Las ayudas directas se pierden

12 de agosto de 2021

El fondo de 7.000 millones de euros aprobado por el Ejecutivo en marzo para socorrer a las empresas golpeadas por el Covid está lejos de agotarse. "La ayuda está mal concebida", denuncia Abad, presidente de UPTA quien explica que a día de hoy se ha solicitado por parte de los autónomos y empresas menos del 40% de dichos fondos, porcentaje que se ha estancado desde hace más de un mes.

Compartir en:


El motivo, señala el directivo, es que es necesario “tener una deuda reconocida con un proveedor de la característica que sea” y estar al día con la agencia tributaria. “Si eres deudor con Hacienda no puedes acceder a las ayudas del Estado, pero tampoco de ninguna comunidad. Es el motivo principal para que miles de autónomos no puedan acogerse a las ayudas”, explica Abad. A día de hoy, según datos recabados por UPTA, solo en tres comunidades autónomas se ha solicitado más de la mitad del dinero a disposición de las empresas: Castilla-La Mancha (donde se ha pedido el 70%) y Canarias y Baleares (ambas con el 60%). En la otra punta del ranking se encuentra Asturias, donde los empresarios y autónomos de la región solo han pedido el 4% del dinero y su convocatoria se encuentra actualmente cerrada. Le sigue Cantabria (14%), Cataluña y Murcia (ambas con menos de un 20%).

Por su parte desde ATA, su presidente indica que comunidades como Madrid, Baleares, Canarias y Andalucía ya han comenzado a hacer efectivo el pago de las ayudas solicitadas, aunque “a estas alturas, de los 3,4 millones de autónomos que hay en España, ni 400.000 han llegado a solicitarlas”. “Esto tiene una solución y pasa porque se cambie la parte del Decreto Ley donde se hace referencia a las deudas con proveedores, que han de ser hasta el 31 de mayo del 2021, y que en su lugar se ponga hasta el 31 de diciembre”, explica Amor.
“Este fondo está acogido a la ley de subvenciones, no es una ayuda directa como las que han dado Alemania, Italia o Francia. Es una subvención y, como tal, tiene que asociarse a un gasto. Por eso el gasto que se exige son las facturas impagadas a 31 de mayo. El problema es que un taxista, el cual ha perdido dinero por la pandemia, no tiene facturas impagadas. Si ahora esa fecha se cambia y se pone a 31 de diciembre, esta persona puede utilizar la ayuda para pagar carburante y otro tipo de gastos de aquí a final de año”, añade Amor.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda