La luz continúa bajando

23 de julio de 2021

El precio de la luz será este sabado de nuevo más barata de lo que lo ha sido el viernes. En concreto la subasta del mercado arroja un precio medio de 92,02 euros por megavatio/hora, si bien la cotización se sigue moviendo en fases con un pico de 106,23 euros y un valle de 73,49 euros.

Compartir en:

Desde el máximo que el mercado cosechó el pasado miércoles y en medio de una ola de calor en toda España que no ha dado tregua el precio se ha abaratado un 13,65%. De todas maneras, este abaratimiento en el precio de la electricidad suele ser habitual en los fines de semana, en los que cae la demanda -este sábado se prevén 448 gigavatios hora (GWh)- de manera importante respecto al resto de la semana.
El precio de la energía tiene un peso cercano en la factura de en torno al 24%, mientras que alrededor del 50-55% corresponde a los peajes -el coste de las redes de transporte y distribución- y cargos -los costes asociados al fomento de las renovables, a las extrapeninsulares y las anualidades del déficit de tarifa- y el resto impuestos.

Las oscilaciones en el precio diario afectan a los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC), algo más de 10 millones, mientras que están exentos los que están en el mercado libre -unos 17 millones-, ya que cuentan con un precio pactado con su compañía.
En este contexto, la factura de la luz en julio apuntó a un encarecimiento del 35%, con respecto al mismo mes del año pasado, según datos de Facua-Consumidores en Acción. Así, el de julio será el tercer recibo más caro a nivel histórico para el usuario medio. Hasta la fecha, las cinco facturas más elevadas han sido los 88,66 euros del primer trimestre de 2012, los 87,81 euros de enero de 2017, los 83,55 euros de septiembre de 2018, los 82,13 euros de mayo de 2021 y los 81,55 euros de febrero de 2021.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda