participación más débiles antes de la crisis, es decir, las mujeres y los jóvenes, "son los que más han sufrido durante esta crisis". Ahora, destacan, "existe el riesgo de que su reincorporación a la población activa sea lenta".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda